Reunion General
Pastor Manuel Paredes
Domingo 13 de Julio de 2014
Tema:
Primicias
GAVILLA DE LOS
PRIMEROS
FRUTOS
Para hablar de primicias hablaremos de lo
que la Palabra de dios dice al respecto
entendiendo el contexto de las Escrituras.
También desarrollaremos cual era la
intención de Dios hablando de primicias
para con Su pueblo y ¿Por qué? Lo
estableció como mandato perpetuo y
¿Cuales? Eran los beneficios de tal
promesa.
I. PRIMICIAS
A. Def. lo primero (reshit) en lugar, en
tiempo y en orden o rango , primicias,
cabeza, comienzo, primer fruto,
nuevo, principal, principio.
1. Se menciona por primera vez en Éxodo
23:19
Las primicias de los primeros
frutos de tu tierra traerás a la
casa de el Señor tu Dios. No
guisarás el cabrito en la leche de
su madre.
Éxodo 23:19
2. Tres veces al año se presentaban para
ofrecer primicias.
Éxodo 23:17
Tres veces en el año se
presentará todo varón delante
del Señor.
Éxodo 23:17
a) Primicias de Cebada ( marzo y abril)
b) Primicias de Trigo (junio y julio)
c) Primicias de frutas (septiembre y
octubre)
3. No debían de presentarse con las
manos vacías en tiempos de cosechas o
primicias ni en tiempos que subían al
Templo a adorar.
4. Las primicias eran para la Casa del
Señor.
Éxodo 23:19
Las primicias de los primeros
frutos de tu tierra traerás a la
casa de el Señor tu Dios. No
guisarás el cabrito en la leche de
su madre.
Éxodo 23:19
Para Israel eran tres veces al
año presentarse con
primicias, marcando un
principio para nosotros y es
que cada vez que haya una
nueva cosecha o una
entrada de trabajo tenemos
que recentarnos a Dios con
gratitud con nuestras
primicias.
B. Y hablo el Señor a Moisés diciendo.
Levíticos 23:9 -10
1. La tierra que Yo os doy.
Tierra (Erets): lo que producirás para
sacarte provecho para ti y tu familia
(trabajo, herencias en activos y
pasivos que te generen ganancia.
9 Y habló el Señor a Moisés,
diciendo:
10 Habla a los hijos de Israel y
diles: Cuando hayáis entrado
en la tierra que yo os doy, y
seguéis su mies, traeréis al
sacerdote una gavilla por
primicia de los primeros
frutos de vuestra siega.
Levíticos 23:9-10
2. cuando siegues. O cuando el producto
llegue a tus manos.
Segar (catsar): descolar, interrumpir,
cosechar.
a) En terminos negativos: acortar,
angustiar, desanimar, estrechar,
impacientar, quejar.
Cuando nos olvidamos del
mandamiento de las primicias
en el momento de la
Cosecha entonces en vez
de segar bendición,
segaremos maldición que es
lo antes mencionado.
3. Traedlo al Sacerdote, una gavilla por
primicia de lo primero de tu tierra.
a) La gavilla recibe el nombre de Omer.
Le llamaban “gavilla de los primeros
frutos”.
Omer: Una medida de productos
secos, es la decima parte de un
efa.
Efa: Equivale a 37 litros o 10 galones o
en nuestros términos 2 cubetas.
Éxodo 16:36
Y un gomer es la décima parte
de un efa.
Éxodo 16:36
b) El Sacerdote mecerá la gavilla y omer.
c) Después de haber entregado las
primicias también ofrecerán otras
ofrendas.
II. LA ENTREGA DE
PRIMICIAS ES
UNA FIESTA!
A. Cuando tomes posesión de ella.
Deuteronomio 26:1
1. Cuando hayas entrado.
2. Tomes posesión
3. Y la habites
Cuando hayas entrado en la
tierra que el Señor tu Dios te da
por herencia, y tomes posesión
de ella y la habites…
Deuteronomio 26:1
B. Entonces.
Deuteronomio 26:2
entonces tomarás de las
primicias de todos los frutos que
sacares de la tierra que el Señor
tu Dios te da, y las pondrás en
una canasta, e irás al lugar que
el Señor tu Dios escogiere para
hacer habitar allí su nombre.
Deuteronomio 26:2
1. Tomaras de las primicias de todo, que
sacares de la tierra.
2. Las pondrás en canasto (sobre).
3. Iras al lugar que Dios escogió.
4. Y te presentaras al Sacerdote y diras:
Deuteronomio 26:3
a) Declaro hoy al Señor que he entrado
en la tierra prometida.
Y te presentarás al sacerdote
que hubiere en aquellos días, y
le dirás: Declaro hoy al Señor tu
Dios, que he entrado en la tierra
que juró el Señor a nuestros
padres que nos daría.
