SOY MANSO
Y HUMILDE
DE CORAZÓN
(Domingo 14A
TO)
¡Qué alegría cuando me
dijeron: “Vamos a la casa
del Señor”!
Ya están pisando nuestros
pies tus umbrales,
Jerusalén.
Gloria a Dios en el cielo,
Y en la tierra paz a los hombres,
que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te
alabamos, te bendecimos, te
adoramos, te glorificamos, te
damos gracias, Señor Dios,
Rey celestial, Dios Padre
todopoderoso.
Tú que estás sentado a la derecha
del Padre, ten piedad de nosotros.
Porque sólo Tú eres santo,
sólo Tú, Señor, sólo Tú Altísimo,
Jesucristo, con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre. Amén.
Liturgia
de la
Palabra
Procesión de la Biblia
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
Dichoso el que con vida
intachable
camina en la ley del Señor.
Dichoso el que guardando sus
preceptos
lo busca de todo corazón.
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
25Entonces
Jesús dijo:
-Yo te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra,
¿Es mi oración de agradecimiento y alabanza?
Necesito momentos de silencio y reflexión que me
ayuden a descubrir a Dios en todos los momentos de
“Porque has escondido estas cosas a los sabios y prudentes, y se las has
dado a conocer a los sencillos. 26Sí, Padre, así te ha parecido bien”.
¿Soy sencill@ de corazón? ¿Lleno mi vida de admiración y de agradecimiento?
La personas sencillas tienen armonía interior, serenidad y paz en sus relaciones
con [email protected] demás, una profunda sabiduría y una fe estimulante y activa.
Encuentran descanso y sosiego en Jesús... y son felices.
Gracias, Padre, porque te has
puesto al lado de los sencillos
Y Ustedes, ¿al
lado de quién
se ponen?
Ellos revelan tu ternura
¿Miras el
mundo con
los ojos de
Dios?
¿Por qué prefiere Dios mostrarlas a los
sencillos?
A menudo “los sabios y entendidos” son
orgullosos, autosuficientes.
Tienen mucha cabeza, pero poco corazón
“Sólo sé que no sé nada” (Sócrates)
Pero hubo excepciones:
-
Nicodemo
José de Arimatea
Gamaliel
Saulo de Tarso
Para conocer al Padre y a Mí,
Ustedes se tienen que AMAR
El Amor
es una
corriente
Trinitaria
abierta a
TODOS
27Todo
me lo ha entregado mi Padre, y nadie
conoce al Hijo sino el Padre, y al Padre no lo
conoce más que el Hijo y aquél a quien el Hijo se
lo quiera revelar.
Jesús nos ofrece el mejor retrato de cómo es Dios: perdona,
cura, salva, libera, acoge, sintoniza con quienes sufren,
ilusiona, está siempre cerca, dedica su compasión y su tiempo
a quien le necesita, muestra predilección por [email protected]
[email protected] y mal [email protected] en la sociedad.
Vengan a mí todos los
que están fatigados y
agobiados, y yo les
aliviaré.
Jesús invita al descanso a [email protected] pequeñ@s, a las personas
empobrecidas, a todas las que viven oprimidas por las
innumerables leyes y preceptos que imponen los letrados y
fariseos, a todas las que sufren la injusticia, el rechazo, la
marginación...
¿Cuándo es mejor ir al Señor?
- En cualquier momento.
- No pasar un día sin estar con Él,
escuchar su voz.
- Leer el evangelio, S. Pablo…
- Examen diario 15 minutos (S.Ignacio)
- Ejercicios Espirituales (S. Ignacio)
- Retiros
”Carguen con mi yugo y aprendan
de mí, que soy sencillo y humilde
de corazón, y hallarán descanso
para sus vidas. Porque mi yugo es
suave y mi carga ligera.”
Conmigo la carga es
más llevadera
Cualquier
dolor
puede ser
muerte
que se
vuelve
VIDA
¿Cómo debe ser un buen yugo?
- Conecta a dos bueyes en equipo.
- Nos unimos a Él para que nos guíe.
Jesús es maestro, y sobre todo, AMIGO:
descansamos en Él, nos ofrece energía.
“Mi yugo es llevadero, y mi carga ligera”.
¿Por qué?
- El yugo de la ley de Dios es de amor
- El yugo del mundo es de la
competencia, el egoísmo, el stress, el
tener más que los demás.
- Para Jesús es más importante el
hambre de sus discípulos, que la ley
del sábado.
Mirar a las personas con amor compasivo
es parecerse a Dios; ayudar a los que
sufren es actuar como Él.
Me acerco a ti porque necesito respiro
y confío en tu palabra de maestro y amigo:
Vengan a mí todos los que estén abrumados
y no saben disfrutar el necesario descanso.
En el diario vivir dame, Señor, tu paz,
tu paz de resucitado siempre prometida.
En medio del ajetreo de cada día
enséñame a vivir con serenidad.
Que no me agobie, que no me estrese,
que no me abrume, que no me queme.
Que no me sienta urgido a llevar
cargas o yugos que doblen la espalda.
Que nada me turbe en este mundo en crisis;
que me sienta seguro en tu regazo día y noche.
Que nada me altere y malhumore:
ni la fatiga psíquica ni los fallos morales.
Que no me exija demasiado para estar contigo
ni lo haga a quienes quiero y viven a mi lado.
Contigo a mi lado, Señor y hermano,
que nunca me sienta sobrecargado,
pues las espaldas dobladas o mojadas
te duelen en tus entrañas humanas.
Y porque tu yugo es ligero y llevadero,
gracias te doy por haberme invadido
y revelado tu rostro y evangelio.
Ulibarri Fl.
Te damos gracias, Padre,
porque nos has revelado el rostro
de tu Hijo Jesús
y quieres recrearnos a su imagen.
Te damos gracias, Padre,
porque nos ofreces la posibilidad de
vivir plenamente, arraigados y
cimentados en Él.
Te damos gracias, Padre,
porque Tú has querido dárnoslo
como camino
y compañero fiel a nuestro lado.
Te damos gracias, Padre,
porque has tatuado su nombre en
nuestro corazón,
como sello indeleble de que somos
hijos tuyos.
Te damos gracias, Padre,
porque has hecho de nosotros
iconos vivos de su amor, para
todos los que caminan tristes
y perdidos.
Te damos gracias, Padre,
porque nos has injertado en su
tronco, para que seamos
sarmientos vivos con su savia.
Te damos gracias, Padre,
porque su fidelidad y
misericordia
nos hacen caminar erguidos y
con dignidad.
Ulibarri Fl
Unidos a los que viven
cansados y agobiados
por tantas guerras e
injusticias, te decimos
gracias, Jesús, por
enseñarnos a cargar el
yugo.
Creo en Dios PADRE todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo,
su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra
y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
Padeció bajo el poder de
Poncio Pilato, fue crucificado,
muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó
de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado
a la derecha de Dios Padre
Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.
Créditos:
José Martínez de Toda, S.J.
([email protected])
Román Mendoza
([email protected])
“En todo amar y servir”
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.
Descargar

Vengan a mí todos