3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
 Punto de partida
 Mensaje Cristiano
 El Catecismo nos recuerda
 El Youcat nos recuerda
 Expresión de la fe: Oración (1)
 Expresión de la fe: Oración (2)
 Canción
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
Os vamos a contar parte de la vida de una mujer llamada Dolores
Rodríguez Sopeña.
En ella, como en tantos otros discípulos de
Jesús, ardió con fuerza la llama del Evangelio,
y su vida iluminó a otras muchas personas que
tuvieron la suerte de conocerla y tratarla.
Para esas personas, Dolores Sopeña fue
verdaderamente sal, pues supo disolverse,
darse olvidándose de sí misma, para que
los demás pudieran ser felices.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
Queremos que la conozcáis y comprobéis
hasta qué punto la fuerza del Evangelio es
capaz de convertir a las personas
enamoradas de Jesús en sal y luz para
los demás.
¡Ah!, otra cosa:
¡Ojalá y os animéis a seguir su ejemplo!
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
Dolores Rodríguez Sopeña nació el año
1848 en un pueblo precioso de Almería
que se llama Vélez Rubio.
Vivió después en otros muchos sitios
del sur de España
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
En 1870, Dolores y toda
su familia se trasladaron
a Puerto Rico.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
Al morir su madre,
en 1877, volvieron a
España; concretamente
se instalaron en Madrid.
Y aquí precisamente empieza la parte de la vida
de Dolores Sopeña que os queremos contar
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
¿Qué hizo Dolores para conseguir ser feliz en
su vida?
Hizo mucha oración.
Le pidió luz al Señor
por medio de María.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
¿Acertó a la primera o tuvo que buscar en más
de un sitio?
No, primero pensó
que Dios le pedía
ser monja
contemplativa.
Y luego sintió que
Dios quería que
buscara a los que
no le conocen.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
¿En qué consistía para ella lo de ser cristiana?
En estar donde Dios
la enviaba;
entre los pobres,
consolándolos y
ayudándoles a conocer
a Dios.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
¿Cómo consiguió Dolores hacer felices a los que más sufren?
Visitándolos en
la cárcel y también en
sus casas.
Tratándoles con
respeto y con cariño,
y ayudando a
remediar sus muchas
necesidades.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
¿Podemos nosotros hacer algo semejante a lo que hizo Dolores?
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
Siempre ha habido personas que, sabiendo que
Dios les quería hacer felices y que les prometía
el cielo si se comportaban bien, tuvieron, por eso,
también muy claro que la voluntad de Dios es que
todos los hombres sean felices ya aquí, en esta
tierra, conociendo y amando al Señor para poder
alcanzar así la vida eterna.
Desde la fe y la esperanza, contribuyeron a que
la sociedad y las relaciones entre los seres
humanos fueran más justas y dignas.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
De la carta a Diogneto
Es un texto anónimo
del siglo II que habla
de la misión y
el papel de
los cristianos en
medio del mundo
«Para decirlo brevemente, lo que es el alma en el cuerpo,
eso son los cristianos en el mundo. El alma está esparcida
por todos los miembros del cuerpo, y cristianos hay por
todas las ciudades del mundo. Habita el alma en el cuerpo,
pero no procede del cuerpo: así los cristianos habitan en
el mundo, pero no son del mundo… Los cristianos son
conocidos como quienes viven en el mundo, pero su religión
sigue siendo invisible… Los cristianos son los que mantienen
la trabazón del mundo. El alma inmortal habita en una
tienda mortal; así los cristianos viven de paso en moradas
corruptibles, mientras esperan la incorrupción en los cielos…
Tal es el puesto que Dios les señaló y no les es lícito desertar
de él.» (Carta a Diogneto)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
De un libro de Tertuliano
Tertuliano fue uno
de los Santos Padres
de la Iglesia. Nació
en Cartago el año
155, vivió en Roma y
allí murió el año 220.
«No vivimos en el mundo al margen de vuestro foro,
de vuestro mercado, de vuestros establecimientos
comerciales, de vuestras tiendas, de vuestras
posadas y ferias. Con vosotros navegamos, hacemos
el servicio militar, cultivamos el campo, ejercitamos
el comercio y las artes y publicamos nuestras obras,
según vuestras costumbres.»
(De Tertuliano,
citado en el catecismo Esta es nuestra fe, pág. 341)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Punto de partida
Los cristianos tenemos una misión en el mundo
¿Qué papel nos les toca cumplir a los cristianos
dentro de la sociedad?
Puesto que vivimos de paso en la tierra
esperando el cielo, ¿podemos desentendernos
de los problemas que hay en la sociedad y
en el mundo?