Deuteronomio 26:3
5. El Sacerdote tomara tu canasta y la
pondrá delante del Altar del Señor.
Deuteronomio 26:4
Y el sacerdote tomará la canasta
de tu mano, y la pondrá delante
del altar del Señor tu Dios.
Deuteronomio 26:4
C. Entonces hablaras y dirás…
Deuteronomio 26:5
Entonces hablarás y dirás
delante del Señor tu Dios: Un
arameo a punto de perecer fue
mi padre, el cual descendió a
Egipto y habitó allí con pocos
hombres, y allí creció y llegó a
ser una nación grande, fuerte y
numerosa;
Deuteronomio 26:5
1. Un arameo a punto de perecer fue mi
padre.
2. Habito allí con pocos hombres
a) creció
b) llego a ser:
- Grande
- Fuerte
- Numeroso
3. Nos maltrataron, nos afligieron y
pusieron sobre nosotros dura
servidumbre.
Deuteronomio 26:6
y los egipcios nos maltrataron y
nos afligieron, y pusieron sobre
nosotros dura servidumbre.
Deuteronomio 26:6
4. Y clamamos a nuestro Dios, el Dios de
nuestros padres.
Deuteronomio 26:7
a) Oyó nuestra voz.
b) Vio nuestra aflicción.
c) Nuestro trabajo.
d) Nuestra opresión.
Y clamamos al Señor el Dios de
nuestros padres; y el Señor oyó
nuestra voz, y vio nuestra
aflicción, nuestro trabajo y
nuestra opresión;
Deuteronomio 26:7
5. Dios el Dios de nuestros padres nos
saco de Egipto.
Deuteronomio 26:8
a) Con mano fuerte.
b) Con Brazo extendido.
c) Con grande espanto.
d) Con señales y milagros.
y el Señor nos sacó de Egipto con
mano fuerte, con brazo
extendido, con grande espanto, y
con señales y con milagros;
Deuteronomio 26:8
D. Nos trajo a este lugar.
Deuteronomio 26:9
1. Me ha dado esta tierra.
a) Tierra que fluye leche.
b) Tierra que fluye miel.
y nos trajo a este lugar, y nos dio
esta tierra, tierra que fluye leche
y miel.
Deuteronomio 26:9
E. Y AHORA AQUÍ…
Deuteronomio 26:10
1. He traído las primicias del fruto de la
tierra que me diste.
Y ahora, he aquí he traído las
primicias del fruto de la tierra
que me diste, oh Señor. Y lo
dejarás delante del Señor tu
Dios, y adorarás delante del
Señor tu Dios.
Deuteronomio 26:10
a)
b)
c)
d)
e)
f)
Del trabajo que me diste.
Del negocio que me diste.
De la herencia que me diste.
De la empresa que me diste.
De la guanacia que me diste.
Del regalo que me diste.
2. Lo dejaras delante del Señor tu Dios.
3. Y adoraras delante del Señor tu Dios.
CONCLUSIÒN
Y te alegrarás en todo el bien que El
Señor tu Dios te haya dado a ti y a tu
casa, así tú como el levita y el
extranjero que está en medio de ti.
Cuando acabes de diezmar todo el
diezmo de tus frutos en el año tercero,
el año del diezmo, darás también al
levita, al extranjero, al huérfano y a la
viuda; y comerán en tus aldeas, y se
saciarán. Y dirás delante de El Señor
tu Dios:
He sacado lo consagrado de mi casa, y
también lo he dado al levita, al
extranjero, al huérfano y a la viuda,
conforme a todo lo que me has
mandado; no he transgredido tus
mandamientos, ni me he olvidado de
ellos.
No he comido de ello en mi luto, ni he
gastado de ello estando yo inmundo,
ni de ello he ofrecido a los muertos; he
obedecido a la voz de El Señor mi Dios,
he hecho conforme a todo lo que me
has mandado. Mira desde tu morada
santa, desde el cielo, y bendice a tu
pueblo Israel, y a la tierra que nos has
dado, como juraste a nuestros padres,
tierra que fluye leche y miel.
El Señor tu Dios te manda hoy que
cumplas estos estatutos y decretos;
cuida, pues, de ponerlos por obra con
todo tu corazón y con toda tu alma.
Has declarado solemnemente hoy que
El Señor es tu Dios, y que andarás en
sus caminos, y guardarás sus
estatutos, sus mandamientos y sus
decretos, y que escucharás su voz.
Y El Señor ha declarado hoy que tú
eres pueblo suyo, de su exclusiva
posesión, como te lo ha prometido,
para que guardes todos sus
mandamientos; a fin de exaltarte
sobre todas las naciones que hizo,
para loor y fama y gloria, y para que
seas un pueblo santo al Señor tú Dios,
como él ha dicho.
Deuteronomio 26:11-19