(Ef 6:10) Por lo demás, hermanos míos,
fortaleceos en el Señor, y en el poder de su
fuerza.
11) Vestíos de toda la armadura de Dios,
para que podáis estar firmes contra las
asechanzas del diablo.
(Ef 6:12) Porque no tenemos lucha
contra sangre y carne, sino contra
principados,
contra
potestades,
contra los gobernadores de las
tinieblas de este siglo, contra huestes
espirituales de maldad en las
regiones celestes.
(Ef 6:13) Por tanto, tomad toda
la armadura de Dios, para que
podáis resistir en el día malo, y
habiendo acabado todo, estar
firmes.
Armadura (Panoplía): palabra
compuesta
que
significa
armadura completa
La armadura: conjunto de
protecciones en forma de
prendas con que se revestían
los combatientes para su
defensa individual durante la
lucha.
Cuando se habla de la armadura de Dios,
no se está indicando que Dios necesite de
armadura
alguna
para
defenderse,
sino
se
(Rm 13:14) sino vestíos del Señor Jesucristo, y no
refiere
laslosarmas
Dios ha provisto
proveáisapara
deseos deque
la carne.
para el creyente.
Esta armadura es Cristo mismo, y su obra
redentora
Todo lo que el creyente necesita para
permanecer en victoria lo encuentra
exclusivamente en Jesucristo, ya que en
él estamos completos
Como hemos visto en estudios anteriores, el
apóstol Pablo hace referencia a distintos rangos
de autoridad en que se encuentra organizado el
reino de las tinieblas. Principados, potestades,
gobernadores de las tinieblas y huestes de
maldad en las regiones celestes, los cuales
ejercen su influencia en el mundo visible, a
través de las personas (lideres políticos, lideres
sociales, personalidades influyentes en la
economía, cantantes, etc. )
El propósito de la armadura no es vencer al
enemigo, sino el mantenernos firmes, porque
nuestro salvador Jesucristo, ya venció en la
(Sal 46:7) Jehová de los ejércitos está con nosotros;
cruz.
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah…
Por(Sal
esto46:10)
las palabras
queyutiliza
Estad quietos,
conocedPablo:
que yo soy
Dios;
Seré exaltado
entre lasPermanecer
naciones; enaltecido
Estar
firmes
(Gr. istëmi):
quieto,
seré en la tierra.
mantenerse en pie.
Esta misma expresión la encontramos en
innumerables salmos (Selah), donde el Señor
le exhorta al pueblo a mantenerse quietos.
Resistir (Gr. anthistëmi) Pararse en contra,
oponerse.
Por
esto
el
Apóstol
habla
de
estar
firmes
y
(Ef 6:13) Así que cojan todo instrumento de guerra que
resistir,
laborcuando
es estar
en la
YAHWEHnuestra
provee; para
vengaparados
el día malo
puedan ser
capaces
de resistir; yganó
cuandopara
la batalla
esté
victoria
que
ya Jesucristo
nosotros
ganada todavía estén firmes.
en la cruz.
¿Desea
BASES PARA MANTENESE
FIRME en Fe?
fortalecerte
1. Hacernos fuertes en el Señor por medio del poder de su
fuerza (Jn 15:7).
La manera en que el creyente se fortalece es confesando,
declarando continuamente la victoria de Jesucristo.
Abraham, se fortaleció en fe dando gloria a Dios. Romanos
4:20. Tampoco dudó por incredulidad de la promesa de Dios,
SINO QUE SE FORTALECIÓ EN FE, DANDO GLORIA A DIOS.
Entonces debes decidir dar gloria a Dios. Habla conforme a
la Palabra de Dios, declara las promesas de Dios sobre tu
vida y te harás fuerte en el Señor.
BASES PARA MANTENESE FIRME
2.Vestíos de toda la armadura de Dios
La armadura es Cristo mismo y su obra a nuestro favor,
colocarnos la armadura es vestirnos de Cristo mismo.
Romanos 13:14. Vestíos del Señor Jesucristo
(2Co 5:1) Sabemos que cuando nuestro tabernáculo, el que
nos resguarda aquí en la tierra se derrumbe, tenemos un
edificio permanente de YAHWEH, un edificio que no está
hecho por manos humanas, para resguardarnos en el cielo.
5:2) Porque en este tabernáculo, nuestro cuerpo terrenal,
gemimos con deseos de tener alrededor de nosotros el hogar
del cielo, el cual será nuestro.
3) Con este hogar alrededor de nosotros no seremos
encontrados desnudos.
4) Sí, mientras estamos en este cuerpo gemimos con
sentimiento de opresión; no es tanto que queramos quitarnos
algo, sino ponernos algo sobre esto, para que lo mortal sea
absorbido por la vida.
(Jn 6:48) Yo soy el pan de vida.
(Jn 6:56) El que come mi carne y bebe mi
sangre, en mí permanece, y yo en él.
(Jn 6:57) Como me envió el Padre
viviente, y yo vivo por el Padre,
asimismo el que me come, él también
vivirá por mí.
Descargar

La armadura de Dios - Iglesia Cristiana Luz de Cristo