Principios aplicables para el crecimiento de la Iglesia
La mayor parte de los pastores adventistas
se sienten frustrados por la falta de interés
de sus miembros por los perdidos. La
iglesia parece estar mas preocupada por
discutir sobre la música y el consumo de
queso que por alcanzar a los perdidos. Si la
mitad de la energía que se emplea en
muchas congregaciones en las <<guerras
ideológicas>>
se dedicara a alcanzar los perdidos, los
resultados serian sorprendentes. Dios
seguramente se siente decepcionado al ver
que las iglesias se pelean por asuntos
minúsculos mientras que tantas personas
están esperando ser alcanzadas con el
autentico y eterno evangelio de Jesucristo.
A pesar de ellos, la situación no es
critica. Las investigaciones han revelado
que en el Siglo XXI hay muchas iglesias
adventistas vibrantes y que crecen,
incluso en los países occidentales donde
el crecimiento es mínimo.
Se han llevado a cabo diversas
investigaciones sobre el crecimiento de
las iglesias adventistas. Sin embargo, los
estudiosos no han sabido distinguir
entre el crecimiento como resultado de
traslado de miembros y el responde a la
conversión de nuevos creyentes..
Algo que observe en las iglesias que crecían
sobre la base de conversiones es cada una
de ellas había creado una cultura de
evangelización . en efecto, parecía haber
pocas diferencias en los métodos utilizados
por las diferentes congregaciones, siempre y
cuando hubieran establecido en primer
lugar una cultura establecida es cultura,
prácticamente cualquier método utilizado
daba resultados.
Una cultura de evangelización se hace
presente cuando la idea de alcanzar a los
perdidos esta entretejida en la vida de la
congregación. Esta cultura surgirá cuando
la iglesia reconozca que su identidad
misma está ligada al cumplimiento de la
Gran Comisión. Es un sello de identidad.
Cuando uno habla con los miembros de
esa iglesia, todos vibran en la misma nota
apasionada. La iglesia existe para alcanzar
a los perdidos y posee un entusiasmo
ferviente que la consume.
En estas iglesias evangelizadoras , la
reunión mensual de la junta directiva
estará enfocada en alcanzar a los
perdidos. Será el primer punto de la
agenda, y la mayor parte de la reunión se
dedicara a analizar la forma en que la
iglesia podría estar mejor capacitada para
cumplir con el mandato de Cristo.
¿Cómo podemos estimular ese tipo de
fuego en nuestra iglesia? Esa es
precisamente la pregunta clave que
necesitamos considerar. Si reconocemos
que la cultura de evangelización es el
ingrediente básico para el crecimiento de
nuestras congregaciones, ¿Qué podemos
hacer para crearla, ya que la mayor parte
de las iglesias que no creen carecen de
ella?
El primer paso lógico consiste en comenzar
predicando un sermón sobre el tema de
alcanzar a los perdidos. Este es siempre un
buen primer paso, aunque como veremos
se necesita hacer mucho más. No consiste
tan solo en predicar el sermón, sino en
presentarlo con entusiasmo.
Si la cultura de evangelización no esta
presente en el corazón del pastor o del
anciano, todos los sermones del mundo no
podrán lograr que se arraigue en la iglesia.
Cuando el dirigente de la congregación
comience a desarrollar esa pasión por los
perdidos, ese entusiasmo se hará
manifiesto en todas sus actividades. Las
iglesias son un reflejo fiel de lo que son sus
dirigentes. La pasión del dirigente pronto
se convierte en la pasión de la iglesia.
¿Qué puede hacer el dirigente para
adquirir ese amor entusiasta por los
perdidos? Sugiero que el dirigente tiene
que dedicar tiempo a contemplar la vida
y la muerte de Jesús. Allí es que tiene que
comenzar el proceso. Es también
importante que los dirigentes oren,
pidiéndole a Dios que les conceda el
mismo amor que Cristo sintió por los
perdidos.
<<Que obreros se aferran de las promesas
de Dios, diciendo: “Tu has prometido:
pedid , y recibiréis. Debo convertir esta
alma a Jesucristo”. Pedid en oración por
las almas por quienes trabajáis;
presentadlas delante de la iglesia como
objetivos por los cuales suplicar.
