5 Los hombres pecamos
 Punto de partida
 Mensaje Cristiano
 El Catecismo nos recuerda
 El Youcat nos recuerda
 Canción
 Oración
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
Porque uno de los amigos ya no quiere saber nada del otro
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
Porque, sin pretender dejar al amigo, lo relega por otro plan mejor
o más interesante para ese momento
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
Porque, mientras jugaban se han dado un golpe sin querer,
pero se han hecho daño y están mal el uno con el otro.
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
¿En cuál de los tres casos, será más difícil la reconciliación?
¿En el caso en el que uno de los amigos ha decidido
romper porque ya no quería saber nada del otro?
¿En el caso del que deja plantado al amigo porque
le ha salido un plan mejor?
¿En el caso del que ha hecho daño al amigo sin
querer y se sienten mal el uno con el otro?
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
¿En cuál de los tres casos te sería más difícil (o más fácil) perdonar?
¿En el caso en el que uno de los amigos ha decidido
romper porque ya no quería saber nada del otro?
¿En el caso del que deja plantado al amigo porque
le ha salido un plan mejor?
¿En el caso del que ha hecho daño al amigo sin
querer y se sienten mal el uno con el otro?
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
¿Alguna vez alguien te
ha dejado plantado?
¿Cómo te has sentido?
Y tú, ¿has dejado plantado
a alguien?
¿Por qué fue?
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
¿Has hecho algo alguna vez
que haya llevado a que una
amistad se rompiera,
aunque tú no lo quisieras
ni lo desearas?
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
¿Cuándo has hecho daño a alguien te
cuesta pedirle perdón?
¿Te cuesta mucho perdonar a una
persona que te ha hecho daño?
¿Eres de los que piensan que, si te
hacen daño, es siempre con mala
intención?
¿Y al revés? ¿Te gusta que, cuando has
hecho daño a otro, piensen que ha sido
seguramente aposta?
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
Si alguien no sabe ser fiel a sus amigos
ni sacrificarse lo más mínimo por ellos,
entonces es imposible que
una amistad vaya adelante
y que madure;
es imposible una amistad realmente seria.
5 Los hombres pecamos
Punto de partida
La amistad puede llegar a romperse por muchos motivos
Como cristianos tenemos que estar
más dispuestos a disculpar que a condenar.
Así es como actúa Dios con cada uno
de nosotros.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Si hemos llegado a ser amigos de Dios,
y los somos por el sacramento del
Bautismo,
nuestra voluntad deber ser la de nunca
ofenderle ni alejarnos de Él.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Sin embargo, somos débiles y de hecho
nos alejamos de Dios y le ofendemos;
es decir, ¡pecamos!
Manchamos la túnica blanca que
recibimos el día de nuestro bautismo.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
No todos los pecados son iguales
y no siempre pecamos de la misma forma.
Soberbia
Avaricia
Lujuria
Ira
Envidia
Gula
Pereza
La Iglesia, iluminada por la revelación divina,
nos enseña a distinguir las diferentes formas
en que podemos atentar contra la amistad con el Señor
o incluso romperla.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Los pecados más graves
Los pecados más graves son aquellos en los que queremos ofender a Dios
directamente para romper con Él.
Esto lo hacemos cuando caemos en la idolatría, es decir, cuando veneramos
a otros dioses que no son el Dios verdadero, que es único y uno solo.
También cuando blasfemamos, es decir, cuando proferimos contra Dios,
tanto exterior como interiormente, palabras de odio, de reproche o de
desafío; cuando le faltamos al respeto en las expresiones, o cuando usamos
el nombre de Dios de forma soez y grosera.
Y, por último, cuando apostatamos, es decir, cuando rechazamos
voluntariamente creer en Dios o creer en lo que nos ha sido revelado por
Dios como verdadero.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Los otros pecados mortales
Todo acto de desobediencia a la ley de Dios en materia grave, que se
cometa con pleno conocimiento y deliberado consentimiento es un
pecado mortal.
Es decir, cometemos un pecado mortal cuando, en algo realmente grave,
sabiendo lo que Dios quiere, elegimos hacer otra cosa sin que nadie nos
obligue o coaccione.
