Sophía la Perra
De: Dalila Sena
Había una vez, una ciudad lleno de perros. Sin
embargo antes los perros hablaban como
nosotros.
Había una perra que se llamaba Sophía. Ella le
encantaba pasear por la ciudad con sus
amigos. Sophía no era buena gente, ella
siempre se burlaba de otros.
Un día Sophía y su papa fueron al parque, ella
vio un perro que no sabia deslizarse por la
canal.
El papa de Sophía le dijo que ella debía ayudar
el perrito. Sophía no quería y Sophía le dijo al
perro que ella era un perro que no servía para
nada.
Sophía hizo al pobre perrito llorar mucho. El
papa de Sophía fue a ella y le dijo que ella no
podía hacer esto porque el dios de los perros
iba a castigar todos y ella iba ser la culpable.
Sophía no tomó el consejo de su padre.
Al día siguiente Sophía fue al parque con su
mamá. Una vez más Sophía vio al perro que
no sabia deslizarse por la canal.
De nuevo Sophía fue adonde el perrito estaba y
le dijo cosas feas. El pobre perrito empezó a
llorar.
La mamá de Sophía le dijo que ella no podía
hacer esto porque todos los perros iban ser
castigados. De nuevo Sophía no tomó el
consejo. Sophía estaba furiosa con sus padres
en este momento.
El día siguiente Sophía dije que iba al parque
sola. Cuando llegó la primera cosa que vio fue
al perrito. Oye Sophía le dijo que ella era
estúpida.
Él dios de los perros escucho a Sophía y fue adonde
ella estaba. El le dijo que no podía hacer esto y si
no tenía nada bueno para hablar no podía hablar
más.
Entonces Sophía y todos los perros del mundo
no pudieron hablar nunca jamás.
Descargar

Sophía la perra