Anoche un ladrón entró la casa de profe y robó
su mascota. La mascota era una tortuga y era el
mejor amigo de profe. Profe dormía con su
mascota cuando el ladrón entró la casa por la
ventana a las 12:42 y le quitó la tortuga de sus
brazos. Profe no se despertó. El ladrón salió por
la ventana.
Hoy en la mañana, profe se levantó a las 4:45 y
no podía encontrar su tortuga. Normalmente,
profe se ducha con la tortuga. Hoy, no podía
ducharse porque no tenía la tortuga.
Normalmente, profe desayuna con la tortuga.
Hoy, no podía desayunar porque no tenía su
mascota.
En la refrigeradora, profe vio una nota. El ladrón
escribió la nota. Escribió:
TENGO TU MASCOTA. HAY QUE IR AL CAMPO DE FUTBOL
AMERICANO A LAS 9:31 CON $10,000 Y UN CEPILLO DE
DIENTES O YO MATO LA TORTUGA.
Profe era rico. Fue al banco y sacó $10,000. Fue
al campo de fútbol americano a las 9:31 y
conoció al ladrón. El ladrón tenía la tortuga en
sus manos y profe tenía el dinero. Pero había un
problema. Profe olvidó el cepillo de dientes.
Ladrón: ¿Dónde está mi cepillo de dientes?
Profe: Lo olvidé. Lo siento. Tengo el dinero.
Dame mi mascota.
Ladrón: ᵢNo! Necesito un cepillo de dientes. No
podía lavarme los dientes hoy porque no tenía
un cepillos de dientes. Dame un cepillo de
dientes.
El ladrón sacó una pistola y la puso a la cabeza
de la tortuga. Iba a matar la tortuga cuando
profe sacó una pistola también. El hombre tenía
miedo. Se le cayó la tortuga y corrió. Profe
agarró la tortuga y lo abrazó.
Profe le gritó al ladrón – Señor, olvidaste el
dinero.
El ladrón oyó a profe y se dio la vuelta. Profe
corrió al ladrón y le dio el dinero. Profe y su
mascota regresaron a casa. Se ducharon juntos
y desayunaron juntos.
Descargar

Document