Puede que, al obrar así, no queramos directamente apartarnos de Dios,
pero, en realidad, lo estamos haciendo puesto que le desobedecemos.
Todo lo que está contenido en los Diez Mandamientos es lo que sabemos
que nos manda hacer el Señor; y, cuando no lo hacemos, siempre en caso
de materia grave, estamos obrando mal y pecamos mortalmente.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Los pecados veniales
Cometemos un pecado venial cuando desobedecemos a la Ley de Dios en
materia leve; o bien, en materia grave, pero nos falta pleno conocimiento
y el consentimiento no es entero.
Un ejemplo de pecado venial es copiar
en un examen. No es materia grave, pero
es una injusticia: supone mentir y
engañar, y perjudica a otros.
Otro ejemplo sería no acudir a misa un
día de precepto por no saber a ciencia
cierta que lo era.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Dios nos llama a ser santos como Él es santo
El buen cristiano, por amor de Dios y por amor a los hombres,
ha de querer vivir sin cometer ningún pecado, ni mortal ni venial.
Para conseguirlo:
Hemos de pensar mucho en lo bueno que es
Dios y que el único camino para ser felices
es obedecerle, amando a nuestro prójimo e
intentado hacernos felices los unos a
los otros.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Dios nos llama a ser santos como Él es santo
El buen cristiano, por amor de Dios y por amor a los hombres, ha de
querer vivir sin cometer ningún pecado, ni mortal ni venial.
Para conseguirlo:
Hemos de tener claro que vamos a ser
tentados muchas veces y que el demonio va
a querer que nos apartemos de Dios.
La tentación casi nunca nos hará ir contra
Dios ni ofenderle directamente, sino que se
nos presentará como ocasión de hacer algo
que nos interesa, pero que supone ir contra
lo que sabemos que Dios nos ha mandado
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Dios nos llama a ser santos como Él es santo
El buen cristiano, por amor de Dios y por amor a los hombres, ha de
querer vivir sin cometer ningún pecado, ni mortal ni venial.
Para conseguirlo:
Hemos de estar dispuestos a luchar contra
las tentaciones.
Jesús se dejó tentar en el desierto por Satanás
para enseñarnos cómo vencerlas.
Los santos, hombres y mujeres como nosotros,
también tuvieron tentaciones.
Al igual que ellos vencieron, con la gracia de
Dios, asimismo nosotros podemos vencer.
Además de con su ejemplo contamos con su
ayuda, que nunca nos va a faltar.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Dios nos llama a ser santos como Él es santo
El buen cristiano, por amor de Dios y por amor a los hombres, ha de
querer vivir sin cometer ningún pecado, ni mortal ni venial.
Para conseguirlo:
Hemos de celebrar con frecuencia
los sacramentos, sobre todo la Eucaristía y
el sacramento de la Penitencia y
de la Reconciliación.
El segundo mandamiento de la Santa Madre
Iglesia nos pide:
Confesar los pecados mortales al menos una vez
al año, en peligro de muerte o si se ha de comulgar.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Dios nos llama a ser santos como Él es santo
El buen cristiano, por amor de Dios y por amor a los hombres, ha de
querer vivir sin cometer ningún pecado, ni mortal ni venial.
Para conseguirlo:
Ejemplos de penitencias:
 Si renuncio a gastarme el dinero que me dan para
chucherías y encima con ese dinero doy una limosna,
seguro que no dudaré nunca si quedarme con algo que
no sea mío.
 Si me abstengo de algún alimento, me ejercitaré para evitar
la gula y la avaricia, haciéndome capaz de practicar mejor
la caridad.
5 Los hombres pecamos
Mensaje cristiano
El cristiano ha de querer vivir sin cometer ningún pecado
Dios nos llama a ser santos como Él es santo
El buen cristiano, por amor de Dios y por amor a los hombres, ha de
querer vivir sin cometer ningún pecado, ni mortal ni venial.
Para conseguirlo:
La Iglesia nos pide practicar un mínimo de penitencias:
Ayunar y abstenerse de comer carne
cuando lo manda la Santa Madre Iglesia.
5 Los hombres pecamos
El Catecismo nos recuerda
Los hombres pecamos, aunque no siempre de igual forma
Los pecados mortales son actos humanos por los que el hombre
rompe la amistad con Dios (ENF296).