Esto será precisamente lo que la iglesia
necesita para que sus miembros
desvíen la mente de las cosas
pequeñas
y
sus
dificultades
insignificantes para sentir una gran
carga, un interés personal por un alma
que casi perece.
Elegid diariamente otra y aun otra
alma, buscando dirección de Dios,
colocando todo delante de él en
oración ferviente y obrando en
sabiduría divina. Mientras hagáis esto,
veréis que Dios otorga el Espíritu Santo
para convencer, y el poder de la verdad
para convertir el alma>>
Dios
fue el fundador de la Iglesia
Adventista del Séptimo Día. Esta es la
iglesia remanente de Dios. Presentar el
mensaje del fin del tiempo a otras personas
es asunto de vida o muerte. La iglesia
Adventista no es una denominación más.
Somos un movimiento establecido por Dios
con el fin de preparar un pueblo para el
regreso de Jesús.
Si esto no describe lo que usted siente en
relación con la Iglesia Adventista, quizá
usted necesite aclarar sus dudas con el fin
de hacerse eco de ese entusiasmo.
Una vez que usted se haya contagiado con el
profundo amor de Cristo y que los haya
estado expresando en sus sermones semana
tras semana, ¿Qué mas podría hacer para
que el resto de la Iglesia también se haga
eco de los que usted siente? Los sermones
son un elemento fundamental y tal vez sean
la parte más sencilla del proceso.
Sin embargo, después de que el entusiasmo
por los perdidos llegue a ser parte de la vida
misma de la iglesia, ¿Qué se podría hacer
para integrar ese entusiasmo a la vida
cotidiana?
En primer lugar, es imprescindible que exista
un elevado grado de concordancia entre lo
que el pastor predica y lo que vive.
En segundo lugar, mencione incidentes que
ilustren el amor por las almas.
En tercer lugar, el dirigente necesita trasmitir
ese entusiasmo en todos sus contactos
personales con la iglesia.
A medida que esa pasión comience a
contagiar a los demás, comenzando en el
pastor y siguiendo con los dirigentes laicos
de la iglesia, el entusiasmo colectivo
ejercerá un impacto en la vida de la
congregación.
El hecho de que algunas iglesias
adventistas comenzando a parecerse al
modelo que hemos presentado, e
incluso algunas de ellas están
experimentando un
sorprendente
crecimiento. En alguno países en vía de
desarrollo, la Iglesia Adventista crece
anualmente entre diez y doce porciento.
Sin embargo, es digno de destacar que
en años recientes una iglesia grande en
Norteamérica
experimento
un
crecimiento anual de un veinte por
ciento de conversiones.
Tendremos que buscar los perdido por
que así es Dios, y nosotros somos sus
pueblo que refleja su carácter y su
pasión. Como resultado, la iglesia estará
dispuesta a pagar el precio necesario con
el fin de crecer. La congregación
reconocerá que no es un club social que
existe para beneficio de sus miembros,
sino una agencia misionera involucrada
en una obra redentora de origen divino.
¿no habrá llegado el momento para que
usted comience a pedirle a Dios que
ponga esa pasión en su corazón, así
como en el corazón de la iglesia?
Cualquier
método
de
evangelismo
funcionara una vez establecido una cultura
de evangelización en la iglesia, y una vez que
la pasión de Dios por los perdidos se haya
convertido en un fuego consumidor. Las
iglesias en crecimiento que hemos
estudiado mostraban varias cosas en
común.
Estas iglesias utilizaban diferentes
métodos y todos funcionaban. La única
conclusión a la que podemos llegar es
que no son los métodos los que
funcionan, sino que es el entusiasta
interés de la iglesia que contribuye a la
ganancia de discípulos.
Muchas iglesias han establecido ministerio
laicos aunque, a pesar de ello, no
muestran un aumento en el numero de
conversiones. Encontramos que las iglesias
que alcanzas a mas conversos
no
solamente han despertado a los laicos para
que entiendan y se hagan cargo de su
responsabilidad, sino que han convertido
ese despertar en un trabajo real por los
perdidos.
En algunas iglesias hemos encontrado
asimismo que aproximadamente el
ochenta por ciento de los laicos estaba
participando en algún ministerio.
<<la iglesia es un centro de adiestramiento
donde el pueblo de Dios se capacita para
trabajar en diferentes ministerios y misiones.
