Capítulo 11
“P” de Perdón
“Perdonar, según Lewis B.
Smedes, es la tarea más difícil
del amor, y el riesgo más grande
del amor”.
Es el único camino a la
reconciliación después que el
dolor y los malos entendidos
han provocado ya sea
separación física o
psicológica.
Hay tres pasos que
usted necesitará
seguir mientras
continúa llenando las
copas de amor de sus
hijos por medio del
perdón.
Principio 27
El perdón es el único
camino a la
reconciliación
Primer paso:
perdonarse a sí mismo
Los padres deberían tener
práctica en perdonarse a sí
mismo, ya que la mayoría
cometen muchos errores,
si no lo hacen terminarán
sintiéndose culpables y esto
solo empeorará las cosas.
Cinco pasos para perdonarse
a sí mismo:
1.Dígale a sus hijos que
lamenta haber vaciado sus
copas de amor y pídales
perdón.
2.Pídale a Dios que le
perdone y pídale su poder
para perdonarse a sí
mismo.
3. Con la ayuda del Espíritu
Santo formule un plan.
4. Si los sentimientos de
culpa vuelven, reconozca
que el diablo la está
acosando.
5. Planee inmediatamente
después una “experiencia
de llenado de copa” para
disfrutar con sus hijos.
Segundo paso: Resistir la
tentación de culpar a otros
Culpar a otros no es solo un
problema de la niñez. Las
familias en las que los
errores se castigan
severamente y las
equivocaciones no se
perdonan ni se olvida,
fomentan el culpar a otros.
Los padres deberían
responder a las situaciones
de manera tranquila en
lugar de reaccionar
negligentemente. Muestre
a sus hijos que es normal
cometer errores, que
hacerlo es parte del
aprendizaje.
Sea rápido para admitir sus
propios errores, permita que
sus hijos imiten sus
palabras: “Me equivoqué”.
“La próxima vez
preguntaré”. “No debería
haberme enojado”. Y luego
prosiga diciendo: “Por favor,
perdóname por…”. Sea
específico.
Las personas respetan a
quienes se hacen cargo
de sus propios errores.
Le aseguro que sus hijos
se respetarán más a sí
mismos cuando
aprendan a
responsabilizarse
por sus acciones.
Tercer paso: tener una
actitud de arrepentimiento
y perdón.
Después de “Te amo”,
las palabras más
importantes para
fomentar una relación
significativa son “Lo
siento”, o “Perdóname”.
Si alguien dice “lo siento”,
¿quiere decir eso que se
ha arrepentido? No
necesariamente. El
verdadero arrepentimiento
es una actitud más
que una conducta.
Cómo promover un espíritu
de arrepentimiento
1.No obligue a sus hijos a
decir “Lo siento” cuando no
lo lamentan. Espera hasta
que los ánimos se enfríen.
2.Haga que sea fácil
arrepentirse. Deja abierta la
puerta del arrepentimiento.
4. Sea rápido para liberar
de la culpa a un niño
pequeño, diciendo “Te
perdono”.
5. Evite el perdón
condicional.
6. No saque a la luz el
pasado.
Principio 28
Perdone como ha sido
perdonado
Pautas para practicar el
perdón
El perdón genuino
significa olvidar la
ofensa, o más
correctamente, elegir no
detenerse en ella para
que su recuerdo se
borre.
1.Considere la situación
desde el punto de vista de
la otra persona.
2.Acepte que el perdón
siempre es un regalo.
3.Cuando se sienta tentado
a pensar en la ofensa,
recuerde que ha
perdonado y cerrado el
“caso”.
Recuerde la Regla de
oro del perdón: “Por
cuanto tu Padre
Celestial te ha
perdonado tus errores,
perdona a tus hijos los
errores que ellos han
cometido”.
Descargar

de Perdón