1/17
• “Jesús le dijo: Amarás al Señor
tu Dios con todo tu corazón, y
con toda tu alma, y con toda tu
mente… Y el segundo es
semejante: Amarás a tu prójimo
como a ti mismo”. (Mateo 22:37
y 39).
2/17
I.
VIVIMOS EN UN MUNDO
DESPROVISTO DE AMOR.
A.
Normalmente las personas
valen por lo que poseen:
1.
2.
3.
El primer valor: DINERO.
El segundo valor: ESTUDIOS.
El tercer valor: BELLEZA
FÍSICA.
→
→
→
3/17
Esa es la manera que el ser
humano ve.
Cristo no nos ve así. Él nos ve
independiente de eso.
“… pues el hombre mira lo que
está delante de sus ojos, pero
Jehová mira el corazón” (1
Samuel 16:7).
B.
El amor es más que un
verbo; es un principio tan
duradero, cuanto el propio
Dios, “porque Dios es
amor”.( 1 Juan 4:8).
1.
El amor es más que una
virtud o actitud. El amor es
un don (1 Cor. 13:1, 13).
•
2.
Otro sí, ¿a quién debemos
amar?
•
4/17
1.1. El amor es el mayor poder
que existe en el universo.
2.1. ¿A quién debo amar?
II.
DOS AMORES.
A.
5/17
Nuestros dos amores.
1.
“… amarás al Señor tu Dios”.
2.
Una persona normal, no
puede amar a Dios. Nuestra
vil naturaleza es antagónica
al amor; esta es la semilla de
la falta de amor – la
naturaleza pecaminosa.
¡Debemos amar a Dios!
•
2.1. ¿Por qué nosotros lo
amamos?
→ “Nosotros lo amamos porque Él
nos amó primero”. 1 Juan 4:19;
→ El amor es el fruto del Espíritu
Santo. (Gálatas 5:22).
3.
El amor es la cualidad
suprema de Dios. Él no fue
amor o será amor. Dios es
amor. (Naturaleza).
•
3.1. El amor requiere
necesariamente un sujeto y
un objeto para amar.
→ Dios necesita de alguien para
amar - ¡Usted y yo!
6/17
B.
¿Cómo debemos amar a
Dios? ¿Con qué
intensidad?
“… con todo corazón, con
toda tu alma, y con toda tu
mente”.
1.
•
7/17
1.1. El amor que está
involucrado aquí es el
agapao → el amor
incondicional, es el amor–
perfecto y el amor sin
reservas, es el amor
desinteresado.
•
1.2. Cristo nos amó en la
condición de pecadores.
(Rom. 5:8).
→ El amor es la principal palabra
que caracteriza al cristianismo.
→ ¿Cuál debe ser la intensidad de
mi amor a Jesús?
“… con todo… con toda…
con toda...” - Griego: Holos:
totalmente, de todo y entero.
2.
•
8/17
2.1. Es el amor en su forma
más intensa. Es amar como
Cristo nos amó – sin
reservas de sí mismo.
“… corazón… alma…
mente”. Deben ser
aceptadas de forma
acumulativa; es el amor
elevado a su grado más
elevado.
3.
9/17
•
3.1. El amor es la base de
todas las acciones humanas.
•
3.2. El corazón significa
nuestra naturaleza
emocional, así como
también la esfera de la
influencia divina.
•
3.3. La mente realiza
nuestras facultades
intelectuales.
•
3.4. El alma significa la
esencia de nuestro ser.
→ En síntesis: Si verdaderamente
amamos a Dios, su amor
impregnará todos los aspectos
de nuestro ser y acciones de
nuestra vida.
→ El texto está diciéndonos que
Dios sólo desea, si fuera todo y
creciendo en entregas.
→ Este es mi primer y más
importante amor – Amar a Dios.
10/17
C.
El mío y su segundo amor
es:
“… amarás a tu prójimo como
1.
a ti mismo”. (Versículo 39).
•
1.1. Todavía la pregunta es:
¿Quién es mi prójimo?
•
1.2. Mi prójimo es quien
necesita de mi y yo tengo la
oportunidad de ayudar y lo
ayudo.
11/17
2.
¿Cuál debe ser el paradigma
de amor hacia mi prójimo?
•
2.1. El amor que tengo por
mí mismo (a).
•
2.2. El amor a Dios es el
fundamento de la conducta
cristiana correcta.
•
2.3. El amor a Dios y el amor
al prójimo son indivisibles,
inseparables.
12/17
3.
Oiga lo que dice Immanuel
Kant: “El verdadero amor al
prójimo significa tratar a todo
individuo como un fin y no
como un medio”.
13/17
D.
Nuestra relación vertical,
con Dios, determinará
nuestra relación horizontal,
con nuestro prójimo.
1.
No podemos amar a Dios y
no amar al prójimo. O peor
que esto, odiar a nuestro
hermano.
•
14/17
1.1. “Únicamente cuando
amemos a Dios en forma
suprema, será posible amar
a nuestro prójimo
imparcialmente”. (DTG, 559).
III. MIS DOS AMORES, APENAS
ES UN AMOR – EL AMOR A
DIOS.
A.
Amar a Dios es una
necesidad intrínseca en mí
y en ti; es un acto de
adoración (Salmos 42:1, 2).
1.
Amar al prójimo es una
consecuencia natural,
cuando se ama a Dios. Amar
al prójimo es un misterio.
•
15/17
1.1. Nuestra alma tiene sed
de amar a Dios.
B.
En nuestra mente no puede
haber lugar para el odio,
revancha, represalia,
persecución o actitudes de
comportamiento de ese
género.
1.
2.
3.
4.
16/17
Amemos de hecho, de actitudes
y acciones.
Quien odia a su hermano está en
tinieblas. (1 Juan 2:9).
El amor procede de Dios. (1 Juan
4:7).
“… Si nos amamos unos a otros,
Dios permanece en nosotros, y
su amor se ha perfeccionado en
nosotros”. (1 Juan 4:12).
C.
En el amor hay perdón; y en
el perdón, reconciliación; y
en la reconciliación hay
salvación.
1.
Es hora de perdonar. Sólo
quien perdona tiene la
capacidad de reconciliación.
•
1.1. “Y todo esto proviene de
Dios, quien nos reconcilió
consigo mismo por Cristo, y
nos dio el ministerio de la
reconciliación”. (2 Cor. 5:18).
→ ¡Amémonos, amémonos,
amémonos!
17/17
Descargar

Seminario-Dos Amores