Esa preocupación , surge como un beneficio
colateral de estar capacitado para el
ministerio, e involucrado en el mismo.
Mi experiencia en la educación cristiana es
que una actitud misionera en la iglesia
motiva a la gente a prepararse mejor,
produciendo sorprendentes resultados
respecto al crecimiento personal espiritual,
así como en el crecimiento de la iglesia.
El asunto es que una vez la iglesia haya
aceptado la cultura de evangelización ,
una de las primeras tareas será utilizar a
los laicos en el ministerio. Asignar laicos a
un ministerio sin que hay sido
implementada
una
cultura
de
evangelización dará como posible
resultado que los miembros se asignen a
ministerios equivocados.
Algunos estudiosos del crecimiento de
iglesias han analizado el caso de las
congregaciones que presentan numerosos
bautismos, y ha llegado que no existe nada
mas común entre ellas. De hecho, algunos
ha afirmado que lo único en común es que
celebran reuniones de evangelización. Y eso
es cierto, ya que el evangelismo publico
todavía desempeña un importante papel en
el crecimiento de la Iglesia Adventista.
El evangelismo publico se convierte en
una herramienta clave cuando se pone
aparte a las iglesias que crecen al añadir
conversos. He observado personalmente
a muchas iglesias que han estado
utilizando métodos modernos de
adoración con la idea de alcanzar a los
inconversos. Al menos ese ha sido su
propósito.
Sin embargo, cuando examino sus
registros bautismales encuentro que han
bautizado a muy pocos adultos. Sin
embargo , crecen ¿Cómo? Mayormente,
mediante el traslado de miembros.
Por otro lado, algunas iglesias adventistas,
que utilizan un programa de adoración
actualizado, también tiene éxito en alcanzar
a los no creyentes. Bautizan a un marcado
numero de personas, a la vez son algunas de
las iglesias de mayor crecimiento en el
adventismo. Son asimismo fieles a nuestra
herencia y doctrinas, y no ponen entredicho
a la fe adventista con el fin de alcanzar a la
gente…
Esa es la sorprendente diferencia entre
las iglesias que ganan nuevos miembros y
aquellas que se dedican a captar a los
miembros pasivos. Creo que si las
congregaciones que se enfocan en los
miembros no activos añadieran asimismo
reuniones de evangelización en su
programación, podrían alcanzar a los no
creyentes de sus comunidades.
Sinceramente debo decir que he
observado que algunas iglesias crecen en
añadir nuevos conversos sin celebrar
reuniones de evangelización; sin
embargo; estos son casos sumamente
raros, es por ellos que sugiero con
firmeza que cualquier iglesia que desee
alcanzar a los perdidos necesita incluir
algún tipo de evangelismo publico en su
programa de crecimiento.
La receta para el crecimiento garantizara
que la iglesia se ocupe de sembrar, cultivar
y cosechar. Este es otro factor que parece
ser un elemento común entre las iglesias
Adventistas que crecen gracias a la
conversión de no creyentes.
El evangelismo no es un acontecimiento o
suceso si no mas bien un proceso. Las
iglesias que crecen también lo saben.
Muchas
congregaciones
adventistas
presentan algún tipo de incremento en su
feligresía al celebrar una que otra reunión
de evangelización.
A las personas que son ganadas para Cristo
se les encarga trabajar por sus amigos y
familiares, iniciando asi un nuevo ciclo.
Toda la iglesia estará continuamente
involucrada en sembrar, cultivar y cosechar.
El proceso evangelizador es una parte vital
de la vida de la congregación.
Pocas personas podrán ser ganadas para
Cristo por medio de una única presentación
del evangelio.. por eso es obligatorio que
una iglesia no coloque todos los huevos en
una misma canasta.
Cada iglesia tendrá un programa de
crecimiento diferente. No habrá un
sombrero que les servirá a todos. Es
necesario descubrir las actividades que se
adaptan a cada programa de crecimiento .
lo mas importante y digno de recordar es
que las tres partes del proceso tienen que
mantenerse en continua actividad…
Donald McGavran, el fundador del
movimiento relacionado con el crecimiento
de iglesias, identifico siete componentes
importantes relacionados con el tema.
