Apo 6:1 Vi cuando el Cordero abrió uno de los
sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes
decir como con voz de trueno: Ven y mira. V 6:2
Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo
montaba tenía un arco; y le fue dada una corona,
y salió venciendo, y para vencer. V 6:3 Cuando
abrió el segundo sello, oí al segundo ser
viviente, que decía: Ven y mira. V 6:4 Y salió otro
caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado
poder de quitar de la tierra la paz, y que se
matasen unos a otros; y se le dio una gran
espada. V 6:5 Cuando abrió el tercer sello, oí al
tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré,
y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba
tenía una balanza en la mano.
V 6:6 Y oí una voz de en medio de los cuatro
seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo
por un denario, y seis libras de cebada por un
denario; pero no dañes el aceite ni el vino. V
6:7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del
cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. V
6:8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el
que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el
Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre
la cuarta parte de la tierra, para matar con
espada, con hambre, con mortandad, y con
las fieras de la tierra.
Entonces
veamos las 7
acciones de los
seres vivientes
1.- Apocalipsis 4:6 Y delante
del trono había como un mar
de vidrio semejante al cristal; y
junto al trono, y alrededor del
trono, cuatro seres vivientes
llenos de ojos delante y detrás.
V 4:7 El primer ser viviente era
semejante a un león; el
segundo era semejante a un
becerro; el tercero tenía rostro
como de hombre; y el cuarto
era semejante a un águila
volando. V 4:8 Y los cuatro
seres vivientes tenían cada
uno seis alas, y alrededor y por
dentro estaban llenos de ojos;
y no cesaban día y noche de
decir: Santo, santo, santo es el
Señor Dios Todopoderoso, el
que era, el que es, y el que ha
de venir. (sigue)
V 4:9 Y siempre que
aquellos seres vivientes dan
gloria y honra y acción de
gracias al que está sentado
en el trono, al que vive por
los siglos de los siglos, V
4:10 los veinticuatro
ancianos se postran delante
del que está sentado en el
trono, y adoran al que vive
por los siglos de los siglos,
y echan sus coronas
delante del trono, diciendo:
V4:11 Señor, digno eres de
recibir la gloria y la honra y
el poder; porque tú creaste
todas las cosas, y por tu
voluntad existen y fueron
creadas.
AQUÍ VEAMOS
 LAS SEIS ALAS
 LLENOS DE OJOS
ALREDEDOR DEL
TRONO
 VELABAN DE DIA Y
DE NOCHE
 DAN GLORIA,
HONRA y ACCIÓN
DE GRACIAS
 LOS 24 ACIANOS
SE POSTRAN
ADORAN Y HACEN
SU DECLARACIÓN
2.- Apocalipsis 5:1 Y vi en la
mano derecha del que estaba
sentado en el trono un libro
escrito por dentro y por fuera,
sellado con siete sellos. V 5:2 Y
vi a un ángel fuerte que
pregonaba a gran voz: ¿Quién
es digno de abrir el libro y
desatar sus sellos? V 5:3 Y
ninguno, ni en el cielo ni en la
tierra ni debajo de la tierra,
podía abrir el libro, ni aun
mirarlo. V 5:4 Y lloraba yo
mucho, porque no se había
hallado a ninguno digno de
abrir el libro, ni de leerlo, ni de
mirarlo. V 5:5 Y uno de los
ancianos me dijo: No llores. He
aquí que el León de la tribu de
Judá, la raíz de David, ha
vencido para abrir el libro y
desatar sus siete sellos. ( sigue)
V 5:6 Y miré, y vi que en medio del
trono y de los cuatro seres vivientes,
y en medio de los ancianos, estaba en
pie un Cordero como inmolado, que
tenía siete cuernos, y siete ojos, los
cuales son los siete espíritus de Dios
enviados por toda la tierra. V 5:7 Y
vino, y tomó el libro de la mano
derecha del que estaba sentado en el
trono. V 5:8 Y cuando hubo tomado el
libro, los cuatro seres vivientes y los
veinticuatro ancianos se postraron
delante del Cordero; todos tenían
arpas, y copas de oro llenas de
incienso, que son las oraciones de los
santos; V 5:9 y cantaban un nuevo
cántico, diciendo: Digno eres de
tomar el libro y de abrir sus sellos;
porque tú fuiste inmolado, y con tu
sangre nos has redimido para Dios, de
todo linaje y lengua y pueblo y nación;
V 5:10 y nos has hecho para nuestro
Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos
sobre la tierra.
