Prometeo, el ladrón
del fuego
Realizado por:
Jorge Díaz Sanz y Sara Molinero Sánchez
¿Qué significa el mito?
Significa que no se puede engañar a las
personas más inteligentes porque, al ser
más inteligentes, nos pueden engañar y
castigar como Zeus a Prometeo.
Resumen
Este mito trata de las ofrendas que hacían
los hombres a los dioses. Todo iba bien
hasta que un día los hombres mataron un
robusto buey y no sabían que parte
entregarle a los dioses, ya que si le daban
la mejor parte ellos se quedarían sin comer,
y si le daban la peor parte a los dioses,
estos se ofenderían. Entonces Zeus (padre
de los dioses y de los hombres) encomendó
la tarea a Prometeo (titán) de que los
animales fuesen repartidos
Resumen
como dispusiese y Prometeo pensó que era
injusto para los hombres ofrecer a los
dioses la mejor parte porque los dioses
ya se alimentaban de néctar y ambrosía.
Entonces pensó que Zeus se enfadaría si
le daba la peor parte y dividió el buey
en dos montones y dio a elegir a Zeus.
Zeus eligió el que parecía más apetitoso
y al ver que no era así castigó a los
hombres quitándoles el fuego.
Resumen
Prometeo, al ver que los hombres sufrían
decidió subir al Olimpo y robar el fuego a
Zeus para devolvérselo a los hombres. Zeus
al darse cuenta decidió castigar por una
parte a Prometeo, encadenándolo y que un
águila viniera y se alimentara de su hígado
y, cuando estuviese a punto de morir, este
se regeneraría y a los hombres les envió a
una mujer llamada Pandora, pero eso es
otra historia…
Engaño de Prometeo a Zeus
Prometeo, tras ver que la
situación era injusta decidió engañar a
Zeus y para ello hizo dos montones en
los que en uno puso la peor carne
escondida por la carne del estómago y
en el otro la mejor carne tapada por las
vísceras y le dio a elegir a Zeus y este
sin pensar, eligió el primer montón que
parecía el más apetecible y se equivoco
Castigo de Zeus a Prometeo
Tras engañar a Zeus
este
este castigó a
Promete
Prometeo atándolo
co
con cadenas en los
mo
montes Cáucaso.
Cada
Cada día iba un
águila y se alimentaba de su hígado, este
se regeneraba cuando iba a morir y así
por toda la eternidad.
Descargar

Prometeo, el ladrón del fuego - Lengua catellana y Literatura 2º ESO B