UN LEÓN DORMÍA TRANQUILAMENTE EN LA SELVA CUANDO,
DE REPENTE, UN PEQUEÑO RATÓN EMPEZÓ A JUGUETEAR CON
SU MELENA.
EL LEÓN SE DESPERTÓ
Y ATRAPÓ AL RATÓN
ENTRE SUS GARRAS.
EL RATONCITO
SUPLICÓ:
- POR FAVOR, REY DE LA SELVA, ¡NO ME COMAS! APENAS SOY UN
BOCADITO. SI ME DEJAS IR, ALGÚN DÍA PODRÉ AYUDARTE-
EL LEÓN LO MIRÓ
ASOMBRADO Y SE
PUSO A REÍR:
- ¿AYUDARME, UNA COSITA TAN DÉBIL Y PEQUEÑA COMO TÚ?
ME DAS TANTA RISA QUE, POR ESTA VEZ, NO TE COMERÉ-
UN DÍA, EL LEÓN
QUEDÓ ATRAPADO
EN LA RED
DE UNOS CAZADORES.
¿QUERÉIS AYUDAR AL LEÓN?
¡¡NOOO!! SE
COMERÁ AL
RATONCITO
¡¡SIIII!!
EL RATONCITO EMPEZÓ A
ROER LA RED HASTA QUE
LA ROMPIÓ.
¡¡Y EL LEÓN PUDO
ESCAPAR DE LA TRAMPA!!
ESE DÍA, EL LEÓN, EL REY DE LA SELVA, APRENDIÓ QUE TODOS,
HASTA LOS MÁS DÉBILES Y PEQUEÑITOS, PUEDEN AYUDAR.
FIN
AUTORAS:
ROSANNA RODRÍGUEZ MARTÍNEZ
MARÍA TORRES ÁLVAREZ
ASIGNATURA:
DESARROLLO CURRICULAR Y AULAS DIGITALES EN E.I.
COORDINADORA DE LA ASIGNATURA:
ROSABEL ROIG VILA
¡¡OYEEEEE!!
¿PERO QUÉ ES ESO
DE NO QUERER
AYUDAR?
VUELVE
A
INTENTARLO
Descargar

Presentació del PowerPoint