¿Qué querrá decir que somos “el alma del
mundo”, aunque no seamos del mundo?
¿Por qué dice Tertuliano que “no vivimos en
el mundo al margen del mundo?
¿Cómo se concreta esto?
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
La transformación del mundo y de
las estructuras que lo forman, empezando
por nuestra realidad más inmediata,
es algo que se deduce del misterio de
la Encarnación y también de
la predicación de Jesús y de su modo de
actuar en este mundo.
Asimismo forma parte de la misión que
Jesús les encomendó a sus apóstoles y
discípulos.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús es la luz que ilumina las tinieblas del mundo
El nacimiento de Jesús fue anunciado por Zacarías, el padre de san Juan
Bautista, como la llegada, el amanecer de «un sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que están en tinieblas y en sombras de muerte y para
dirigir nuestros pasos por el camino de la paz» (Lc 1,78-79).
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús vino a librar a los cautivos de todo mal
Jesús comenzó su vida pública leyendo en
la sinagoga de Nazaret un texto del libro del
profeta Isaías que decía así:
«El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido
para anunciar la buena noticia a los pobres; me ha enviado
a proclamar la liberación a los cautivos y dar vista a los
ciegos, a libertar a los oprimidos y a proclamar un año de
gracia del Señor.» (Lc 4,18-19)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús vino a librar a los cautivos de todo mal
En una ocasión, los discípulos de Juan le
vinieron a preguntar si él era el Mesías.
Jesús como respuesta se limitó a curar a
muchos de sus enfermedades, de sus
dolencias y de sus malos espíritus, y devolvió
la vista muchos ciegos
Y añadió a continuación:
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
«Id y contad a Juan lo que habéis visto y
oído: los ciegos ven, los cojos andan,
los leprosos quedan limpios, los sordos
oyen, los muertos resucitan y a los pobres
se les anuncia la buena noticia» (Lc 7,22).
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús vino a librar a los cautivos de todo mal
Jesús daba a entender así que la misión
que recibió del Padre de salvar a
los hombres y de anunciar la llegada del
Reino de Dios prometido para el tiempo
mesiánico, se hacía también visible en
la transformación de las condiciones de
vida de los más desfavorecidos:
pobres, cautivos, ciegos y oprimidos.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús vino a librar a los cautivos de todo mal
Los milagros de Jesús hay que
interpretarlos como una manifestación
más de la voluntad del Padre que oye y
atiende los gritos de los cautivos y de
todos los que sufren (cf. Éx 3, 7-10).
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús vino a librar a los cautivos de todo mal
Jesús nos reveló de este modo que Dios
se preocupa realmente por la suerte de
los hombres y también que le afectan
las condiciones en que viven sus hijos en
esta tierra, creada por Él para su Gloria
(cf. Compendio del CCE 53).
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús llamó a sus discípulos a ser sal, luz y levadura
Cuando Jesús enseñó a rezar a sus discípulos, les invitó a pedir
que la voluntad de Dios se cumpliera
en la tierra lo mismo que en el cielo:
«Hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo» (Mt 6,10).
Por ello cada vez que rezamos al Padre
y le pedimos por algo en concreto,
también nos comprometemos por nuestra parte a hacer
todo lo posible para que el plan de Dios se cumpla en la tierra.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús llamó a sus discípulos a ser sal y luz
«Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvirtúa, ¿con qué se salará?
Para nada vale ya, sino para tirarla fuera y que la pisen los hombres.
Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en
la cima de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para taparla con una
vasija de barro; sino que se pone sobre el candelero, para que alumbre a todos
los que están en la casa.
Brille de tal modo vuestra luz delante de los hombres que, al ver vuestras
obras, den gloria a vuestro Padre que está en los cielos.» (Mt 5,13-16)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús comparó el Reino de los cielos con lo que sucede con el grano
de mostaza y con la levadura
«Sucede con el reino de los cielos lo que con un grano de mostaza que
un hombre toma y siembra en su campo. Es la más pequeña de todas
las semillas, pero cuando crece es mayor que las hortalizas y se hace como
un árbol, hasta el punto de que las aves del cielo pueden anidar en sus
ramas.
