Es el significado subjetivo y
sentido que se le da a una
experiencia.
Según
cómo
cada
uno
interprete una situación, será
la emoción que sienta.
Ello dependerá de:
• Sus experiencias anteriores
• Su aprendizaje
• La situación concreta.
Algunas de las reacciones fisiológicas y comportamentales
que desencadenan las emociones son innatas, mientras que
otras pueden adquirirse.
Unas se aprenden por experiencia directa, pero la mayoría de las
veces se aprende por observación de las personas de nuestro
entorno
Todas las emociones son válidas. No
existen emociones buenas o malas.
Las emociones son energía y la única
energía que es negativa es la energía
estancada. Por esta razón, es necesario
expresar las emociones negativas, ya
que retenidas pueden desencadenar
problemas mayores.
SU FUNCIÓN PRINCIPAL
ES LA ADAPTACIÓN
Son
aquellas
que
son
adecuadas
en
calidad,
intensidad y duración a la
situación aquí y ahora.
Se aprenden porque el sistema familiar
prohíbe la expresión de las auténticas.
Para adaptarse al sistema familiar se
aprende a cambiar una emoción auténtica
inaceptable en esa familia por una
sustitutiva aceptable.
MIEDO
Anticipación de una amenaza o
peligro (real o imaginario) que
produce ansiedad, incertidumbre,
inseguridad.
SORPRESA
Sobresalto, asombro, desconcierto.
Es muy transitoria y nos permite
anticiparnos para saber qué está
ocurriendo.
Enojo
Rabia, ira que aparece cuando las
cosas no salen como queremos o
nos sentimos amenazados por
algo o alguien.
ALEGRÍA
Sensación de bienestar y de
seguridad que sentimos cuando
conseguimos algún deseo o vemos
cumplida alguna ilusión.
TRISTEZA
Pena, soledad, pesimismo ante la pérdida de algo
importante o cuando nos han decepcionado.
Verbalmente que se exprese
directamente:
• “Estoy enfadado porque...”
• “Me siento alegre cuando...”
• “Tengo miedo de...
El hecho de decirlo cumple una doble
función nos ayuda a expresar la emoción de forma adecuada
y a modificar nuestro pensamiento sobre la situación que
nos ha hecho sentirnos así. Es importante también que
comprendan que pueden equivocarse y en ese caso también
tenemos derecho a pedir perdón.
IMPORTANTE:
No verbalmente: esto es a través de
toda nuestra expresión corporal.
A través de acciones o conductas:
patear objetos, aventar puertas etc.
Es sano dejar salir nuestros estados emocionales.
Con esto no nos referimos a una explosión de
enfado o de ira, sino a saber expresar las
emociones de forma asertiva (sin dañar a los
demás) y constructiva, haciendo que nos sirva
para nuestro propio bienestar.
Recuerda que…
Lo que pintas, lo que escribes, lo que cantas, lo que actúas, en
general la forma como eliges expresar lo que sientes, tienes que
compartirlo con alguien más, porque de esa forma también te
permitirá modificar el pensamiento sobre la situación que te ha
hecho sentirte así, ver las cosas desde otro enfoque, plantear
posibles soluciones o formas de actuar respecto a lo que te
produjo es sentimiento.
Actividad para enseñar a nuestros hijos y a nosotros mismos a
expresar las emociones:
Todos los miembros de la familia se colocarán en circulo
en un ambiente de la casa, donde se irán pasando una
pelota (cada uno tendrá su turno de poder compartir como
le fue hoy y expresar lo que siente ).
La persona que tenga la pelota dirá lo
siguiente:
Hoy me siento…
Porque…
Podemos usar también las siguientes
preguntas:
¿Cómo te sientes hoy ?
¿Por qué te sientes así?
¿Te podemos ayudar?
• Capacidad de Adaptación
social y emocional de las
personas.
• Conjunto de habilidades que
sirven para expresar y
controlar los sentimientos de
la manera más adecuada.
Imagina que en tu barriga tienes un globo, y cada vez
que inhalas se infla y cada vez que exhalas se
desinfla. Entonces vamos a dejar que entre el aire
por nuestros pulmones . Nos ponemos la mano en
nuestra barriga y vemos como se va convirtiendo en
un globo que se va hinchando a un ritmo lento,
después vamos a ir dejando escapar el aire y
sintiendo como el globo se va desinflando poco a poco
hasta quedar vacío.
Repetir el Ejercicio cuatro veces.
Debe estar situado en una espacio libre de estímulos.
Podría ser recomendable aislar el rincón con una cortina
oscura, donde el niño que este dentro no se sienta
observado
En ese espacio se le proporcionará al niño un pliego
de papel periódico que deberá romper en trozos
muy pequeños, dándole la siguiente instrucción :
«Piensa mientras cortas este papel, en lo que te ha
provocado sentirte molesto, enojada, con rabia, y
que ha sentido tu cuerpo al estar así.
Cuando te empieces a encontrar incómodo, nervioso o
alterado, préstale atención al tipo de pensamientos que estás
teniendo, e identifica todos aquellos con connotaciones
negativas (centrados en el fracaso, el odio hacia otras
personas, la culpa, etc.)
• Di para ti mismo “¡Basta!”
• Sustituye esos pensamientos por otros más positivos
El objetivo es que el niño aprenda a
controlar sus emociones negativas.
Los niños comprenden a la perfección
cómo funciona el semáforo. El rojo
indica no pasar, es decir, esperar, el
ámbar indica que pronto se podrá
pasar, con lo cual puedes empezar a
prepararte para dar tus primeros
pasos. El verde significa puedes pasar.
Si trasladamos estos colores y lo que
representan a un ataque de ira o a una
rabieta, los niños aprenden a gestionar
sus emociones como si de un juego se
tratara. Para ello, es necesario asociar
los colores del semáforo con las
emociones y la conducta.
Hay un Rincón del Mundo que Seguro puedes mejorar…
y ese Eres TU MISMO
Ps. Luisa Barrios B.
Descargar

taller emociones para subir (1)