Chris Kyle
Chris Kile nace el 8 de 1974 en Texas y muere el 2 de febrero
del 2013.
Fue un francotirador perteneciente a los SEAL de la armada
de los Estados Unidos famoso por ser el francotirador mas
letal de la historia militar estadounidense. Apodado como el
demonio de Ramadi por los iraquíes
• Los soldados que han soportado los horrores del combate rara vez
quieren regresar al campo de batalla. Ese, sin embargo, no fue el caso
de Chris Kyle. El tejano escogió volver a Irak tres veces después de su
primera ronda, a pesar de que tenía dos hijos que tuvieron que crecer
al lado de su madre.
Como francotirador del equipo de Navy Seals, 160 muertes
confirmadas, aunque según sus propios cálculos (imposibles
de corroborar) fueron 255. Nadie lo superó, difícilmente
alguien lo superará.
Durante el combate recibió dos disparos no letales y estuvo
involucrado en seis bombardeos.
Se dice que en una ocasión le disparó a un francotirador iraquí
que se ubicaba a 1 920.2 metros de distancia.
Kyle vio morir a varios de sus compañeros muchos fallecieron
en sus brazos y fue testigo de actos de crueldad como torturas
a niños.
Sus vivencias en la guerra lo llevaron a desarrollar un trastorno
por estrés postraumático. Al regreso de su cuarto viaje de Irak
tuvo que decidir entre la vida militar y su familia. Tuvo dos hijos
que nacieron mientras él combatía en Irak y a quienes conoció
poco.
Su vida de combatiente llevó a su matrimonio con Taya Kyle, con quien
contrajo nupcias en el 2002. Tras años de pasar más meses en la guerra
que en su casa, Chris Kyle decidió abandonar la milicia en el 2009. Fue
dado de baja con los más altos honores.
El regreso a la vida civil le costó mucho. Tuvo que lidiar durante meses
con el trastorno que desarrolló durante los años en la guerra, consiguió
ayuda sicológica para salir de él. Al poco tiempo estableció su
compañía Craft International y formó parte de la fundación FITCO,
dedicada a ayudar a los veteranos de la guerra a lidiar con el estrés
postraumático.
Los motivos de la muerte de Kyle, de 38 años, y su íntimo amigo Chad
Littlefield, de 35, siguen siendo un misterio para la policía local, que
tiene detenido al joven de 25 años Eddie Ray Routh acusado de ambos
homicidios. Según el informe policial, los tres hombres llegaron el
sábado por la tarde al campo de tiro de Glen Rose, a unos 60
kilómetros al sureste de Fort Worth, para practicar durante un rato. Dos
horas más tarde, una llamada alertó a la policía, que acudió al lugar y
encontró los cadáveres de Kyle y Littlefield. Routh había huido en la
furgoneta de Kyle, pero las autoridades locales le arrestaban poco
después, tras una persecución, cerca de su casa en Lancaster, al sureste
de Dallas.
Descargar

Chris Kyle