Les dijo otra parábola: Sucede con el reino de los cielos lo que con
la levadura que una mujer toma y mete en tres medidas de harina, hasta
que todo fermenta» (Mt 13,31-33)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Jesús comparó el Reino de los cielos con lo que sucede con el grano
de mostaza y con la levadura
Por todo ello, la fe de la Iglesia nos dice que «el mensaje cristiano no
aparta a los hombres de la construcción del mundo ni les impulsa a
despreocuparse del bien de sus semejantes, sino que, al contrario,
les obliga más a llevar a cabo esto como un deber... El ingente esfuerzo
con el que los hombres pretenden mejorar las condiciones de su vida a
lo largo de los siglos, considerado en sí mismo, responde al plan de
Dios» Gaudium et spes 34.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Nuestro compromiso
Si queremos ser en verdad discípulos de Jesús tenemos que
plantearnos seriamente cómo debe ser nuestro modo de vivir y de
actuar en este mundo, de manera que:
La luz del Evangelio ilumine las tinieblas de este mundo
(injusticias, mentiras, odios, enfrentamientos...)
La semilla del bien, de la verdad, del amor y de la unidad crezcan y
se desarrollen ya en esta tierra.
La levadura del Reino de Dios transforme nuestra realidad,
la renueve y la purifique, como es la voluntad del Padre celestial.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Mensaje cristiano
Proclamar la liberación a los cautivos
Nuestro compromiso
Piensa, por tanto, en los compromisos concretos que,
como bautizado, debes asumir:
 En casa
 En el colegio
 En la parroquia
 Con tus amigos
 ...
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
El Catecismo nos recuerda
Los cristianos hemos de procurar el amor y la unidad
«Dios ha querido que los hombres vivamos en sociedad.
Los cristianos viven en la sociedad como los demás ciudadanos […]
y cooperan con ellos para que la sociedad progrese en todos
aquellos aspectos que favorecen la dignidad del hombre, y sea cada
día más justa y más fraterna.» (ENF 340)
«Los cristianos deben cooperar con las actividades de la sociedad
civil y preocuparse por la paz, la justicia y la unión entre todos
los hombres, y trabajar, en la medida de lo posible, para lograrlo.»
(ENF 341)
«El cristiano en todo momento ha de procurar el amor y la unidad;
ha de contribuir al diálogo para superar las divisiones, y ha de
fomentar la solidaridad al servicio del bien común.» (ENF 342)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
El Youcat nos recuerda
Los cristianos hemos de trabajar para que reine la justicia
¿En qué consiste la vocación de los fieles cristianos?
Los fieles cristianos son enviados para comprometerse en
la sociedad, para que el reino de Dios pueda crecer entre
los hombres. (Youcat 139)
El fiel cristiano se ocupa de que las personas de su entorno
(en el colegio, la formación, la familia y el trabajo) conozcan
el Evangelio y aprendan a amar a Cristo.
Mediante su fe el fiel cristiano influye en la sociedad, la economía y
la política.
Los jóvenes deben reflexionar especialmente sobre el lugar que
Dios quiere que ocupen.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
El Youcat nos recuerda
Los cristianos hemos de trabajar par que reine la justicia
¿Dónde se muestra la solidaridad de los cristianos con
las demás personas?
Los cristianos se comprometen a favor de estructuras sociales justas.
A ello pertenece el que todos los hombres tengan acceso a los bienes
materiales y espirituales de esta tierra.
Los cristianos también se preocupan de que se respete la dignidad del
trabajo humano, a lo que corresponde un salario justo.
También la transmisión de la fe es un acto de solidaridad con todos
los hombres. (Youcat 332)
La solidaridad es el signo práctico en el que se reconocen
los cristianos. Pues ser solidario no es únicamente un mandato de
la razón. Jesucristo, nuestro Señor, se ha identificado plenamente
con los pobres y los más pequeños (Mt 25,40). Negarles a ellos
la solidaridad supondría rechazar a Cristo.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
El Youcat nos recuerda
Los cristianos hemos de trabajar par que reine la justicia
¿Por qué tiene la Iglesia una Doctrina Social?
Dado que todas las personas, creadas a imagen de Dios, poseen
una dignidad única, la Iglesia, con su Doctrina Social, aboga a favor
de que esta dignidad de la persona se realice en el ámbito social
también para todas las personas.
No pretende tutelar la política o la economía. Pero cuando en
la política y en la economía se ataca la dignidad de las personas, la
Iglesia debe intervenir. (Youcat 438)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
El Youcat nos recuerda
Los cristianos hemos de trabajar par que reine la justicia
¿Por qué tiene la Iglesia una Doctrina Social?
«Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de
los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de
cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y
angustias de los discípulos de Cristo» (Concilio Vaticano II. GS 1).
En su Doctrina Social, la Iglesia concreta esta frase. Y se pregunta:
¿Cómo podemos hacernos responsables del bienestar y el trato
correcto para todos, también para los no cristianos? ¿Cómo debe
ser la forma justa de la convivencia humana, de Las instituciones
políticas, económicas y sociales? En su acción a favor de la justicia
la Iglesia es llevada por un amor que se mira en el amor de Cristo
por los hombres. (Youcat 438)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
El Youcat nos recuerda
Los cristianos hemos de trabajar par que reine la justicia
¿Están obligados los cristianos a comprometerse en
la política y en la sociedad?
