
Aunque el niño no diga nada en casa, los padres
somos los primeros en darnos cuenta de que a nuestro
hijo le pasa algo.
Cuando un niño está siendo expuesto a una conducta
de maltrato, sea psicológico o físico, está realmente
preocupado por aquello que le está pasando, y es de
crucial importancia escucharle, creerle, y emprender
una acción positiva. Debemos tener en cuenta que
puede sentirse amenazado o avergonzado y puede
negar las evidencias. En este caso, no lo debemos
forzar, deja que siga su proceso, pero ayúdale a
cambiar.





Falta de calidez y participación de los padres
Padres extremadamente permisivos (falta de
límites para el comportamiento de los niños)
Falta de supervisión de los padres
Disciplina estricta y física
Modelo de comportamiento de acoso e
intimidación

•
•
•
•
•
•
Dificultades de integración social y escolar,
Carencia de fuertes lazos familiares.
Bajo interés por la escuela.
Emotividad mal encauzada en la familia.
Permisividad familiar respecto al acceso del
niño a la violencia.
Reflejo de cómo ejercen sobre él la violencia.
Puede sentir que sus padres o los maestros no
le prestan suficiente atención.
Ha visto a sus padres o a sus hermanos
mayores obtener lo que querían poniéndose
bravos o mangoneando a otras personas.
• El mismo sufre las agresiones de otro chico o
de uno de sus hermanos, o aun de sus propios
padres.
• Está expuesto a mucha violencia en el cine. la
televisión o en los videojuegos.

Sin embargo no siempre los que ejercen el
bullyng son especialmente conflictivos como
podría deducirse de estas características.
En ocasiones los chicos pueden ser mejores
con el agresor cuando están solos con la
víctima y sin embargo unirse luego a los
amigos para burlarse de él. La presión de
los demás es importante en estas edades. A
veces no son plenamente conscientes de
que están haciendo tanto daño. Pueden
pensar que se están divirtiendo.
•
Apoyar emocionalmente a nuestro hijo y decirle que
le ayudaremos a superar el problema. Tranquilizarlo
diciéndole que no es su culpa que esto suceda, y que a
cualquiera lo tendría así de mal. Acogerlo, tranquilizarlo.
• Los padres debemos permanecer en calma y no
reaccionar con violencia hacia la escuela o el agresor,
ya que no solucionará así el problema; no modelará
formas adecuadas de solucionar conflictos, que enseñe
a sus hijos frente a futuros problemas. Es importante
enseñar a solucionar los conflictos pacíficamente, a
pesar del dolor que se sienta.

Acercarse a conversar con el director o el
profesor,
con
una
actitud
positiva,
colaboradora; informarle la situación de su
hijo.
Es esperable que junto al director y el
profesor participe el psicólogo de la escuela
y si no lo hay pedir que se canalice a una
dependencia en la que puedan recibir
atención psicológica, para facilitar un buen
manejo del problema, y buscar las mejores
soluciones.
•
Para frenar el círculo vicioso de esta forma
de violencia escolar es fundamental
buscar acuerdo y trabajar en conjunto la
familia y la escuela, y deben participar
tanto los padres del niño o niña acosado,
los del acosador y los padres de los
espectadores o incitadores, esto logrará
crear conciencia en equipo.
Para todos es importante que este
problema sea resuelto. Para los padres del
niño que está intimidando también
puede ser una sorpresa muy dolorosa, o
puede que ya se sientan superados por la
situación.
•
Por supuesto que es importante ayudar al
hijo/a a recuperar sus amistades o hacer
algunas nuevas, eso le ayudará a dejar
atrás el dolor y retomar sus actividades e
intereses.
Domingo, 05 de Diciembre de 2010
Me llama la atención ver que en la mayoría de
los casos, las víctimas han debido abandonar la
escuela y no los acosadores. Dentro de las
acciones que podemos hacer como padres,
está la de fortalecer a nuestros hijos para evitar
que sean objeto de maltrato. La manera de
fortalecerlos a ellos tiene que ver con el propio
niño y su familia y hay que buscar apoyo
experto, al menos para que ayude a los padres
a identificar qué área trabajar....

Viernes, 05 de Noviembre de 2010
Me perece positivo el presentar este tipo de
alternativas para conversar el tema, a pesar de
que es necesario abordarlo de manera
sistemática, plantearnos objetivos como país, la
verdad es preguntarnos, que esperamos de los
adultos del mañana, ya que la base de la
sociedad, que es la familia establecido en la
constitución política , la que esta realmente en
crisis y sus efectos se ven reflejados en la
población mas vulnerable, nuestros hijos, sin
duda, se hace necesario tomarlo enserio..
Viernes, 08 de Octubre de 2010
mi hijo tiene 15 años y ha sido víctima de
bulling...el psicólogo recomendó que termine
el año con exámenes libres..el no quiere
volver por ningún motivo a la escuela,,,
estamos muy asustados con el tema..

