¿Quiénes
son?
Son 51 Misioneros
Claretianos
Todos ellos
pertenecían al
Seminario de
Barbastro.
9 eran sacerdotes.
El resto, 39, eran
seminaristas.
Sólo 9 de estos
mártires
sobrepasaban los
25 años.
Fueron fusilados por odio
a la fe en agosto de 1936.
Era una comunidad
numerosa, de 60
individuos.
De los 12 Hermanos de la
comunidad sólo 5
murieron mártires.
Dos argentinos se salvaron
de la muerte por ser
extranjeros.
36 no llegaban a esa edad.
3 de ellos habían cumplido solamente los 21 años.
¿De
dónde
venían?
1
9
1
25
6
5
3
1
•
•
•
•
•
•
•
•
25 de Cataluña.
9 de Navarra.
6 de Castilla-León.
5 de Aragon.
3 de Valencia.
1 de Cartagena.
1 Asturias.
1 de La Rioja.
¿Por qué
fueron
mártires?
Sus familias eran de
condición social
humilde, la mayoría de
ellas dedicadas a las
labores agrícolas.
• El día 20 de julio de 1936, a los dos días del
levantamiento del General Franco, un grupo
de milicianos irrumpió en la casa de los
misioneros para un registro y ver si había
armas escondidas.
Pudieron dar pie a ello de un modo inmediato los
ejercicios que realizaban en la plaza de Toros los
seminaristas que estaban en edad de servicio militar, para
acortar su estancia en el cuartel.
Pero fueron sobre todo las calumnias
que circulabansobre la hipocresía de
los clérigos y su peligrosidad.
• Aunque no pudieron encontrar lo
que buscaban, a pesar de la
minuciosidad del registro,
encarcelaron a todos los misioneros.
• Separaron a los tres superiores del
resto de la comunidad; los llevaron
a la cárcel.
• Al resto de la comunidad lo llevaron
al salón de actos del Colegio de los
Escolapios.
• En nuestros Mártires no encontraron
motivos políticos ni razones que
justificaran su muerte.
• Los milicianos confesaron públicamente, y
expresaron ante los mismos mártires, la
razón de su odio y de su condena: eran
religiosos y tenían que morir.
"No
odiamos vuestras personas;
lo que odiamos es
vuestra profesión".
«Voy a ser fusilado por
ser religioso y miembro
del clero, o sea, por segu
las doctrinas de la Iglesi
Católica Romana»
(Ramón Illa cmf)
"Muero inocente; no pertenezco a
ningún partido político; lo tenemos
prohibido por nuestras
Constituciones» (José Brengaret cmf)
Su
martirio
Su comportamiento en
la cárcel fue ejemplar
en todo momento.
A pesar de haber quedado
separados de sus superiores, se
mantuvieron íntegros y firmes
hasta el final.
Se vieron sometidos a toda clase de pruebas
Les ofrecieron a varios la libertad. A todos en
conjunto se les pidió que fueran a luchar al
frente con ellos. Ninguno aceptó. No
claudicaron de su fe y de su vocación.
En pleno verano se les racionó
severamente el agua
Se les sometió
a simulacros
de ejecución
en varias
ocasiones
Para provocarles introdujeron prostitutas en
el salón donde estaban encerrados
Finalmente fueron
fusilados en distintos
grupos
A los tres superiores los
mataron el 2 de agosto
Los seis mayores del
grupo encerrado en el
Veinte el 13,
Veinte el 13
salón de los escolapios
Otros veinte el 15
recibieron la palma del
martirio el 12 de agosto
Por último, los dos que estaban
internados en el hospital por
enfermos, el 18
Actitudes
ante el
martirio
amando a
sus
familias
contentos
perdonando
como apóstoles
amando a la
Iglesia y a la
Congregación
Espiritualidad
Es difícil imaginar que los
mártires hayan podido afrontar
el martirio sin una adecuada
formación y sin una
preparación intensa.
En la cárcel su
instinto religioso
les llevó a
asegurar su vida
espiritual por
encima de todo.
La Eucaristía constituyó el
centro de su vida
mientras pudieron
recibirla.
Tuvieron la suerte de poder
contar con ellos, hasta el final,
con un sacerdote para acudir
al sacramento de la penitencia
La oración, el rezo del rosario y del oficio del
Común de mártires alimentaron su espíritu,
la fraternidad y
el apoyo de unos
a otros fue
decisivo.
Conclusión
• Desde el primer momento tanto la
Congregación Claretiana como la misma
ciudad de Barbastro consideraron como
verdaderos mártires a estos 51
Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón
de María
• Con toda veneración ha conservado sus
restos y su memoria.
• En ellos muchos han encontrado un
ejemplo y un estímulo de vida cristiana, y
a ellos se han encomendado como
verdaderos intercesores ante el Señor.
Ponte a tiro
para el
amor
Descargar

martires_de_barbastro