Estos son los factores que tiene que estar
presentes para que una iglesia crezca, y se
considera que ellos siguen siendo valiosos
en la actualidad
Un pastor optimista cuto liderazgo
dinámico ha sido instrumento para
fomentar el crecimiento de la iglesia.
Un grupo dinámico de laicos que
haya identificado, desarrollado y
utilizado los dones espirituales que se
aplican al crecimiento
Una iglesia que sea los suficientemente
grande como para ofrecer toda una gama de
servicios que supla las necesidades y las
expectativas de sus miembros.
Un adecuado equilibrio estructural de la
relación dinámica que existe entre una
celebración , una congregación y un grupo.
Una feligresía que se ha formado
básicamente a partir de un solo
homogéneo.
El empleo de métodos de evangelismo
que ya han demostrado ser eficaces, así
como el énfasis en la captación de
discípulos.
Una filosofía del ministerio que ponga en
evidencia sus prioridades, organizándolas de
acuerdo con los preceptos bíblicos.
Además de los principales componentes
de la teoría del crecimiento, los
interesados en el tema identificaron
cuatro importantes verdades que se
observan en aquellas iglesias que dan
cumplimiento a la gran comisión.
El pastor tiene que sentir deseos de
que la iglesia crezca y estar dispuesto a
pagar el precio que ello implica.
Repetimos , el crecimiento de la iglesia
depende de los pastores y de su
disposición a pagar el presión necesario,
algo que requiere, entre otras cosas, de
arduo trabajo.
Los miembros también necesitan sentir
deseos de que la iglesia crezca y estar
dispuestos asimismo a pagar el precio. No
solo el pastor tiene que estar
comprometido con el crecimiento sino
también la congregación
La iglesia necesita estar de acuerdo con las
idea de que su objetivo es hacer discípulos.
McGavran define a un discípulo como <<una
primicia para Cristo>> por lo tanto, el
principio tiene por propósito transmitir la
idea de que el evangelio implica llevar
conversos a Cristo, no en hacer que se
desarrollen como cristianos maduros.
La iglesia no tiene que estar sufriendo una
enfermedad terminal. Es obvio que las
iglesias que sufren una grave enfermedad no
podrán cumplir con la gran comisión.
McGavran define ocho enfermedades
que según el pueden ser consideradas
como mortales. Luego procede a
asignarles nombres similares a los de las
enfermedades físicas. Según McGavran,
algunas de esas dolencias no son
irreversibles.
1. La etnicitis o la enfermedades de los
pueblos fantasmas
2. La ancianidad
3. La ceguera comunitaria
4. La cooperación exagerada
5. La koinonitis
6. La asfixia sociológica
7. El desarrollo espiritual estancado
8. El síndrome de San Juan
Se han presentado ocho enfermedades o
males espirituales. Todos ellos afectan a la
Iglesia Adventista contemporánea. Si su
iglesia ha sido afectada por una o mas de
estas dolencias que tienen cura, haga algo al
respecto. No podemos darnos el lujo de tener
iglesias hospitalizadas en una sección
cuidados intensivos, mientras despreciamos
los medicamentos que Dios ofrece.
McGavra afirma que la iglesia no crecerá
mientras este siendo afectada por algunas
de estas dolencias. Por lo tanto, parte del
proceso de establecer una iglesia que
crezca consistirá en eliminar cualquier
impedimento que se opone al progreso.
En muchas ocasiones, la iglesias confunden
los principios con los métodos. Algunos de
los puntos que hemos examinado en este
estudio constituyen en realidad principios.
Entre ellos se encuentra el desarrollo de una
cultura de evangelización.
La utilización de los laicos y el
establecimiento del evangelismo como
un proceso también puede
ser
considerados principios fundamentales.
Todo crecimiento tiene que ser atribuido a
Dios. el es quien concede poder y fuerzas a
la iglesia. Sin sus bendiciones, todos
nuestros esfuerzos humanos no pueden
lograr que la iglesia crezca. El crecimiento
de la iglesia es una obra divina. Sin
embargo, Dios no obra sin tomar en
cuenta a los seres humanos.
Para que la iglesia crezca en forma
efectiva, Dios y los seres humanos
tienen que trabajar unidos . El Señor
no entrego la comisión evangélica a
los ángeles sino a los seres humanos.
