El Gadareno y su Jubileo
El Gadareno y su Jubileo
Marcos 5:18-19 Al entrar El en la
barca, el que había estado
endemoniado le rogaba que lo dejara
acompañarle. Verso 19 Pero Jesús no
se lo permitió, sino que le dijo*: Vete a
tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán
grandes cosas el Señor ha hecho por ti,
y cómo tuvo misericordia de ti.
Es por ello que en éste pasaje del libro
de Marcos vemos como el Gadareno le
rogaba a Jesús para irse con Él, una vez
fue libre de aquello que lo había
atormentado por años, pero Jesús le
dice vete a tu casa y cuenta lo que Dios
ha hecho contigo, es decir que fuera a
contar de su liberación.-
Este hombre vivía en una ciudad de
nombre Gadara, la cual estaba tomada
por espíritus inmundos, espíritus
territoriales, de igual forma él estaba
invadido por demonios, es decir tenía
una posesión demoníaca, sabemos
que los demonios usan el cuerpo en
forma destructiva para distorsionar y
destruir la relación y la semejanza del
hombre con Dios.
Aun hoy en día los demonios son
peligrosos, poderosos y destructivos.Cuando Jesús le pregunta el nombre, el
demonio le contesta que su nombre era
"Legión". Una legión era la unidad más
grande en el ejército romano y consistía
entre tres mil y seis mil soldados, esa era la
cantidad aproximada ésta era la cantidad
de espíritus o inteligencias dentro de él.- Es
obvio que este hombre no estaba poseído
de un solo demonio, sino de muchos.
La meta de Jesús era, y es, la liberación
de las personas del pecado y del
control de espíritus inmundos.- Los
demonios sabían que no tenían poder
sobre Jesús; por eso cuando lo vieron
le rogaron que no los enviara a un
lugar distante (llamado "abismo" el
cual lo vemos en Lucas 8:31).-
Realmente Él pudo haberlos
enviado al infierno, pero no lo hizo
porque la hora del juicio aún no
había llegado. Al final, por
supuesto, todos los demonios
serán enviados al fuego eterno
(Mateo 25:41).-¿Pero porque
pidieron ser
enviados a los cerdos?,
de acuerdo con la Ley del Antiguo
Testamento (Levítico 11:7), los
cerdos eran animales "inmundos".
Esto significa que los judíos no los
comían y ni siquiera los tocaban. Este
incidente ocurrió al sudeste del mar de
Galilea, en la región de los gadarenos,
habitada por gentiles, lo que explica
por qué aparece en este relato un hato
de cerdos.- Después de tan
maravilloso milagro de salvarle la vida
a un hombre,
¿por qué la gente quiso que Jesús se
fuera de allí? Le pidieron que se fuera
porque estaban atemorizados de su
poder sobrenatural.- Es posible que
también hayan temido que Jesús
continuara eliminando sus fuentes de
subsistencia por lo que hizo con sus
cerdos. Preferían su fuente de ingresos
y su seguridad, que la liberación.-
Jesús le dijo al hombre que fuera a
sus amigos y les hablara de su
milagrosa sanidad. Muchas veces
Jesús solicitó de quienes recibieron
sanidad que no se lo dijeran a
nadie. ¿Por qué este cambio? He
aquí unas posibles respuestas:
(1) El hombre poseído de demonios estaba
solo e incapacitado para hablar. Contar a
otros lo que Jesús había hecho por él
probaría su liberación.
(2) Esta era una región mayormente gentil
y pagana, por lo cual Jesús no esperaba
que le siguieran grandes multitudes ni
líderes religiosos que se le opusieran.
(3) Al enviar al hombre con estas buenas
noticias, Jesús expandía su ministerio a
pueblos gentiles.
Jesús vino a la tierra con la comisión de
llevar buenas nuevas o soluciones a todo
lugar donde fuera, estaba ungido por Dios
para realizar esa obra, Él vino a proclamar
libertad a los que están cautivos, Jesús era
la materialización de lo que representa un
jubileo, el que tiene a Jesús es libre, es
perdonado, recupera lo perdido, así como
pasó con este Gadareno que lo había
perdido todo; identidad, familia, salud,
amigos, etc.
¿Cómo actuaba el Gadareno?
Marcos 5:3-5 que tenía su morada entre
los sepulcros; y nadie podía ya atarlo ni
aun con cadenas; verso 4 porque muchas
veces había sido atado con grillos y
cadenas, pero él había roto las cadenas y
destrozado los grillos, y nadie era tan
fuerte como para dominarlo. Verso 5 Y
siempre, noche y día, andaba entre los
sepulcros y en los montes dando gritos e
hiriéndose con piedras.
