Consejo Arquidiocesano de Laicos
Escuchar la voz del Espíritu
en la Ciudad
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
Por qué un Consejo de Laicos
Antecedentes y proceso de preparación
Misión del CAL
Perfil de los [email protected] a integrar el CAL
Organización
Relación con las Instancias, en particular el CPA
Proceso para su integración y funcionamiento
Bajo la intercesión de Juan Diego
1
Por qué un Consejo de Laicos
Nuestro Pastor, el Sr. Cardenal Norberto,
nos está invitando a realizar
un ejercicio de escucha
de los distintos ambientes urbanos,
donde toman forma
los rostros diversos de nuestra ciudad.
Este ejercicio de escucha se realizará
a través de los laicos
que son parte de los diversos ambientes urbanos.
2
Antecedentes del Consejo de Laicos
En la historia pastoral de nuestra Arquidiócesis
tenemos una raíz profunda de la cual
nos seguimos enriqueciendo hoy:
- En 1962, con motivo de la gran misión de la Ciudad
de México, el Cardenal Miguel Darío Miranda,
convocó al Consejo de Laicos,
dándole dos objetivos a promover:
el diálogo con el clero y [email protected] [email protected]
y el diálogo con los líderes sociales de la Ciudad.
- Años después, en 1986, el Cardenal Ernesto Corripio
reestructuró el Consejo de Laicos
y lo encomendó a Mons. Ricardo Watty,
entonces obispo auxiliar de nuestra arquidiócesis.
3
Proceso de preparación del Consejo de Laicos
Después de la etapa descrita,
el Consejo tuvo altibajos y, en los últimos años,
funcionó como un grupo integrado
por coordinadores de movimientos laicales,
sólo con incidencia en la organización interna
del entonces Secretariado para los Laicos.
La actual Vicaría Episcopal para los Laicos
retoma ese proceso y convoca
a un grupo de laicos comprometidos
en el trabajo pastoral y,
durante los últimos tres años y medio,
reflexiona y trabaja en responder
cómo tendría que ser hoy el CAL
en la Ciudad de México.
4
Misión del CAL
Ahora, el Sr. Cardenal Norberto ha decidido formalizar el
Consejo Arquidiocesano de Laicos, decretando su
constitución. La iniciativa de nuestro Arzobispo retoma el
proceso pastoral de los últimos 50 años y la reflexión
reciente que, al respecto, han realizado los laicos.
Constituye el CAL como una instancia de consulta,
amplia y plural, que estará presente
en los distintos sectores urbanos
por medio de los bautizados laicos
que trabajan y se realizan en esos ámbitos.
Su misión tendrá una doble vertiente:
escuchar a los habitantes de la ciudad: cuáles son sus
anhelos y preocupaciones, sus propuestas y reclamos;
y comunicarla al Pastor y las instancias que lo auxilian para
impulsar la renovación eclesial.
5
Perfil de los [email protected] a integrar el CAL
Nuestro Arzobispo convocará a los bautizados que
estén dispuestos a realizar el servicio de escuchar
a las personas que desarrollan su compromiso
cotidiano en los ámbitos urbanos (medios de
comunicación, educación, trabajo, política,
burocráticos, legislativos, artísticos, organizaciones
asistenciales y de promoción humana, etc.)
Así, además de la participación de los laicos insertos
en las instancias de consulta y apostólicas de
nuestras Vicarías, el Consejo de Laicos abre el
espacio de participación a bautizados que no están
ligados directamente al ambiente eclesial.
6
Organización del CAL
Tiene tres niveles de participación:
 los Equipos Sectoriales: núcleos (6 a 12 per.),
principalmente en los ambientes urbanos y,
otros equipos de laicos del ámbito pastoral.
 la Comisión Permanente: treinta laicos que
realizarán el servicio de sistematización y
seguimiento del trabajo.
la Asamblea Plenaria: reunión anual para
evaluar y proyectar el servicio.
7
Relación con las Instancias pastorales,
en especial el Consejo Pastoral Arquidiocesano
La voz que recoja el CAL la entregará
al Arzobispo y a sus instancias pastorales.
También realizará las consultas sobre
los temas que el Arzobispo le solicite.
Especialmente, interactuará con el Consejo de
Pastoral Arquidiocesano para darle a conocer
la voz de la Ciudad respecto al servicio
pastoral que se realiza.
8
Proceso para su integración y funcionamiento
Una vez que el Sr. Cardenal ha constituido el CAL,
se inicia el tiempo para dar a conocer a los
candidatos su ser y quehacer y comenzar a
presentar al Arzobispo a los bautizados que
quieran comprometerse en realizar este servicio
consultivo de escucha en la ciudad.
El Arzobispo irá valorando a quienes integra a esta
instancia para que, paulatinamente se vayan
integrando los equipos sectoriales.
9
Encomendado a San Juan Diego
La persona de San Juan Diego es el modelo para
motivar el servicio y la espiritualidad de los
miembros del CAL.
Su sencillez, perseverancia y decisión
para escuchar el mensaje recibido de María
y comunicarlo fielmente al Pastor
es el itinerario a seguir.
Así, con la convicción
de que el Espíritu del Señor nos habla
en los anhelos y aspiraciones
de
los habitantes de nuestra Ciudad,
inicia su servicio
el Consejo Arquidiocesano de Laicos.
10
Descargar

Consejo Arquidiocesano de Laicos