Mire cuatro cosas
 TESTIFICAN DE LA
GLORIA
 CONTINUAMENTE
 DAN PODER
 ASI SEA
3.- Apocalipsis 6:1 Vi cuando el
Cordero abrió uno de los sellos, y
oí a uno de los cuatro seres
vivientes decir como con voz de
trueno: Ven y mira. V 6:2 Y miré, y
he aquí un caballo blanco; y el que
lo montaba tenía un arco; y le fue
dada una corona, y salió
venciendo, y para vencer. V 6:3
Cuando abrió el segundo sello, oí
al segundo ser viviente, que decía:
Ven y mira. V 6:4 Y salió otro
caballo, bermejo; y al que lo
montaba le fue dado poder de
quitar de la tierra la paz, y que se
matasen unos a otros; y se le dio
una gran espada. V 6:5 Cuando
abrió el tercer sello, oí al tercer ser
viviente, que decía: Ven y mira. Y
miré, y he aquí un caballo negro; y
el que lo montaba tenía una
balanza en la mano. (sigue)
V 6:6 Y oí una voz de en medio
de los cuatro seres vivientes,
que decía: Dos libras de trigo
por un denario, y seis libras de
cebada por un denario; pero no
dañes el aceite ni el vino. V 6:7
Cuando abrió el cuarto sello, oí
la voz del cuarto ser viviente,
que decía: Ven y mira. V 6:8
Miré, y he aquí un caballo
amarillo, y el que lo montaba
tenía por nombre Muerte, y el
Hades le seguía; y le fue dada
potestad sobre la cuarta parte
de la tierra, para matar con
espada, con hambre, con
mortandad, y con las fieras de
la tierra.
VEAMOS:
•El primer ser viviente
Vs. El caballo blanco
•El segundo ser
viviente vs: el caballo
rojo
•El tercer ser viviente
vs. El caballo negro
•El cuarto ser viviente
vs. El caballo amarillo
4.- Apocalipsis 7:11 Y todos los
ángeles
estaban
en pie
alrededor del trono, y de los
ancianos y de los cuatro seres
vivientes; y se postraron
sobre sus rostros delante del
trono, y adoraron a Dios, V
7:12
diciendo: Amén. La
bendición y la gloria y la
sabiduría y la acción de
gracias y la honra y el poder y
la fortaleza, sean a nuestro
Dios por los siglos de los
siglos. Amén.
DE PIE DELANTE DEL TRONO
CON TODAS MULTITUDES
5.- Apocalipsis 14:1
Después
miré, y he aquí el Cordero estaba
en pie sobre el monte de Sion, y
con él ciento cuarenta y cuatro
mil, que tenían el nombre de él y
el de su Padre escrito en la
frente.V 14:2 Y oí una voz del
cielo como estruendo de muchas
aguas, y como sonido de un
gran trueno; y la voz que oí era
como de arpistas que tocaban
sus arpas.V14:3 Y cantaban un
cántico nuevo delante del trono,
y delante de los cuatro seres
vivientes, y de los ancianos; y
nadie podía aprender el cántico
sino aquellos ciento cuarenta y
cuatro mil que fueron redimidos
de entre los de la tierra.
TESTIFICAN DE LOS 144 000
6.- Apocalipsis 15:6 y del templo
salieron los siete ángeles que
tenían las siete plagas, vestidos de
lino limpio y resplandeciente, y
ceñidos alrededor del pecho con
cintos de oro. V 15:7 Y uno de los
cuatro seres vivientes dio a los
siete ángeles siete copas de oro,
llenas de la ira de Dios, que vive
por los siglos de los siglos.v 15:8
Y el templo se llenó de humo por la
gloria de Dios, y por su poder; y
nadie podía entrar en el templo
hasta que se hubiesen cumplido
las siete plagas de los siete
ángeles.
ENTREGAN LAS COPAS DE LA IRA
7.- Apocalipsis 19:1
Después de
esto oí una gran voz de gran
multitud en el cielo, que decía:
¡Aleluya! Salvación y honra y gloria
y poder son del Señor Dios nuestro;
V 19:2
porque sus juicios son
verdaderos y justos; pues ha
juzgado a la gran ramera que ha
corrompido a la tierra con su
fornicación, y ha vengado la sangre
de sus siervos de la mano de ella. V
19:3 Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el
humo de ella sube por los siglos de
los siglos. V 19:4 Y los veinticuatro
ancianos y los cuatro seres
vivientes se postraron en tierra y
adoraron a Dios, que estaba sentado
en el trono, y decían: ¡Amén!
¡Aleluya!
TESTIFICAN CONTRA LA GRAN
RAMERA
Ahora sí regresamos al
punto. Veamos porqué
es cada uno de los
seres comparado con
los caballos.
Apocalipsis 4:7 El
primer ser viviente era
semejante a un león
(caballo blanco) el
segundo era semejante
a un becerro (caballo
rojo); el tercero tenía
rostro como de hombre
(caballo negro); y el
cuarto era semejante a
un águila volando.
(caballo amarillo)
Descargar

El misterio de los seres vivientes