Tema:
Figuras de Pensamiento
Flor Anardis Ramírez Osorio.
Optación. Expresa deseos vehementes de alcanzar
alguna cosa.
Un no rompido
sueño, un día puro,
alegre, libre quiero;
no quiero ver el
ceño vanamente
severo de quien la
sangre ensalza o el
dinero.
F. Luis de León.
Execración. Desea que le sobrevenga males a sí
mismo.
No se honren mis
amigos de me
llevar a su lado, y
que entre fieros
moros preso,
muerto o mal
llagado, y
arrástreme mi
tritón fasta me
facer pedazos.
Romancero.
Imprecación. Desea males para sus semejantes.
Del soldán de
Babilonia, de
ése os querido
decir, ¡que le
dé Dios mala
vida, y a la
postre peor
fin!.
Romancero.
Conminación. Amenaza con males terribles.
Porque de bien se apoderó
inhumano del huérfano y
viuda, le roerá las entrañas
hambre aguda, huirá el pan
de su mano.
Su edad será marchita como
el heno; su juventud florida
caerá cual rosa de granizo
herida en medio el valle
ameno.
Meléndez Valdés.
Deprecación. Optación, seguida de una ruego o
súplica.
Sácame de aquesta
muerte, mi Dios, y
dame la vida; no me
tengas impedida en
este lazo tan fuerte.
Mira que muero por
verte, y vivir sin ti no
puedo; que muero
porque no muero.
Santa Teresa.
Obtestación. Pone por testigo a Dios y a las
criaturas presentes o ausentes.
Yo fago testigo a
Dios y a nuestro
patrón Santiago,
que no he sido
traidor en la
muerte de don
Sancho.
Romancero.
Interrupción. Pasa de una a otra sin completar su
sentido.
Moribundo yace el
Creador, mas la
maldad aterra y un
grito de furor lanza el
profundo: muerte…
Gemid, humanos:
Todos en él vuestras
manos.
Alberto Lista.
Sujeción. Formula la interrogación y da la
respuesta.
Yo ¿para qué nací? Para salvarme.
¿Qué tengo de morir? Es infalible.
¿Dejar de ver a Dios y
condenarme? Triste cosa será,
pero posible.
Lope de Vega.
Histerología. En virtud de una impresión vehemente se altera el
orden de las ideas, diciendo lo primero lo que debería decirse a lo último.
Cubre la gente el
suelo; debajo de las
velas desaparece la
mar, la voz al cielo
confusa y varia
crece, el polvo roba
el día y le oscurece.
F. Luis de León
Imposible o adínaton. Asegura que antes se
trastornarán las leyes de la Naturaleza que se realice o deje de
realizarse.
Del bien perdido, al
cabo, ¿qué nos queda
sino pena, dolor y
pesadumbre? Pensar
que en él fortuna ha de
estar queda.
Antes dejara el solo de
darnos lumbre.
Ercilla.
Permisión. Muestra la indignación, fingiendo admitir lo
contrario de lo que uno desea.
… Segad esta garganta.
Siempre sedienta de la sangre
vuestra: que no temo la
muerte, ni me espanta
nuestra amenaza y rigurosa
muestra.
Ercilla.
Hipérbole o exageración. Exagera el verdadero concepto de
las cosas, aumentándolas o disminuyéndolas.
Con mi llorar las piedras
enternecen su natural
dureza y la quebrantan; los
árboles parece que se
inclinan; las aves que me
escucha, cuando cantan con
diferente voz se
condolecen, y mi morir,
cantando, me adivinan.
Garcilaso.
Ironía. Se da a entender, por el tono, lo contrario de lo que se dice.
Tiene, por lo general, una intención burlesca, que se nota más porque su
comprensión obliga a un esfuerzo
Con respeto le llevad a las
casas, en efecto, del concejo; y
con respeto un par de grillos le
echad y una cadena; y tened con
respeto gran cuidado que no
hable a ningún soldado: y esos
dos también poned en la cárcel,
que es razón, y aparte, porque
después con respeto a todos
tres les tomen la confesión; y
aquí para entre los dos si hallo
harto paño, en efecto con
muchísimo respeto os he de
ahorcar, juro a Dios.
Calderón.
Entre las diversas especies de ironía cuenta
también la:
•La Antífrasis
•El Asteísmo
•El Sarcasmo o
escarnio
Descargar

expo. de comp..