Es una misión especial de los fieles laicos comprometerse en
la política, la sociedad y la economía, según el espíritu del
Evangelio, la caridad, la verdad y la justicia.
Para ello la doctrina social de la Iglesia les ofrece una orientación
clara. (Youcat 440)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
El Youcat nos recuerda
Los cristianos hemos de trabajar par que reine la justicia
¿Qué importancia tienen los pobres para los cristianos?
El amor a los pobres debe ser en todos los tiempos el distintivo de
los cristianos.
A los pobres no les corresponde sin más algún tipo de limosnas; tienen
derecho a la justicia.
Los cristianos tienen un deber especial de compartir sus bienes.
Cristo es un ejemplo en el amor a los pobres. (Youcat 449)
Los cristianos deben cuidar con atención, caridad y constancia de
los necesitados de la tierra. Pues en ningún otro aspecto son tan
claramente medidos por Cristo como en la forma en la que tratan
a los pobres: «Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis
hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Mt 25,40).
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
El Youcat nos recuerda
Los cristianos hemos de trabajar par que reine la justicia
«A menudo puedes ver cables que cruzan las calles.
Antes de que la corriente fluya por ellos no hay luz.
El cable somos tú y yo. ¡La corriente es Dios!
Tenemos el poder de dejar pasar la corriente a través de
nosotros y de este modo generar la luz del mundo -JESÚSo de negarnos a ser utilizados y de este modo permitir
que se extienda la oscuridad».
Madre Teresa de Calcuta
(Youcat 11)
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Expresión de la fe
Oración
El hombre y la obra de Dios
TU PODER MULTIPLICA LA EFICACIA DEL HOMBRE,
Y CRECE CADA DÍA ENTRE SUS MANOS,
LA OBRA DE TUS MANOS.
Nos señalaste un trozo de la viña y nos dijiste:
«Venid y trabajad.»
Nos mostraste una mesa vacía y nos dijiste:
«Llenadla de pan.»
Nos presentaste un campo de batalla y nos dijiste:
«Construid la paz.»
Nos sacaste al desierto con el alba y nos dijiste:
«Levantad la ciudad.»
Pusiste una herramienta en nuestras manos y nos dijiste:
«Es tiempo de crear.»
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Por los siglos. Amén.
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Expresión de la fe
Oración
Señor, hazme instrumento de tu paz
Que allá donde hay odio,
yo ponga el amor.
Que allá donde hay ofensa,
yo ponga el perdón.
Que allá donde hay discordia,
yo ponga la unión.
Que allá donde hay error,
yo ponga la verdad.
Que allá donde hay duda,
yo ponga la fe.
Que allá donde haya desesperación,
yo ponga esperanza.
Que allá donde hay tinieblas,
yo ponga la luz.
Que allá donde hay tristeza,
yo ponga alegría.
Oh Señor,
que yo no busque tanto ser consolado,
cuanto consolar,
ser comprendido, cuanto comprender,
ser amado, cuanto amar.
Porque es dándose como se recibe,
es olvidándose de sí mismo
como uno se encuentra a sí mismo,
es perdonando, como se es perdonado,
es muriendo como se resucita
a la vida eterna.
San Francisco de Asís
3
Vosotros sois la sal de la tierra
y la luz del mundo
Canción
Luz del mundo
Aquel a quien hemos podido ver,
Aquel que nuestras manos han podido sentir,
Aquel a quien pudimos escuchar,
el que reconocimos en nuestro corazón,
aquí está; os lo anunciamos hoy.
Resplandece con su luz
es del mundo el Salvador.
Hay tantos entre tanta oscuridad
y tantos en el mundo que duermen sin cesar.
Hagámosles, hermanos, despertar,
salir de su dolor, brindarles amistad
y juntos enfrentar el temporal.
Seamos en la noche pregoneros de la luz.
La luz en el mundo,
sal de la tierra,
seamos para el mundo el rostro del amor.
La luz en el mundo.
Cristo es la luz
seremos su reflejo
y por siempre brillaremos con su luz.
Hay tantos que se pierden al buscar
sentido de vivir, razones para amar.
Si los pudiéramos acompañar,
compartir su dolor, presentarles a Jesús,
quizás ellos pudiesen comprender
que es en el partir el pan
que podemos renacer.
JMJ de Toronto
Descargar

vosotros sois la sal de la tierra y la luz del mundo