Juan José González Rus
Catedrático de Derecho Penal de
la Universidad de Córdoba
2
 CÓDIGO PENAL DE 1995 ("DE LA
DEMOCRACIA“):
 Expansión de la pena de prisión:

Incremento de modalidades delictivas
con pena de prisión.

Endurecimiento real de la pena de
prisión, como consecuencia de
supresión de redención de penas por el
trabajo.
 Nuevo sistema de penas: decidido
apoyo


a las penas alternativas a la prisión
a la suspensión y sustitución de la pena
de prisión.
3
Reformas CP 1995
 1998 -2010:
 - 24 (Mestre Delgado), 26 (Díaz-
Maroto), 27 (Quintero Olivares), 25/26
(Civitas).
 Incluidas 3 reformas significativas de la
Ley penal del menor (2000).
 2010 -2013:
 2, al menos
 TOTAL: 28 reformas.
4
Bromas… 1
 2013 – 1995 = 18
 28 / 18 = 1,55
 12– 1,55
 1 7
5
Bromas… 2
 639 = 100
 15/2003  186 = 30
 5/2010  169 = 26,5
 1995
 28 – 2 =
26

x
 x = 64 (63,9)
 (# 26)
=
10
 186 + 169 + 64 = 419
 30 + 26,5 + 10 =
66,5 %  18
6
Bromas… 3
 Anteproyecto 2013:
 178 págs. (versión abril 2013)
 ducentésimo trigésimo noveno (239)
 231 (24 + 69 + 138 = 231)
 1995  639 = 100
 231 / 639 = 36,15
 ERGO…
 36, 15 + 66,5 = …
¡¡¡¡ 102,65!!!!
7
Bromas… 4
 “La evolución social de un sistema
democrático avanzado como el que
configura la Constitución española
determina que el ordenamiento jurídico
esté sometido a un proceso constante de
revisión“ (EM LO 5/2010)
 ANTES:
 Constitución  CP
 HOY:
 Constitución
 Gobierno
 Ministro
 CP
 CP
 CP
8
De veras… 1
 ¿Puede decirse seriamente que en un
sistema democrático avanzado, dentro
del mismo marco constitucional,
cambia en 18 años completamente
(¡¡¡102, 65 %!!!) la importancia de los
bienes jurídicos, las formas de ataque a
los bienes jurídicos y la valoración de los
ataques mismos, la estimación general y
particularizada de la gravedad de los
delitos, la concepción de la pena y de sus
condiciones de aplicación y ejecución?
¿En serio se puede decir esto?
9
De veras… 2
 El Derecho penal ya no se concibe hoy como
un instrumento dirigido a la protección de
los valores esenciales del orden social
constitucionalmente perfilado, sino que su
principal función es calmar la alarma social
y la inseguridad sentida por el cuerpo social,
cada vez más proclive a colocar a la
seguridad a la cabeza de sus preocupaciones
personales y sociales, sin tomar en cuenta el
menoscabo que ello puede suponer para sus
derechos y libertades fundamentales y sin
percibir que el respeto incólume de tales
garantías constituye, precisamente, el
núcleo central de la seguridad individual y
colectiva.
 ¡SIN GARANTÍAS NO HAY SEGURIDAD!
10
De veras… 3
 En este contexto, a mi juicio, se explica que
las reformas producidas en los últimos años
hayan tenido un denominador común:
incrementar la intervención penal, tanto
cuantitativa como cualitativamente, lo que
se presenta como vía exclusiva o preferente
para la consecución del óptimo de la
(ansiada y quimérica) seguridad, de
acuerdo con el axioma supuestamente
incontrovertible: “mayor seguridad
personal y colectiva = mayor gravedad de la
respuesta penal”= mayor prisión”, lo que
provoca inevitablemente que la pena de
prisión se conciba como el principal
instrumento penal, tanto más eficaz cuanto
más severa sea en su duración y condiciones
de aplicación y ejecución.
11
Objetivos centrales de las
reformas
 1. Incremento de la intervención penal,
mediante la creación de nuevas
modalidades delictivas o la ampliación del
ámbito de aplicación de las ya existentes.
 2. Expansión del ámbito de aplicación de la
prisión, ya por la vía de su señalamiento a
las nuevas modalidades delictivas que se
crean, ya por el incremento de su duración
en los casos en que ya estaba prevista.
 3. Endurecimiento del régimen de
aplicación y de ejecución de la pena de
prisión, presentando como aspiración
óptima el principio del cumplimiento
íntegro y efectivo de la pena.
12
Modalidades delictivas (1)
 Reformados 127 artículos PE

