Autor: Semilleros Insigth
Los Hechos
Aquélla noche el hombre entró en la habitación y
descubrió que todo estaba en desorden. El suelo
estaba cubierto de vidrios y evidentemente
húmedo. Como era de esperarse el hombre se
asustó bastante por ello. Al indagar un poco más al
interior de la habitación, descubrió lo que había
sospechado: Romeo y Julieta yacían en el suelo,
uno cerca del otro, muertos, quizá hacía ya muchas
horas. Un delgado hilo de sangre había salido del
cuerpo de Julieta.
¿Cómo pudo suceder esta fatal situación?
Primera pista:
Comentarios de Don Diego Molinares, vecino
y muy buen amigo de las víctimas:
“Lo más triste de todo es que ni Romeo ni
Julieta murieron envenenados, como suele
suceder en casos semejantes. Por eso es
increíble que Romeo haya muerto de un fatal
ahogo y Julieta por perder su vital fluido.
Romeo debió agonizar mucho más que
Julieta, antes de morir”.
Segunda pista:
Según el autor Matsumoto, el ser humano
suele abastecerse de un sin número de
estereotipos (o referentes) culturales que le
permiten comprender el mundo e interactuar
en el mundo. Sin embargo, son esos mismos
estereotipos los que llevan al ser humano a
no solucionar fácilmente problemas sencillos
de sus vidas.
Tercera pista:
El hombre sabía que Julieta siempre
buscó a Romeo cuando quería cenar.
Cuarta pista:
Vidrio: Sustancia transparente o traslúcida,
dura y frágil a la temperatura ordinaria, que
se obtiene fundiendo una mezcla de sílice
con potasa o sosa y pequeñas cantidades de
otras bases, y a la cual pueden darse distintas
coloraciones mediante la adición de óxidos
metálicos.
Quinta pista:
Esta imagen hace recordar los ojos de Julieta
al hombre que entró en la habitación:
Sexta pista:
Sobre Romeo se sabe que se identificaba con
estas dos adivinanzas:
 ¿Qué es algo y a la vez nada?
 “Todos viven sin aliento y fríos como los
muertos; nunca con sed, siempre bebiendo;
todos en malla, siempre en silencio.”
Descargar

Un buen Investigador