Pureza y
Relaciones
Sexuales en el
Matrimonio
Una perspectiva bíblica del
sexo
• Instituido por Dios antes del
pecado (Gn. 1:28) y por tanto es
santo (He 13:4)
– No es vergonzoso sino puro y bueno
– Debemos practicar nuestra vida
sexual de una manera que agrada a
Dios
• Diseñado por Dios para ser una
fuente de placer (Pr 5:15-19;
Cantar de Cantares)
• Un mandato de Dios (1 Co 7:3-5)
• Diseñado por Dios para satisfacer
primero las necesidades de mi
cónyuge (1 Co 7:4-5)
• Diseñado para la reproducción
Perspectivas erróneas
• Es lo más importante del
matrimonio
• Es algo desagradable
• Es una herramienta para la
manipulación de mi pareja
• Cualquier acto sexual es lícito
dentro del matrimonio
Impedimentos a una vida
sexual satisfactoria
• Ignorancia
– Las temporadas de la vida
– Las necesidades particulares
– “El Placer Sexual Ordenado por Dios” Ed y
Gaye Wheat (Caribe)
• Falta de unidad
• Culpabilidad
– Actividad sexual pre- o extramatrimonial
– Abuso sexual
– Problemas en la interacción con su cónyuge
• Problemas en otras áreas (trabajo,
enfermedad, etc)
Conclusión:
• La relación sexual es uno de los grandes dones
que Dios ha dado al hombre. Es algo que puede
ser fuente de gran gozo y satisfacción. Pero la
única manera en que el hombre puede conocer
el gozo que viene de esa relación es a través de
una relación matrimonial que se está
desarrollando en todas sus facetas: espiritual,
emocional y física. Si el acto físico se lleva a
cabo fuera de los límites del matrimonio, no
traerá satisfacción duradera y además será un
impedimento a su relación sexual matrimonial.
Aún dentro del matrimonio, la relación sexual no
ofrecerá una satisfacción completa sin una
relación de intimidad y unidad en todas las
áreas. Recuerda: Dios te dio tu sexualidad para
que la disfrutes plenamente. Pero cuida que tu
sexualidad no sea un dios para ti, llevándote a
pecar y así perder la bendición de una vida
sexual plenamente satisfactoria.
• Gn 1:28
28 Y los bendijo Dios, y les dijo:
Fructificad y multiplicaos; llenad la
tierra, y sojuzgadla, y señoread en
los peces del mar, en las aves de
los cielos, y en todas las bestias que
se mueven sobre la tierra.
• Heb 13:4
4 Honroso sea en todos el
matrimonio, y el lecho sin mancilla;
pero a los fornicarios y a los
adúlteros los juzgará Dios.
• Pr 5:15-19
15
Bebe el agua de tu misma cisterna, Y
los raudales de tu propio pozo.
16 ¿Se derramarán tus fuentes por las
calles, Y tus corrientes de aguas por las
plazas?
17 Sean para ti solo, Y no para los
extraños contigo.
18 Sea bendito tu manantial, Y alégrate
con la mujer de tu juventud,
19 Como cierva amada y graciosa gacela.
Sus caricias te satisfagan en todo tiempo,
Y en su amor recréate siempre.
• 1Co 7:3-5
3
El marido cumpla con la mujer el deber
conyugal, y asimismo la mujer con el
marido.
4 La mujer no tiene potestad sobre su
propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco
tiene el marido potestad sobre su propio
cuerpo, sino la mujer.
5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por
algún tiempo de mutuo consentimiento,
para ocuparos sosegadamente en la
oración; y volved a juntaros en uno, para
que no os tiente Satanás a causa de
vuestra incontinencia.
• 1Co 7:4-5
4 La mujer no tiene potestad sobre
su propio cuerpo, sino el marido; ni
tampoco tiene el marido potestad
sobre su propio cuerpo, sino la
mujer.
5 No os neguéis el uno al otro, a no
ser por algún tiempo de mutuo
consentimiento, para ocuparos
sosegadamente en la oración; y
volved a juntaros en uno, para que
no os tiente Satanás a causa de
vuestra incontinencia.
Descargar

12 Pureza y Relaciones Sexuales en el Matrimonio