(Díez Ripollés, “Rigorismo y reforma penal”.
Cuatro legislaturas homogéneas (1996 2011)”, en Boletín Criminológico, 2/2013,
marzo, número 142)
 Derogación o reducción del ámbito de
aplicación de figuras delictivas:

7

5,51 %
 Creación de una figura delictiva o
ampliación de su ámbito de aplicación:

79 

(32,28 %, sin cambios en ámbito de
aplicación)
62,2 %
 PE: más “extensa” y más “dura”
13
Modalidades delictivas (2)
 Delitos preferidos por el celo legislativo:
 Tráfico de seres humanos (5 reformas, 2






monográficas).
Terrorismo (5 reformas; +2 indirectas).
Delitos sexuales (4 reformas legales; 3 de gran
calado)
Violencia doméstica y de “género” (4 reformas, 2
monográficas).
Seguridad vial (3 reformas).
Corrupción en las transacciones privadas e
internacionales (3 reformas).
Además: criminalidad organizada, blanqueo,
comiso, delito fiscal, etc.

(Cfr. Díez Ripolles).
 Delitos derogados:
 Negativa a realización servicio militar.
 Promoción de elecciones o consultas populares.
14
Modalidades delictivas (3)
Anteproyecto 2013:
 Delitos cuya reforma se
pretende.
 Nuevas tipificaciones.
 Trasposición de Directivas y
Decisiones-Marco.
 Derogación de las faltas.
15
Incremento prisión (1)
 Reformas producidas:
 Eliminación o reducción de
prisión:
20 
 Incremento:
85  67.5 %
15.9 %
(Cfr. Díez Ripolles)
16
De veras … 4
1.
Los casos en los que se han creado o ampliado
figuras delictivas o se ha señalado o incrementado
la duración de las penas privativas de libertad
superan claramente el 60% de todas las
modificaciones legislativas producidas.
1.
Por el contrario, las modificaciones legislativas
que han derogado o reducido el ámbito
aplicación de figuras delictivas o que han
eliminado o reducido la duración de las penas
privativas de libertad se sitúan entre el 5 y el 16 %
de los casos. Dicho de otra forma: que cada vez
que se ha derogado o reducido el ámbito de
aplicación de figuras delictivas hay 11 veces en las
que se ha creado o ampliado figuras delictivas
existentes.
2.
Del mismo modo, por cada vez que se han
eliminado o reducido el ámbito de aplicación
de penas privativas de libertad, hay más de 4
veces en las que se ha señalado o incrementado o
la duración de penas privativas de libertad.
(Cfr. Díez Ripollés)
17
Prisión. Reformas (1)
 LO 7/2003 de 30 junio, de medidas de
reforma para el cumplimiento íntegro y
efectivo de las penas:






Art. 76: Límite máximo cumplimiento: 40 años.
Art. 78.
Art. 36.
Arts. 90 y 91 (72 LOGP).
Art. 93.
LOPJ.
 LO 11/2003 de 29 septiembre, de medidas
concretas en materia de seguridad
ciudadana, violencia doméstica e
integración social de los extranjeros:
 Art. 66.1.5ª.
 Arts. 147, 234, 244.
 Violencia doméstica:
 Incremento pena
 Falta  delito.
18
Prisión (2)
 LO 15/2003, de 25 de noviembre:
 Límite mínimo prisión.

“La duración mínima de la pena de prisión
pasa de seis a tres meses, con el fin de que la
pena de privación de libertad de corta
duración pueda cumplir su función de
prevención general adecuada respecto de
los delitos de escasa importancia.” (EM).
 Localización permanente.
 Arresto fin de semana  prisión.
 Delito continuado: elevación pena.
 Suspensión/sustitución en violencia
doméstica.

