Un teratógeno es un agente capaz de causar un defecto congénito. Generalmente, se trata de algo
que es parte del ambiente al que está expuesta la madre durante la gestación. Puede ser un
medicamento recetado, una droga de la calle, el consumo de alcohol o una enfermedad de la madre
capaz de aumentar la posibilidad de que el bebé nazca con un defecto congénito.
Cuando por algún motivo el volumen de LCR aumenta dentro de la cabeza
y el cerebro se produce aumento del tamaño de los ventrículos, lo que es
conocido como hidrocefalia. Esto produce un aumento de presión dentro
de la cabeza, con sufrimiento para el cerebro.
Polidactil
Sindactil
Trifalangeo
Toracópago
Craneópago
Pipópago
Para reparar el defecto, es necesario un
tratamiento quirúrgico que, por lo
general, se realiza entre las primeras 12
y 24 horas después del nacimiento
para prevenir la infección, la
inflamación y daños más severos.
Se realiza una incisión en la bolsa y se
drena el exceso de líquido, mientras el
bebé se encuentra profundamente
dormido y sin sentir dolor (bajo
anestesia general). La médula espinal
se cubre con las membranas
(meninges) y se cierra la piel por
encima
de
las
meninges
sobresalientes, la médula espinal y los
nervios.
Doble
Marcador
Información
gratuita sobre
teratógenos
Identificación
de delección
del gen DAZ
Diagnóstico
Molecular
Hiperplasia
Suprarrenal
Congénita
Descargar

Descarga