Miércoles,
29
de
Septiembre
de
2010
Este acto no solo se da a nivel de los niños, sino en
ocasiones viene desde la escuela. Por negligencia.
Es muy pobre de parte de una escuela, que se
escude en el mal comportamiento de un niño, para
no darle el apoyo que merece y se escuden en un
formalismo para evadir responsabilidades frente a
este hecho. Es una ENFERMEDAD CULTURAL.
Con mi experiencia me di cuenta que el problema
no solo radica en los hogares sino en las
ESCUELAS que se hacen cómplices..

Viernes,
20
de
Agosto
de
2010
Cuantas veces en el mismo aula, un alumno es
ridiculizado por el mismo profesor ante una
respuesta errónea de un alumno, siendo blanco de
burlas de sus compañeros....cuantas veces padres,
alumnos o el mismo alumno abusado es
ridiculizado por denunciar, los colegios tienden a
esconder la cabeza, a negar el problema por temor
a enfrentarlo o ignorancia o incompetencia. Esto
alimenta la violencia, junto con el público que
celebra al abusador, a quienes se ríen a costa del
dolor del abusado, sin duda debemos, este último
es el que provee de alimento y ego al abusador y a
el cómplice. .

A continuación les expongo una serie de
pensamientos, comentarios y juicios de valor
que aparecen alrededor del tema y que,
además de ser completamente falsos y
erróneos, no aportan ninguna solución y sólo
agravan el problema. Veremos que en muchas
de las ocasiones intentamos justificar la
agresión, culpabilizar a la víctima, justificar la
no intervención bajo una falsa apariencia de
neutralidad,
etc.
Son
completamente
contraproducentes.

No es cierto, maltratar no es “hacer una
broma”. Puede ser difícil distinguir a veces
entre broma o situación de abuso, pero
cuando la víctima se empieza a asustar ya
no se trata de una diversión, los adultos
deben intervenir y detenerlo.

Nadie se merece ser víctima de maltrato,
sea cual sea su conducta. Eso sólo es la
excusa que se utiliza para justificar la
agresión.

No es cierto, aprender a afrontar las
adversidades imprime carácter, pero el
maltrato puede ser de una violencia extrema
y vuelve a las víctimas desconfiadas,
ansiosas, aisladas, etc. ¿Qué clase de
carácter se construye a través de este
sufrimiento?

No es cierto. Devolver la agresión refuerza
la idea de que la violencia es aceptable y el
único medio para resolver los conflictos. La
reacción violenta de la víctima sólo empeora
su situación ya que se utiliza esta reacción
como excusa para justificar nuevas
agresiones.

No es cierto. Siempre se ha dicho que las
peleas son “cosas de chicos”. Ahora
sabemos que la agresión indirecta es más
utilizada por las chicas (excluir, difundir
rumores...) y tiene unos efectos tanto o más
perjudiciales que la directa.
 Falso.
Se ha demostrado que el
maltrato se da en todos los centros y
en todos los niveles socioeconómicos,
de la misma manera que otros tipos de
maltrato que también se dan en todas
las capas sociales.

No es cierto. Cualquier puede ser víctima en
un momento dado. El grupo tolera mal la
diferencia y cualquier motivo discrepante
puede convertir a una persona en objetivo
de agresiones (tener las orejas grandes,
usar gafas, ser de otra etnia, vestir, hacer o
pensar de manera diferente, ser muy
estudioso y aplicado en un entorno que
“pasa de todo”, etc.)

No es cierto. Ante situaciones de maltrato no
hay posiciones neutrales. El espectador se
convierte en cómplice desde el momento en
que no actúa ni denuncia la situación. No es
sólo un problema entre agresor y agredido; a
menudo se busca impresionar al grupo y es el
grupo quien puede detenerlo.

Falso. El castigo es una de las posibilidades
de actuación después de que un niño ha
agredido a otro, pero ni es la primera opción
que hay que considerar ni la más eficaz.
Incluso en los casos más flagrantes el
agresor suele creer que la víctima se
merece lo que le pasa, por tanto el castigo
generalmente le provocará un sentimiento
de injusticia que hará que busque la
venganza en la primera ocasión.

No es cierto. La agresión sistemática puede
tener consecuencias muy graves para las
víctimas, pero los agresores también
necesitan ayuda. Muchas veces la agresión
es la única manera que tienen de
relacionarse con los otros y necesitan
aprender nuevas formas de relación.

El maltrato es perjudicial para todos y dice muy
poco a favor del entorno que lo silencia y lo
tolera. Es una cuestión de derechos
fundamentales de la persona (derecho a estar
seguro en la escuela y a ser tratado con
dignidad); las escuelas son responsables de la
protección de sus alumnos y los padres tienen
que colaborar con los centros en las acciones
que emprenden para la mejora de la
convivencia.
“Hemos aprendido a volar como los
pájaros y a nadar como los peces, pero
no hemos aprendido el sencillo
arte de vivir como hermanos”
Martín Luther King
Descargar

¿Qué estamos haciendo la mayoría de los padres frente al bullying?