Tema:
ANABOLISMO
ESPIRITUAL
Ef.4:11-15.
11Y
él mismo constituyó a unos, apóstoles; a
otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros,
pastores y maestros, 12a fin de perfeccionar a
los santos para la obra del ministerio, para la
edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que
todos lleguemos a la unidad de la fe y del
conocimiento del Hijo de Dios, a un varón
perfecto, a la medida de la estatura de la
plenitud de Cristo;
14para
que ya no seamos niños fluctuantes,
llevados por doquiera de todo viento de
doctrina, por estratagema de hombres que para
engañar emplean con astucia las artimañas del
error, 15sino que siguiendo la verdad en amor,
crezcamos en todo en aquel que es la cabeza,
esto es, Cristo.
I.Co. 13:11.
11Cuando
yo era niño, hablaba como niño,
pensaba como niño, juzgaba como niño;
mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era
de niño.
En este pasaje el apóstol señala dos
extremos:
el bebito (nepios), el recién nacido
que no puede hablar, y el hombre
acabado, que ha alcanzado la madurez
(elikia) de Jesucristo.
l. DESARROLLO BIOLÓGICO.
2. DESARROLLO PSICOLÓGICO.
3. DESARROLLO ESPIRITUAL.
II Co. 4:16-18.
16Por
tanto, no desmayamos; antes aunque este
nuestro hombre exterior se va desgastando, el
interior no obstante se renueva de día en día.
17Porque esta leve tribulación momentánea
produce en nosotros un cada vez más excelente
y eterno peso de gloria; 18no mirando nosotros
las cosas que se ven, sino las que no se ven;
pues las cosas que se ven son temporales, pero
las que no se ven son eternas.
El proceso de metabolismo del cuerpo del ser
humano se desarrolla en dos facetas,
anabolismo y catabolismo. Pablo los identifica
en este pasaje.
El anabolismo es característico del
desarrollo biológico del niño y del
adolescente. El anabolismo espiritual, el
proceso ascendente hacia el logro de la
plena humanidad, no tiene fin en esta
vida.
II Co. 5:1-5.
1Porque
sabemos que si nuestra morada
terrestre, este tabernáculo, se deshiciere,
tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha
de manos, eterna, en los cielos. 2Y por esto
también gemimos, deseando ser revestidos de
aquella nuestra habitación celestial; 3pues así
seremos hallados vestidos, y no desnudos.
4Porque
asimismo los que estamos en este
tabernáculo gemimos con angustia; porque no
quisiéramos ser desnudados, sino revestidos,
para que lo mortal sea absorbido por la vida.
5Más el que nos hizo para esto mismo es Dios,
quien nos ha dado las arras del Espíritu.
En otras palabras, en el
metabolismo espiritual no existe el
catabolismo. Solo existe el
anabolismo.
Ro. 6:4.
4Porque
somos sepultados juntamente con él
para muerte por el bautismo, a fin de que como
Cristo resucitó de los muertos por la gloria del
Padre, así también nosotros andemos en vida
nueva.
Gl. 6:15.
15Porque
en Cristo Jesús ni la circuncisión vale
nada, ni la incircuncisión, sino una nueva
creación.
II. Co. 5:17.
17De
modo que si alguno está en Cristo,
nueva criatura es; las cosas viejas pasaron;
he aquí todas son hechas nuevas.
1.
Hay que nacer de nuevo para ser
cristiano, pero no para permanecer
corno niños espirituales a perpetuidad,
sino para ser adultos en Jesucristo.
2.
Ser niños espirituales toda la vida
no es la meta del cristiano.
3.
El adulto que pretenda ser y vivir como un
niño tiene una seria crisis de identidad y su
salud mental está en peligro. Debemos
aprender a ser cristianos en cada una de
las etapas evolutivas e involutivas de
nuestro desarrollo biológico.
4.
Nacer de nuevo para permanecer como un niño
no es el ideal cristiano. San Pablo usó esa
imagen cuando escribió a la dividida comunidad
de Corinto, y no precisamente para alabarlos:
“Os di a beber leche, y no vianda; porque no
erais capaces; ni sois todavía capaces, porque
sois carnales, pues habiendo entre vosotros
celos, contiendas y disensiones, ¿no sois
carnales, y andáis como hombres?” I.Co. 3:2-3.
A crecer o a crecer.
En el reino de Dios ya no vivo yo mas
Cristo vive en mí
•En nuestra manera de actuar.
Ro. 12:2. 2No os conforméis a este siglo, sino
transformaos por medio de la renovación de
vuestro entendimiento, para que comprobéis
cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y
perfecta.
Es usted un niño respondón si darle el
debido proceso a la pregunta planteada.
Es usted un niño que todavía actúa con
berrinches dentro y fuera de la Iglesia.
•En nuestra manera de pensar.
Ro. 8:5. 5Porque los que son de la carne
piensan en las cosas de la carne; pero los
que son del Espíritu, en las cosas del
Espíritu.
En el mudo pensábamos hacerle
mal a alguien.
Pesábamos carnalmente.
•En nuestra manera de hablar. Hasta el
léxico debe cambiar.
•Ef.4:29. 29Ninguna palabra corrompida
salga de vuestra boca, sino la que sea
buena para la necesaria edificación, a fin
de dar gracia a los oyentes.
Tito 1:15.
15Todas
las cosas son puras para los
puros, mas para los corrompidos e
incrédulos nada les es puro; pues hasta su
mente y su conciencia están corrompidas.
Mt.12:35-36.
¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos?
Porque de la abundancia del corazón habla la
boca. 35El hombre bueno, del buen tesoro del
corazón saca buenas cosas; y el hombre malo,
del mal tesoro saca malas cosas. 36Más yo os
digo que de toda palabra ociosa que hablen los
hombres, de ella darán cuenta en el día del
juicio.
Amanecí ahuevado esta mañana.
Ese cabrón ya no quiere ir al culto.
Hijo de perra.
Idiai maje.
Ese condenado.
Estoy jodido de una pata por eso no puedo ir al
templo.
Cabrón, na:
Una persona que hace malas pasadas o
resulta molesto. Hombre al que su mujer
es infiel,
Macho de la cabra.
Rufián que trafica con prostitutas.
Maje:
Tonto, falto de entendimiento o razón,
alguien que deja caer babas.
Ahuevado, da:
Flojo, perezoso, fastidiado.
Ahuevazón:
Embobamiento, necedad.
Ahuevar:
Tomar forma de huevo.
Hijo de perra:
Eufemismo:
Manifestación suave o decorosa de ideas cuya
recta y franca expresión sería dura o
malsonante.
Tema:
ANABOLISMO
ESPIRITUAL
Descargar

Descarga