<<esta es la razón por la cual la verdad del
evangelio fue confiada a hombre s sujetos
a error mas bien que a los ángeles. Es
manifiesto que el poder que obra por la
debilidad de la humanidad es el poder de
Dios; y así se nos anima a crecer que el
poder que puede ayudar a otros tan
débiles como nosotros puede ayudarnos a
nosotros también>>
La nuestra es la conjunta de Dios con
los seres humanos. Es por la razón que
la espiritualidad no se puede separar
de la genuina ganancia de almas. La
ganancia de almas y el crecimiento de
la iglesia jamás podrán asociarte a
cuestionables
motivaciones
psicológicas que hacen que algunas
personas se unan a la iglesia de Dios.
Esto es obra de Dios. es la obra en la que
nosotros los cristianos cooperamos, con
ese Dios que apasionadamente desea
utilizarnos para alcanzar a quienes aun
no lo conocen.
Una iglesia jamás podrá crecer mas allá de
su capacidad para atender las necesidades
apremiantes de las personas. Las iglesias
que creen seriamente en alcanzar a los
inconversos de la sofisticada sociedad
actual son aquellas que también
reconocen las necesidades de su
comunidad y tratan de suplirlas .
La gran mayoría de los incrédulos jamás
será si en
primer
lugar no nos
encontramos con ellos en el punto álgido
de sus necesidades.
<<únicamente el método de Cristo dara
verdadero éxito para alcanzar a la gente. El
salvador se mezclaba con los hombres
como alguien que deseaba su bien. Les
manisfestaba simpatía, atendía a sus
necesidades, y ganaba su confianza. Luego
los invitaba asi: “seguidme”>>
<< es necesario acercarse a la gente por el
esfuerzo personal. Si se dedicase menos
tiempo a sermonear, y mas al ministerio
personal, se verían mayores resultados. Hay
que aliviar a los pobres, cuidar a los
enfermos, consolar a los tristes y afligidos por
el duelo, instruir a los ignorantes, aconsejar a
los inexpertos. Hemos de llorar con los que
lloran, y regocijarnos con los que se regocijan.
Acompañada del poder de la persecución, del
poder de la oración, del poder del amor de
Dios, esta obra no podrá quedar sin fruto.>>
En una cita que se encuentra en el
Ministerio de Curación, Elena G. White
afirma en forma enfática que hasta que no
hayamos suplido las necesidades del a
persona, no tendremos derecho a conforta
a esa persona con temas espirituales. ¿en
que lugar de la Biblia encontramos que es
necesario acosar a la gente en el nombre
de Jesús, o en que lugar se habla de
acercarnos a un desconocido para
preguntarle si esta salvo?
No, la Biblia y Elena G. White son muy
claras al respecto. En primer lugar,
nuestro deber consiste en responder y
suplir las necesidades de las personas.
Solo entonces podremos invitarlos a
<<seguir a Jesús>>
La iglesia también tendrá que cambiar sus
métodos de trabajo continuamente, con el
fin de lograr un mayor impacto en la
comunidad.
Esto no significa que la iglesia tenga que
alterar su mensaje. La verdad eterna es
inamovible. Pero la forma en que esta es
presentada ha de variar y cambar de
acuerdo con la cultura. En ocasiones las
iglesias temen tanto al fracaso que jamás
intentan hacer nada nuevo.
•Diferentes métodos deben ser empleados
para salvar diferentes personas
•Los diversos métodos de trabajo son
verdaderamente esenciales para sembrar la
semilla de la verdad y recoger la cosecha
•Dios quiere que sigamos métodos nuevos y
no probados. Irrumpid sobre la gente;
sorprendedla
•Apreciado hermano, Ud. Necesita mas fe
y mas osadía y decisión en su trabajo.
Necesita mas empuje y menos timidez
[…]. Nuestra lucha es agresiva.
•No debe haber reglas fijas. Nuestra obra
es progresiva, por lo tanto hay que dejar
lugar para que los métodos sean
mejorados
•No debe existir la critica descomedida ni
la destrucción de la obra de otras
personas
Los métodos cambian, pero la verdad
eterna jamás lo hace. Las iglesias que se
interesan seriamente en seguir los
consejos del Señor intentaran de manera
continua descubrir nuevos métodos de
trabajo.
Descargar

Principios Aplicables Para El Crecimiento De La Iglesia UI