Es pecado mortal lo que tiene como objeto una materia grave y
que, además, es cometido con pleno conocimiento y deliberado
consentimiento (CCE 1857).
El hombre que peca mortalmente rompe la imagen de Dios inscrita
en su corazón, pierde la gracia y cae en la muerte espiritual, que
consiste en la separación de Dios (ENF 297)
Los pecados veniales son actos humanos que debilitan la comunión
con Dios y obstaculizan su pleno desarrollo (ENF 297).
5 Los hombres pecamos
El Youcat nos recuerda
Los hombre pecamos, aunque no siempre de igual forma
¿Cómo sabe un hombre que ha pecado?
Un hombre sabe que ha pecado porque su conciencia le
acusa y le mueve a confesar sus faltas ante Dios. (Youcat 312)
5 Los hombres pecamos
El Youcat nos recuerda
Los hombre pecamos, aunque no siempre de igual forma
¿Estamos obligados a pecar por el pecado original?
No. Pero el hombre está profundamente herido por el pecado
original y tiende a pecar. Sin embargo, con la ayuda de Dios,
es capaz de hacer el bien. (Youcat 69)
No deberíamos pecar en ningún caso.
Pero, de hecho, pecamos una y otra vez, porque somos débiles,
ignorantes y caemos en la tentación.
Por lo demás, un pecado a la fuerza no sería tal pecado, porque
el pecado implica siempre la decisión libre.
5 Los hombres pecamos
El Youcat nos recuerda
Los hombre pecamos, aunque no siempre de igual forma
¿Qué quiere decir «no nos dejes caer en la tentación»?
Como cada día estamos en peligro de caer en pecado y decir
no a Dios, le suplicamos que no nos deje indefensos ante
el poder de la tentación. (Youcat 525)
Jesús, que experimentó él mismo la tentación, sabe que somos
hombres débiles, que por nuestras propias fuerzas podemos
oponer poca resistencia al mal.
Él nos regala esta petición del Padrenuestro, que nos enseña a
confiar en la ayuda de Dios en la hora de la prueba.
5 Los hombres pecamos
El Youcat nos recuerda
Los hombre pecamos, aunque no siempre de igual forma
¿Qué es en realidad pecado?
Un pecado es una palabra, un acto o una intención,
con la que un hombre atenta, consciente y voluntariamente,
contra el verdadero orden de las cosas, previsto, así por
el amor de Dios. (Youcat 315)
Pecar significa más que infringir alguna de las normas acordadas por
los hombres. El pecado se dirige libre y conscientemente contra el amor
de Dios y lo ignora. El pecado es en definitiva «el amor de sí hasta
el desprecio de Dios» (san Agustín), y en caso extremo la criatura
pecadora dice: Quiero ser «como Dios» (Gén 3,5). Así como el pecado me
carga con el peso de la culpa, me hiere y me destruye con sus
consecuencias, igualmente envenena y afecta también a mi entorno.
En la cercanía de Dios se hacen perceptibles el pecado y su gravedad.
5 Los hombres pecamos
El Youcat nos recuerda
Los hombre pecamos, aunque no siempre de igual forma
¿Cómo se pueden distinguir los pecados graves (pecados
mortales) de los menos graves (pecados veniales)?
El pecado grave destruye en el corazón del hombre la fuerza
divina del amor, sin la que no puede existir la felicidad eterna.
Por ello se llama pecado mortal. El pecado grave aparta de
Dios, mientras que los pecados veniales sólo enturbian
la relación con él. (Youcat 316)
Un pecado mortal corta la relación de un hombre con Dios. Tal pecado tiene
como condición previa que se refiera a una materia grave y que sea cometido
con pleno conocimiento y consentimiento deliberado.
Son pecados veniales los referidos a materias leves, o los pecados que se dan
sin pleno conocimiento de su trascendencia o sin consentimiento deliberado.
Estos últimos pecados afectan a la relación con Dios, pero no rompen con él.
5 Los hombres pecamos
El Youcat nos recuerda
Los hombre pecamos, aunque no siempre de igual forma
¿Debemos de ser “santos”?
Sí. El sentido de nuestra vida es unirnos a Dios en el amor,
corresponder totalmente a los deseos de Dios.
