Delegación Episcopal de Catequesis de Madrid
Vosotros sois mis discípulos
Iniciación Cristiana de niños
Carta de presentación
El camino de la felicidad
¡Bienvenido un año más a la catequesis!
Si miras hacia atrás, verás que muchas cosas han cambiado.
Por ejemplo,
Tu estatura; ¡seguro que has crecido!
Carta de presentación
El camino de la felicidad
¡Bienvenido un año más a la catequesis!
Si miras hacia atrás, verás que muchas cosas han cambiado.
Por ejemplo,
Tu estatura; ¡seguro que has crecido!
Tú, tus amigos y amigas os daréis cuenta de que físicamente os
parecéis cada vez más a los adultos, y menos, sin embargo,
a los niños.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
¡Bienvenido un año más a la catequesis!
Si miras hacia atrás, verás que muchas cosas han cambiado.
Por ejemplo,
Tu estatura; ¡seguro que has crecido!
Tú, tus amigos y amigas os daréis cuenta de que físicamente os
parecéis cada vez más a los adultos, y menos, sin embargo,
a los niños.
Habrás descubierto, además, nuevas formas de pasártelo bien,
e incluso tendrás nuevos amigos.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
¡Bienvenido un año más a la catequesis!
Si miras hacia atrás, verás que muchas cosas han cambiado.
Por ejemplo,
Tu estatura; ¡seguro que has crecido!
Tú, tus amigos y amigas os daréis cuenta de que físicamente os
parecéis cada vez más a los adultos, y menos, sin embargo,
a los niños.
Habrás descubierto, además, nuevas formas de pasártelo bien,
e incluso tendrás nuevos amigos.
En el colegio te habrán empezado a decir que hay que estudiar más
Y que las asignaturas requieren mayor esfuerzo para comprenderlas
y asimilarlas.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
En casa habrán empezado a pedirte mayor colaboración:
Que hagas tu cama
Que ayudes a fregar los platos
A quitar y poner la mesa
Hasta que hagas algunos recados.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
Todo esto quiere decir que te estás haciendo mayor:
Y ¡cuánto te gusta!, ¿verdad?
Carta de presentación
El camino de la felicidad
También en la catequesis las cosas este año cambian algo:
Habrás cambiado de catequista.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
También en la catequesis las cosas este año cambian algo:
Habrás cambiado de catequista.
El grupo será distinto al del curso pasado.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
También en la catequesis las cosas este año cambian algo:
Habrás cambiado de catequista.
El grupo será distinto al del curso pasado.
Vais a tener nuevas y diferentes actividades.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
Habrá cambiado asimismo tu relación con Jesús.
Ahora ya participas habitualmente de la Eucaristía
Carta de presentación
El camino de la felicidad
Habrá cambiado asimismo tu relación con Jesús.
Ahora ya participas habitualmente de la Eucaristía
Y Jesús te invita a vivir, siguiendo e imitando el modo que él tenía
de hacer las cosas.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
¿Recuerdas aquello que decía Jesús?
Pues es verdad.
Si queremos dar fruto, tenemos que estar muy unidos a Él
y ser de verdad discípulos suyos.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
Este curso nos gustaría que descubrieras que:
Dios nos quiere hacer felices; tanto como lo es Él en el cielo.
Allí estaremos un día con Él.
2 Carta de presentación
El camino de la felicidad
Mientras llega ese día:
Dios ha querido enseñarnos a ser felices aquí
en la tierra.
Nos ha enseñado el camino del amor,
que es el único que nos hace verdaderamente
felices y el único que sirve para hacer felices a
los que están con nosotros.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
¡Disponte a caminar!
Se trata de un camino maravilloso.
No estás solo, Jesús hace el camino
con nosotros.
La fuerza del Espíritu Santo
no te va a faltar.
Tampoco la ayuda de la Iglesia:
de tus padres, de tus catequistas,
de tus compañeros de grupo.
Desde el cielo estarán muy atentos los santos:
que te echarán más de un cable para que, cuando lleguen las dificultades,
no te pares y sigas adelante.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
¡Ánimo!
Merece la pena fiarse de Jesús y caminar por la vida como él lo hizo.
A Jesús le fue muy bien.
A los apóstoles y discípulos de Jesús también.
Carta de presentación
El camino de la felicidad
¡Comenzamos!
Carta de presentación
El camino de la felicidad
Las Bienaventuranzas:
Dichosos los pobres en el espíritu, porque suyo es el reino de los cielos.
Dichosos los que están tristes, porque Dios los consolará.
Dichosos los humildes, porque heredarán la tierra.
Dichosos los que tienen hambre y sed de hacer la voluntad de Dios,
porque Dios los saciará.
Dichosos los misericordiosos, porque Dios tendrá misericordia de ellos.
Dichosos los que tienen un corazón limpio, porque verán a Dios.
Dichosos los que construyen la paz, porque Dios los llamará sus hijos.
Dichosos los perseguidos por hacer la voluntad de Dios,
porque de ellos es el reino de los cielos.
Dichosos seréis cuando os injurien y os persigan, y digan de vosotros
toda clase de calumnias por causa mía.
Alegraos y regocijaos, porque será grande vuestra recompensa en los cielos,
pues así persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.
Descargar

presentación

Tod@s l@s sant@s

[email protected] [email protected] [email protected]

Tod@s l@s sant@s

[email protected] [email protected] [email protected]