El Buen Espíritu Santo
Enséñame a hacer tu voluntad,
porque tú eres mi Dios.
Que tu buen Espíritu me guíe
por un terreno sin obstáculos
Salmo 143:10
El Buen Espíritu Santo
en el Antiguo Testamento
1. Da Vida a la Creación
2. Venía Sobre los Profetas
3. Prometió Habitar en Nosotros
Él estuvo presente en la creación y él da vida a la
creación
Si escondes tu rostro, se
aterran; si les quitas el
aliento, mueren y vuelven al
polvo.
Pero si envías tu Espíritu,
son creados, y así renuevas
la faz de la tierra.
(Salmo 104:29-30, NVI)
El venía sobre profetas que anunciaban al
pueblo la palabra de Dios.
El Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede
aceptar porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes
sí lo conocen, porque vive con ustedes y estará en
ustedes.
Juan 14:17 NVI
Con esto se refería al Espíritu que habrían de
recibir más tarde los que creyeran en él. Hasta ese
momento el Espíritu no había sido dado, porque
Jesús no había sido glorificado todavía.
Juan 7:39 NVI
La promesa de que el Espíritu Santo habitaría en
las personas
Joel 2:28-29
Les daré un nuevo corazón, y les infundiré un
espíritu nuevo; les quitaré ese corazón de piedra
que ahora tienen, y les pondré un corazón de carne.
Infundiré mi Espíritu en ustedes, y haré que sigan
mis preceptos y obedezcan mis leyes
Descargar

El venía sobre profetas que anunciaban al pueblo la palabra de Dios.