Debemos permitir a Dios «que viva su vida en nosotros»
(beata Teresa de Calcuta). Esto significa ser «santo». (Youcat 342)
Todo hombre se hace la pregunta: ¿Quién soy yo? ¿Para qué
estoy aquí? ¿Cómo puedo ser yo mismo? La fe responde que sólo
en la santidad llega el hombre a ser aquello para lo que lo creó
Dios. Sólo en la santidad encuentra el hombre la verdadera
armonía consigo mismo y con su Creador. Pero la santidad no es
una perfección hecha a medida por uno mismo, sino la unión con
el amor hecho carne, que es Cristo. Quien de este modo logra
la nueva vida se encuentra a sí mismo y llega a ser santo.
5 Los hombres pecamos
El Youcat nos recuerda
Los hombre pecamos, aunque no siempre de igual forma
¿Qué es la penitencia?
La penitencia es la reparación de una injusticia cometida.
La penitencia no debe darse sólo en la mente, sino que debe
expresarse en obras de misericordia y en el compromiso con
los demás. También con la oración, el ayuno y la ayuda
material y espiritual a los pobres se hace penitencia. (Youcat 230)
Con frecuencia se entiende mal la penitencia.
No tiene nada que ver con maltratarse o con los escrúpulos.
La penitencia no es estar dando vueltas sobre lo mala persona que soy.
La penitencia nos libera y nos anima a empezar de nuevo.
5 Los hombres pecamos
El Youcat nos recuerda
Los hombre pecamos, aunque no siempre de igual forma
Uno se hace libre para amar mediante el dominio de sí,
que hay que alcanzar, ejercitar y mantener en todas
las edades de la vida.
A eso ayuda permanecer, en toda circunstancia, fiel a
los mandamientos de Dios, evitar las tentaciones, alejarse
de cualquier forma de doble vida o doble moral, y pedir a
Dios que me proteja de las tentaciones y me fortalezca en
el amor.
En definitiva, poder vivir un amor puro e indiviso es una
gracia y un don maravilloso de Dios. (Youcat 405)
5 Los hombres pecamos
El Youcat nos recuerda
Los hombre pecamos, aunque no siempre de igual forma
Orar purifica.
Orar hace posible la resistencia a las tentaciones.
Orar fortalece en la debilidad.
Orar quita el miedo, duplica las fuerzas, capacita para
aguantar.
Orar hace feliz. (Youcat 470)
5 Los hombres pecamos
Canción
Canción del pobre
Vengo ante Ti, mi Señor, reconociendo mi culpa,
con la fe puesta en tu amor, que tú me das como a un hijo.
Te abro mi corazón, y te ofrezco mi miseria,
despojado de mis cosas, quiero llenarme de Ti.
Que tu Espíritu, Señor, abrase todo mi ser.
Hazme dócil a tu voz, transforma mi vida entera.
Hazme dócil a tu voz, transforma mi vida entera.
Puesto en tus manos, Señor, siento que soy pobre y débil,
más tú me quieres así, yo te bendigo y te alabo.
Padre, en mi debilidad, tú me das la fortaleza.
Amas al hombre sencillo, le das tu paz y perdón.
5 Los hombres pecamos
Expresión de la fe
Oración
Te damos gracias por tu misericordia
¡Oh Dios que admirablemente creaste al hombre
y más admirablemente aún lo redimiste;
que no abandonas al pecador,
sino que lo acompañas con amor paternal!
Tú enviaste tu Hijo al mundo para destruir,
con su pasión, el pecado y la muerte
y para devolvernos, con su resurrección,
la vida y la alegría.
Tú has derramado el Espíritu Santo en nuestros corazones
para hacernos herederos e hijos tuyos.
Tú nos renuevas constantemente
con los sacramentos de salvación
para liberarnos de la servidumbre
del pecado y transformarnos,
de día en día, en una imagen
cada vez más perfecta de tu Hijo amado.
Te damos gracias por
las maravillas
de tu misericordia
y te alabamos con toda
la Iglesia
con nuestros labios,
con nuestro corazón y
con nuestras obras.
A ti, Padre santo y bueno,
la gloria y el honor por
los siglos de los siglos.
Amén.
Descargar

Los hombres pecamos