También LO 1/2004, de 28 de diciembre.
19
Prisión (3)
 LO 5/2010, de 22 de junio:
 Art. 36.
 Cumplimiento de la localización
permanente en centro penitenciario en
régimen de fin de semana y días festivos.
 Libertad vigilada.
 Semejante tendencia se sigue en las
reformas operadas en la Ley Penal del
Menor.
20
De veras… 5
 Indiferente el partido promotor de las
reformas:
 Creación de figuras delictivas:


Partido Popular:
Partido Socialista:
62%
63%
 Incrementos de pena:


Partido Popular:
Partido Socialista:
67%
68%
 Eliminación de penas privativas de
libertad:


Partido Popular:
Partido Socialista
4.4%
6.8%
 Reducción de la duración:
Partido Popular:
18.2%
 Partido Socialista:
13.3%
(Díez Ripollés, 1995 -2010).

21
Anteproyecto 2013 (EM)
 La necesidad de fortalecer la confianza en la
Administración de Justicia hace preciso poner a su
disposición un sistema legal que garantice
resoluciones judiciales previsibles que, además, sean
percibidas en la sociedad como justas.
 Con esta finalidad, se lleva a cabo una profunda
revisión del sistema de consecuencias penales que se
articula a través de tres elementos:
 Incorporación de la prisión permanente
revisable, reservada a delitos de excepcional
gravedad;
 Ampliación del ámbito de aplicación de la
libertad vigilada;
 Revisión de la regulación del delito continuado.
 Custodia de seguridad (desparecida en versión de
abril de 2013).
 Modificación de la regulación de la suspensión y de
la sustitución de las penas privativas de libertad.
22
Anteproyecto 2013 (2)
 Delito continuado:
 pena superior a la pena concreta que habría
correspondido por la infracción más grave
cometida, e inferior a la suma de las penas
correspondientes a todas ellas.
 Concurso medial de delitos:
 se impondrá una pena superior a la que
habría correspondido, en el caso concreto,
por la infracción más grave, y que no podrá
exceder de la suma de las penas concretas
que hubieran sido impuestas separadamente
por cada uno de los delitos.
 Suspensión de la ejecución (reenvío):

“Art. 80. 4. No se suspenderá la ejecución de las
penas privativas de libertad superiores a un año
cuando aquélla resulte necesaria para asegurar la
confianza general en la vigencia de la norma
infringida por el delito.”
 Libertad condicional.
23
Anteproyecto 2013 (3)
 Remodelación medidas de seguridad:

“Se abandona definitivamente la idea de que
las medidas de seguridad no puedan resultar
más graves que las penas aplicables al delito
cometido”.
 Libertad vigilada:
 Prevista expresamente para el delito.
 Prisión superior a un año o medida de
seguridad privativa de libertad.
 Peligrosidad autor.
 Duración mínima de 3 años y máxima de
5.
 Prorrogable en plazos sucesivos de
duración máxima de 5 años cada uno.
 Cumplimiento previo de la pena de
prisión.
24
Anteproyecto 2013 (4)
 Prisión permanente revisable:
 Duración indeterminada.

Inferior en grado: prisión de 20 a 30 años.
 Ámbito de aplicación.
 Régimen de revisión.


período mínimo de cumplimiento: 25/25
años.
Revisión de oficio o a solicitud del
condenado.
 Libertad condicional:


No comisión de nuevos delitos.
Observancia de reglas.
 Tercer grado y permisos:

Supuestos especiales.
 Suspensión de la ejecución.
25
Anteproyecto 2013 (4)
 Supresión de faltas:
 “Sólo se mantienen aquellas infracciones
merecedoras de suficiente reproche punitivo
como para poder incluirlas en el catálogo de
delitos, configurándose en su mayoría como
delitos leves castigados con penas de multa”.
(EM).
 Custodia de seguridad (hasta versión de
abril de 2013).
26
CONCLUSIÓN FINAL
 La política criminal inspiradora de las
reformas penales hechas en los últimos
dieciocho años tiene como fines
prioritarios, por un lado, la expansión
del campo de la intervención penal y,
por otro, el incremento y cumplimiento
“íntegro” de la pena de prisión. Todo
ello, dentro de una utilización simbólica
y populista del Derecho penal que
presenta al punitivismo y a la creciente
severidad del castigo, como únicas vías
eficaces frente al fenómeno criminal.
27
Descargar

Bromas y veras en la política-criminal en torno a la pena de prisión y