Los chicos
mayores
están en la
clase de
latín con
Camilo.
Sin embargo
no estudian.
Todos están
distraídos
pensando en
lo que pasó
en los
pasadizos.
Ahora, ¿qué
hacemos?
Han cerrado
la puerta a
los
pasadizos.
Héctor tiene
razón. Voy a
perder mi
beca...
tenemos que
dejar esto de
una vez.
¡Es
exactamente
lo que quiere
Héctor!
Nadie entró
el pozo
mientras que
yo estaba
vigilando,
pero adentro
había
alguien.
Por alguna
parte tenía
que entrar,
¿no?
¡Claro!
Tiene que
haber otra
puerta.
Tenemos que
encontrarla.
Es un poco
complicado
con Héctor
vigilándonos
a toda hora.
Esta escuela
es peor que
una cárcel.
Hasta las ocho de
la mañana no
tenemos que ir a
su despacho. Si
nos levantamos
temprano,
podemos buscar
la puerta.
A ver este
grupito al
fondo...
menos
hablar y más
traducer. Y
hacer el
favor de
separaros.
En vez de
separarse,
Carolina se
acerca al
pupitre de
Marcos para
hablar con él.
Iván ve
que ellos
están
juntos. No
le gusta.
Marcos,
¿qué te
pasa?
No sé que
hago metido
en esto,
Caro. Lo que
necesito
hacer es
cuidar a mi
hermana.
Aquí están
matando a
gente. Por
eso que
estás metido
en esto.
Lo que
necesito
hacer es
agarrar a
Paula y salir
corriendo de
este lugar.
¿Por qué no
lo haces?
Por ti,
Carolina.
Por ti.
Marcos ha
declarado su
amor hacia
ella. Ella está
sorprendida.
Marcos la mira
sin decirle
nada. Quiere
besarla pero no
puede porque
están en la
clase.
Camilo
empieza a
hablar, pero
ella no le hace
caso.
Iván ve que algo
está pasando,
pero no podía
oír. Está
enojado.
Carolina
mira hacia
Camilo. Se
ha puesto
muy feliz.
Descargar

Los chicos mayores están en la clase de latín con Camilo. Sin