La
poesía
Pertenece al Género
Literario
denominado : Lírico
o Poético
Se recurre más a las
cualidades estéticas del
lenguaje, que a su
contenido.
•Es hablar con el corazón
en la mano.
•Es expresar los
sentimientos al máximo
•Es hacer que las palabras
no sean palabras, que sean
sentimientos….
•Y hace que el papel ya no
sólo diga información, sino
que exprese el sentir del
poeta….
Pero la poesía no está escrita en
papel, está escrita en el corazón
de quien la escribe y de quien la
lee,
y deja huellas en los corazones,
tanto o más que en el papel, los
corazones son como una hoja de
papel,
se escriben historias y se dejan
recuerdos, se escriben promesas
y se dejan angustias;
se alimenta de palabras.
Características
de la poesía
1.Diversidad
Época
Región geográfica
Influencias
2. Normas formales:
• Versos
Métrica
• Estrofas
• Ritmo
Cuando este conjunto de
características es compartido
por un grupo de poetas, se
habla de la existencia de un
movimiento literario. Se
forma así una especie de
sentido de pertenencia, que
identifica a los autores y los
diferencia de otros.
Poetas
Costarricenses
http://www.palabravirtual.com/index.php?ir=
pais.php&pais=Costa+Ricahttp://www.palabra
virtual.com/index.php?ir=pais.php&pais=Costa
+Rica
MODELO ESPISTOLAR
Aquileo J. Echeverría
I
Estimada Domitila:
cojo la pluma en mis manos
tan sólo pa notisiale
que estoy gordísimo y sano,
quiere Dios, y que deseo
que, al resibo de estas
cuatro
letras, se jayen ustedes
de cabal salú gosando.
Desde antantier me
asedieron,
por jortuna, a Sota Cabo;
estrené nuevo uniforme,
y una variya me han dao
como insinia del destino,
y el sueldiyo me
aumentaron;
hora gano un peso dies
y no salgo a los mandaos,
lo que era una fregasón,
porque el teniente Naranjo
me espachaba, por lo
menos,
veinte veses a trer guaro,
u a tres puros, u a pedir
un peso aonde los Campos,
cuando no onde los
Quesadas
u aonde Rosendo Alfaro.
CUANDO EL ABUELO LE DIJO CÓMO
ERA EL ARCOIRIS
Jorge Charpentier
–Es más que eso.
Es un arco sin flecha
que busca nuestra mirada.
Hoy no te oigo, abuelo.
Estás callado como un papel en
blanco.
Como cuando volvés de escuchar las
cigarras,
esas que decís rasgan con su voz
la telaraña invisible de las estrellas.
–¿Un arco de colores?
Es que contemplo el rasguño de Dios
de montaña a montaña
y pienso en su dedo de pintor
que hace posible el arcoiris.
–¿Es un rasguño de Dios?
–Sí. Sobre el cielo, detrás del cielo,
debajo del cielo.
El arcoiris
es la señal de los poetas que
acompañan.
–¿Son como ángeles los poetas,
abuelo?
–Son como ángeles.
Al atardecer asoman su alegría
por una ventana del cielo
para que no olvidemos la belleza.
VUELO SUPREMO
Julián Marchena
soberano
de dos inmensidades: mar y cielo,
Quiero vivir la vida aventurera
de los errantes pájaros marinos;
no tener, para ir a otra ribera,
la prosaica visión de los caminos.
y cuando sienta el corazón cansado
morir sobre un peñón abandonado
con las alas abiertas para el vuelo.
Poder volar cuando la tarde muera
entre fugaces lampos ambarinos
y oponer a los raudos torbellinos
el ala fuerte y la mirada fiera.
Huir de todo lo que sea humano;
embriagarme de azul... Ser
Nocturno sin patria
Jorge De Bravo
Yo no quiero un cuchillo en
manos de la patria.
Ni un cuchillo ni un rifle para
nadie:
la tierra es para todos,
como el aire.
Me gustaría tener manos
enormes,
violentas y salvajes,
para arrancar fronteras una a
una
y dejar de frontera solo el
aire.
Que nadie tenga tierra
como tiene traje:
que todos tengan tierra
como tienen el aire.
Cogería las guerras de la
punta
y no dejaría una en el paisaje
y abriría la tierra para todos
como si fuera el aire...
Que el aire no es de nadie,
nadie, nadie...
Y todos tienen su parcela de
aire.
LA MUERTE DEL LIRIO
Por: Roberto Brenes Mesén
Mamá, dame perfumes
Porque me embriagan;
Yo entiendo lo que dicen
Las tímidas gargantas de las flores
olorosas.
Acuéstame, mamá, sobre las rosas
Mamá, se rizan los claveles y hablan
deshojadas;
Una lengua penetrante,
Acuéstame, mamá, sobre mis sueños,
En cuyas sílabas de aroma muchas cosas
Como sobre una almohada;
Estoy yerta y triste como una flor enferma; olvidadas
Resucitan
Se ha muerto para mí toda esperanza.
Se levantan,
Acuéstame, mamá, porque me siento
Colgando de la vida sobre el mundo de la Y ríen lo mismo que los niños en tu alcoba
Si los despierta el sol por la mañana.
nada,
Como en el campo los flotantes lirios
Acércame el florero: me gustan los
De la efímeras arañas.
claveles;
Su piel, su color y su alma.
Así estoy bien, mamá. Entreabre ahora
¡Es una alma tan serena
El cristal de la ventana;
El alma de esa flor que nunca engaña!
Quiero sentir ese jardín fragante
Mamá, ¿tú crees que hay alma? ¿la
Sentada al borde de mi cama,
tenemos todos?
Como un amigo
Si el alma es mariposa, ¿la del hombre es
De la infancia
una larva?
Que acerca a mis narices su pañuelo
-No, sueño mío, ¡tú no piensas! Oye;
Empapado de esencias de montaña.
Tu padre
Lisimaco Chavarria, Costa Rica, 1878
En tu ausencia
Es un pétalo blanco de flor leve,
sobre la oscuridad de una tristeza,
tu mano, de blancor terso de nieve,
poniendo una caricia en mi cabeza.
Murmurándome alguna gentileza,
tu enamorado susurrar de ave
es una dulce música suave,
fluyendo en el jardín de la tristeza.
Queda el cielo, al triunfar de la tiniebla,
en un huerto de rosas convertido:
así, mi alma, en tu imagen deleitada...
Mas queda, sobre un otro gris, perdido
el cielo en los cendales de la niebla:
¡así, lejos de ti, mi alma angustiada!
http://www.lospoetas.com/