Presencia en la
agenda
empresarial
La
responsabilidad
empresarial
está
muy
presente en la agenda de los
países de América Latina.
Stanley Motta, presidente de
SumaRSC y uno de los
empresarios mas importantes
de Panamá se muestra “muy optimista en América Latina
porque creo que por primera vez tenemos claro cuáles son
nuestros problemas, podemos tener diferencias entre un grupo
político y otro sobre cómo solucionarlos pero por lo menos
estamos de acuerdo con la agenda. Cuando la sociedad está
de acuerdo con la agenda creo que comienzas a tener un
movimiento positivo en solución a tu problema, lo mismo pasa
en una empresa”.
Stanley Motta es el claro ejemplo de que invertir en responsabilidad
social corporativa no va en merma de los negocios. Director de un
conglomerado de negocios de finanzas, inversiones inmobiliarias y
medios de comunicación, cree en la gente. “Lo que compone una
empresa son sus activos y uno de esos activos, el más importante es
la gente La RSC motiva a la gente a tener una visión fuera de su
escritorio y fuera de lo que es su ambiente solamente, algo que
aprendí muy temprano es involucrar a los empleados en cualquier
iniciativa social o empresarial en el mundo social”
La clave, por tanto, de ese compromiso entre el trabajador con el
mundo está en la motivación. “La visión original viene por querer
exponer a la gente a los verdaderos problemas del país y al mismo
tiempo de hacer el dividendo, no solamente de hacer algo bueno o
ayudar en ese aspecto social, sino crear una motivación a ellos y un
apreciación a su propia situación, lo veo de las dos maneras, no es
solamente ir a hacer”. Con el objetivo de promover e impulsar la
RSC y unir las capacidades y fortalezas para apoyar a las empresas
de Panamá, nació SumaRSC como la unión de IntegraRSC y la Red
de Pacto Global de Panamá. Los objetivos de esta nueva
organización serían reunir bajo un mismo paraguas a las empresas
que estén comprometidas con los principios del Pacto y de la RSC
así como sensibilizar a las empresas, proporcionarles herramienta
útiles para lograr una ventaja competitiva, crear un espacio de
intercambio, fomentar las alianzas entre compañías, gobierno y
sociedad civil y ofrecer a las empresas e instituciones proyectos
nacionales e internacionales que les apoyen en la incorporación de
buenas prácticas de RSC.
“En Panamá cada vez son más las empresas que se abocan a llevar a
cabo prácticas responsables, ya sea ambiental, social o económica”,
explican desde SumaRSC, “Ser socialmente responsable o llevar a
cabo prácticas responsables es un proceso dinámico en el cual
siempre se puede mejorar, por lo que no debemos verlo como un
fin, sino más bien como un camino”. En la opinión de hacer camino
hace hincapié Stanley Motta: “No creo que haya suficiente
población con nivel de conciencia para tomar su decisión de
compra basado en la RSC, francamente creo que a la larga con más
población y con más conciencia va a venir solo”.
Y es que según aclara el exitoso empresario, “la RSC al final es
responsabilidad del empresario, no lo veo como un arma de
mercadeo todavía, tengo mis reservas de que sí es efectivo.
Creo que la verdadera efectividad viene más del lado operativo”
Stanley Motta forma parte de la segunda generación de exitosos
empresarios. Desde su experiencia acredita numerosos cambios
internos y externos de los que ha sido protagonista ya sea en
primera persona o por medio de sus empleados. Para él, exponer
al empleado a realidad más complicadas que la diaria es una
lección de aprendizaje porque sólo así “empiezo a apreciar el
mundo en el que vivo”. “Creo que el camino es que todas las
empresas entienden que la RSC es buena para la empresa, no es
simplemente caridad, no es simplemente hacer algo por el país,
es bueno para la empresa también y no hay un conflicto entre su
actividad económica y tener algún programa de RSC, puede
comenzar interno, y después al externo”, aclara el presidente de
Pacto Global e Integración de Panamá.
El Economista.
Descargar

Presencia en la agenda empresarial La responsabilidad