Lectura bíblica (Salmos 1:3)
“Será como el árbol plantado junto a
corrientes de aguas, que da su fruto en
su tiempo, y su hoja no cae, y todo lo
que hace prosperará.”
PROSPERIDAD
¿CONSIDERAS QUE EL SEÑOR HA
PROSPERADO TU VIDA?
“Amado, yo deseo que tú seas
prosperado en todas las cosas,
y que tengas salud, así como
prospera tu alma.” (3 Juan 2).
¿SERÁ LO MISMO SER
PRÓSPERO QUE SER RICO?
LUCAS 12:15
"La vida del hombre no
consiste en la abundancia de
bienes que posee" .
5 PREMISAS BIBLICAS SOBRE
LA PROSPERIDAD
PRIMERA PREMISA
(Lucas 11:16-21).
“También les refirió una parábola,
diciendo: La heredad de un hombre rico
había producido mucho. Y él pensaba
dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré,
porque no tengo dónde guardar mis
frutos? Y dijo: Esto haré: derribaré
mis graneros, y los edificaré mayores,
y allí Guardaré todos mis frutos y mis
bienes; y diré a mi alma:
Alma, muchos bienes tienes
guardados para muchos años;
repósate, come, bebe, regocíjate.
Pero Dios le dijo: Necio, esta noche
vienen a pedirte tu alma; y lo que
has provisto, ¿de quién será? Así es
el que hace para sí tesoro, y no es
rico para con Dios.”
PRIMERA PREMISA
LA PROSPERIDAD DEPENDE
TOTALMENTE DE DIOS
Y… ¿ el narcotraficante de la
colonia?
Y… ¿el que tiene una casa
grande y un buen carro?
“Multitud de sueños surgen de las
cosas comunes de la vida, con las
cuales el Espíritu de Dios no tiene
nada que ver. Hay también sueños
falsos así como visiones falsas,
inspirados por el espíritu de Satanás.”
TESTIMONIOS PARA LA IGLESIA TOMO 1 PÁG. 495
SEGUNDA PREMISA
DIOS PROMETE PROSPERIDAD
A LOS QUE LO SIGAN
(Deuteronomio 28-1-13).
Confirmemos aún más la
segunda premisa…
(Juan 15:7).
“Si permanecéis en mi, y mis
palabras Permanecen en
vosotros, pedid todo lo que
queréis, y os será hecho”.
TERCERA PREMISA
MANTEN LA PROSPERIDAD
“He aquí yo vengo pronto; reten lo
que tienes, para que ninguno tome
tu corona”
(Apocalipsis 3:11).
RECAPITULEMOS LAS
PRIMERAS 3 PREMISAS DE LA
PROSPERIDAD:
1.- La prosperidad depende
totalmente de Dios
2.- Dios promete prosperidad a
los que lo sigan
3.- Mantengamos la prosperidad
VAMOS POR LA CUARTA PREMISA
Deut. 15:7,8
“Cuando haya en medio de ti menesterosos de
alguno de tus hermanos en alguna de tus
ciudades, en la tierra que Jehová tu Dios te
da, no endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu
mano contra tu hermano pobre, sino abrirás a
él tu mano liberalmente, y en efecto le
prestarás lo que necesite.” Deut. 15:7,8
APRENDE A DAR DE LO QUE DIOS TE HA
PROSPERADO
El Espíritu de Profecía dice:
• “Todo lo que somos, todo lo que tenemos,
cada talento, todo nuestro tiempo, todos
nuestros tesoros, son dones que provienen
de un Creador amante, que nos creó y nos
otorgó responsabilidades de
administración” T.I. 9 p. 481
POR ULTIMO VAMOS CON LA
QUINTA PREMISA DE LA PROSPERIDAD
Lucas 20:25
“Entonces Él les dijo: Pues dad al
César lo que es del César, y a Dios
lo que es de Dios.”
DALE A DIOS LO QUE
ES DE ÉL
Y… ¿QUÉ LE PERTENECE A DIOS?
• Sal. 24:1 “De Jehová es la tierra y su
plenitud, el mundo y los que en él habitan”
• Hageo 2:8 “Mía es la plata, y mío es el oro,
dice Jehová de los ejércitos”
• Job 41:11 “Todo lo que hay debajo del
cielo es mío
• “El Señor le ha dado a los hombres
Sus bienes para que los trabajen. Él
los ha hecho Sus mayordomos y ha
colocado como sus posesiones
dinero, casa y tierras”. T.I. 9 p.245
Y… cuando ya no necesitemos
estos bienes que Dios nos ha
dado para administrarlos ¿qué
pasara con ellos?
Los Servicios Fiduciarios enseñan cómo manejar esos bienes antes
de que ya no los necesitemos:
• A hacer provisión para las necesidades propias (para el tiempo
de jubilación).
• A hacer provisión para los miembros de la familia (esposa, hijos,
padres o hermanos).
• A planificar para los necesitados y situaciones especiales en la
familia.
• A hacer provisión para otras personas de manera directa o a
través de organizaciones con fines de beneficencia.
• A hacer provisión para la causa de Dios.
MENTE CARÁCTER Y PERSONALIDAD
PÁG. 408
“Dios cuida de nosotros como seres
inteligentes, y nos ha dado su palabra
como lámpara a nuestros pies y luz
para nuestro sendero. Sus enseñanzas
tienen una influencia vital sobre
nuestra prosperidad y en todas las
relaciones de la vida”.
RECAPITULEMOS:
5 PREMISAS DE LA PROSPERIDAD
1.- La prosperidad depende totalmente de
Dios
2.- Dios promete prosperidad a los que lo
sigan
3.- Mantengamos la prosperidad
4.- Aprende a dar de lo que Dios te ha
prosperado
5.- Dale a Dios lo que es de Él
Medita en esto:
“Al disponer de la propiedad
para su familia… asegúrese
de no olvidar la causa de
Dios” (Elena White) .
Descargar

Sermon De Fiduciarios Nov 2015