MUSEO A CAMPO ABIERTO
MUSEO DE ANTIOQUIA – PROYECTO CREA
ENCUENTRO INTERNACIONAL ESCUELA – ARTE – CIUDAD -
El Museo cada vez se verá más impelido a estructurarse como dispositivo
multimedial de comunicación social -y menos como contenedor
especializado de objetos estáticos, como mero repertorizador del inventario
presuntamente estabilizado del “valor estético”. Cada vez más, en
definitiva -y sin duda ese es el futuro del museo- como sistema o constelación
diseminada de dispositivos deterritorializados operando a favor no del
asentamiento y la estabilización de un genérico universalista del valor
estético, sino al contrario a favor de la multiplicación exponencial de los
imaginarios colectivos y las escenas de su encuentro activado en el dominio
de lo público.
José Luis Brea – La era posmedia
PREGUNTA PROBLEMATIZADORA
¿Cómo imbricar los temas de la educación, el arte y la ciudad,
mediante el filtro estético del museo a campo abierto?
Museo de campo abierto va más allá de pensar en un museo a la
intemperie. Museo de campo abierto infiere una configuración
de museo expandido, rizomático, versatil.
Su definición se acerca, más bien, a esa centena de museos
imposibles que describe el escritor venezolano Luis Britto
García:
• Un museo de objetos que tienen la propiedad de ser
inmediatamente olvidados.
• Un museo que lo contiene todo.
• Un museo que contiene exactamente lo mismo que
podemos encontrar fuera del museo.
• Un museo de la forma de los relámpagos.
• Un museo de los fragmentos sin sentido.
• Un museo de lo imperceptible.
• Un museo de los fracasos.
• Un museo que consiste sólo en un itinerario.
• Un automuseo que cada ser viviente dedica única y
exclusivamente a sí mismo.
• Un museo herméticamente cerrado
absolutamente el paso de todo visitante.
para
impedir
• Un museo que contiene galaxias anómalas. Un museo de
todo aquello que es insoportable contemplar.
• Un museo en el cual la única pieza que se exhibe es el
museo mismo.
• Un museo de las copias de las copias de las copias.
• Un museo que convierte en arte cualquier cosa que en él se
exhiba. (…)
La estética fenomenológica, es decir, la estética de las apariencias,
estética de lo que parece, navega en el territorio de lo sensible, Un
estado de percepción desvinculado de ideas convencionales que la
equiparan al concepto de lo bello, una estética en estrecha relación con
las responsabilidades ética y política de una comunidad.
la aplicación de esta condición será pues la estrategia de esta
articulación, porque a través de ella se logran visualizar los más
ínfimos registros e intercambios generados en la trenza ESCUELA ARTE - CIUDAD.
El análisis usado en esta imbricación, permite los intercambios más
superfluos y más triviales de nuestras prácticas cotidianas en los tres
ambientes.
INTENCIONES PEDAGÓGICAS
DE LA DIMENSIÓN ESTÉTICA
Dar a conocer la noción de estética y estésica desde su característica
de expresión de lo sensible.
Configurar una motivación que propicie la apertura de los sentidos
corporales de los individuos para el aprestamiento en los distintos
modos de relación que implican al sujeto mismo, a los demás y a su
entorno.
Generar interés por el descubrimiento de la estésis propia y la del
otro a través de herramientas artísticas.
Incidir en el reconocimiento de la poética de lo privado en
aspectos del arte público, lo mismo que el reconocimiento de
elementos de lo público en la sensibilidad privada.
Propiciar experiencias con respecto al tiempo, es decir, que el
sujeto pueda reconocer un aquí y un ahora en el encuentro con el
arte y con los hallazgos de sí mismo.
Interesar al sujeto por la historia del arte y sus temas relacionados,
y vincular en ellos temáticas fundamentales para la comprensión
del sujeto contemporáneo.
Procurar que cada encuentro se constituya en una experiencia, no
solo informativa, sino productora de sentido transformador del
bien particular y colectivo.
LA ESTÉTICA FENOMENOLÓGICA
La fenomenología no designa el objeto de su investigación, como
sí lo hacen por ejemplo, la “teo-logía” o la “antropo-logía”, cuyos
prefijos informan lo que van a tratar en sus ciencias. La
fenomenología en cambio, es una ciencia de, y no una ciencia de lo
que va a tratar. “De”, quiere decir un modo tal de captar los
objetos, es decir, estudia directamente tal y cómo se muestra en sí
mismo. “[…] hacer ver desde sí mismo aquello que se muestra, y hacerlo
ver tal como se muestra desde sí mismo.”
Es por ello que todo el aparato conceptual requerido en la
percepción del mundo se refiere a un modo de demostración y
explicación en el mismo terreno de aparición. Su interpretación
se realiza desde su propia operación, con las vibraciones estéticas
que allí interactúan: los gestos, los estados de ánimo, los colores,
las texturas, los sonidos, las maneras de acercarse o distanciarse,
los ritmos, en fin, todos los modos de conjunción entre los
individuos que eventualmente detonan en una imagen
generadora, que mediante un proceso de hipercodificación se
puede conmutar en un diseño gráfico.
Se demanda, entonces, una estética fenomenológica para revelar
las imágenes que provienen de una experincia significativa, una
estrategia para percibirla, un entrenamiento para tomar “entre
manos” algunos rastros que la hacen aparecer y que permiten
“consumirla”.
En síntesis, la fenomenología de la comunicación estética permite
analizar los comportamientos del individuo en relación con su
entorno.
En este proyecto, la fenomenología opera según el juego de
interacción sensible o emotiva durante las transacciones
cotidianas bajo un modelo de matriz prosaica capaz de abarcar el
doble orden de comunicación estética, es decir, de articular el
campo semiótico con el campo simbólico, materia prima de la
percepción humana.
El recurso utilizado en esta estrategia se denomina “Modelo
Octádico”, propuesto por Katya Mandoki, el cual es el
complemento propicio para hacer visible aquellas transacciones
menores y mayores entre los miembros de un colectivo.
MODELO OCTÁDICO
Campo
semiótico
Campo
simbólico
Matriz
Regístros
Retóricos
R. R.
Modalidades
Dramáticas
M. D.
Fluxión
Puesta en mirada, o
comunicación por medio de
sintagmas visuales
Escópico
Enfática
Comunicación por
medio de sintagmas
corporales
Somático
Comunicación por medio
de sintagmas sonoros
Acústico
Comunicación por
medio de sintagmas
verbales
Cinética
Proxémica
Léxico
Flujos de
sintagmas desde y
hacia el sujeto de
la enunciación por
retención o
expulsión de
energía, tiempo o
materia
Acentuación de un
elemento sobre los
demás en un sintagma
Manifiesta dinamismo
y estatismo
Relación de
proximidad y distancia
entre los cuerpos y/u
objetos
ALGUNAS DERIVAS PARA LA ARTICULACIÓN
ESCUELA-ARTE-CIUDAD
• Diccionario vs. Enciclopedia: la dialéctica para desbordar los
conceptos.
• ¿Quién soy mientras pienso?
• El archivo personal como museo imposible.
• El cosiámpiro, el churumbelo, el zaperoco y otros firiscusquetes
que sirven para todo.
• Zapatos imantados.
• Colecciones asquerosas.
• Sinestesias: los sonidos de mi trayecto y los olores de mi
entorno.
• Carcasas y madrigueras: lugares para exhibir las pasiones.
Descargar

museo a campo abierto