Imagine, vivía en el cementerio, lo habían
despojado de su sano juicio, no tenía casa,
ni vida social, no podía reunirse con los
demás, no tenía paz, era violento, estaba
completamente dominado y poseído por
espíritus inmundos, sin embargo fue
liberado por Jesús porque para Dios no hay
nada imposible, para el Gadareno llegó su
jubileo.- Analizaremos a la luz de la
palabra, algunos elementos necesarios
para que un cautivo logre su liberación.
1. RENDIRSE A JESÚS
Marcos 5:6-7 Cuando vio a Jesús
de lejos, corrió y se postró delante
de Él; verso 7 y gritando a gran
voz, dijo: ¿Qué tengo yo que ver
contigo, Jesús, Hijo del Dios
Altísimo? Te imploro por Dios que
no me atormentes.
Jesús está siempre atento a nuestras
necesidades, esperando que le
dejemos entrar a nuestra vida, pero
debe ser iniciativa nuestra correr a
postrarnos a sus pies
independientemente de nuestra
condición, el Gadareno estaba en el
peor estado de su vida, pero al ver al
Señor le implora que no lo atormente,
éste hombre se rinde a Jesús y obtiene
su liberación. Podemos estar en
cautiverio sin darnos cuenta, ¿Por
qué? Porque una persona es esclavo
de aquello que lo domina, pueden ser
un vicio, carácter, adulterio, faltas de
perdón, etc.- Pero la buena noticia es
que si nos rendimos a Jesús, Él nos
puede liberar, Él es nuestro Jubileo.
2. LA CONFESIÓN
Marcos 5:8-9 Porque Jesús le
decía: Sal del hombre, espíritu
inmundo. Verso 9 Y le preguntó:
¿Cómo te llamas? Y él le dijo: Me
llamo Legión, porque somos
muchos.
Después que tomas la iniciativa, que te
rindes a Jesús, el siguiente paso es que
confieses para que seas liberado, Jesús
le dice ¿Cómo se llamas?, pero esto
conlleva una respuesta espiritual, es
decir debemos confesar los pecados
que nos tienen dominados y cautivos,
arrepentirnos y así lograremos la
libertad.-
Hay un poder sobrenatural en la
confesión, ya que ésta acción deja sin
derecho legal a los espíritus
inmundos.- Nada es más grande que
Dios. Este Gadareno dijo “Me llamo
legión” y Jesús los expulsó a todos,
entonces seremos verdaderamente
libres cuando le confesemos a Dios
nuestros pecados.
3. RESTAURACION
Marcos 5:15-16 Y vinieron a Jesús, y
vieron al que había estado
endemoniado, sentado, vestido y en
su cabal juicio, el mismo que había
tenido la legión; y tuvieron miedo.
Verso 16 Y los que lo habían visto les
describieron cómo le había sucedido
esto al endemoniado, y lo de los
cerdos.
El Gadareno, que ahora es libre,
que extirpó de él todo cerdo que
apacentaba, viene a ser restaurado
y va a su casa a restaurar todo
aquello que había abandonado y
dañado.
El sí se atrevió a eliminar todo lo que
lo estaba dañando y fue liberado y por
consecuencia se convirtió en una
persona libre, estaba sentado, vestido,
y en su cabal juicio, es decir se podía
ver que era una persona libre y en esa
condición fue reinjertado en la
sociedad, nos
enseña
Marcos 5:18-19 Al entrar El en la
barca, el que había estado
endemoniado le rogaba que lo dejara
acompañarle. Verso 19 Pero Jesús no
se lo permitió, sino que le dijo: Vete a
tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán
grandes cosas el Señor ha hecho por
ti, y cómo tuvo misericordia de ti.-
Notemos que al que recibe su libertad
Jesús lo envió a su casa con su familia,
seguramente recuperó sus amistades,
su trabajo, todo esto en éste tiempo
Dios puede hacerlo contigo, y que
recuperes tu identidad de hijo, pues ya
no eres un esclavo y puedes gozar de
los beneficios que tienes.
4. LIBERTAD PARA SERVIR
Marcos 5:20 Y él se fue, y empezó
a proclamar en Decápolis cuán
grandes cosas Jesús había hecho
por él; y todos se quedaban
maravillados.
Quién puede predicar mejor de las
maravillas de Dios, el que las ha
experimentado, el Gadareno toma le
iniciativa de rendirse, luego confiesa
sus pecados para ser liberado, después
ya libre le es restituido lo perdido y
ahora proclama en diez ciudades la
libertad que Dios puede dar y que él ya
le tenía.-
Es de esa libertad hermosa que
Dios quiere darte para que seas su
siervo y lleves buenas nuevas a
otros que estén cautivos, pero
primero debes vivir tu jubileo y ser
liberado.
CONCLUSIONES:
En el jubileo se puede obtener la libertad, el perdón y la restitución de todo
aquello que hemos perdido, Jesús puede hacerlo en tu vida.
Jesús llega a ti, pero tú debes tomar la iniciativa de rendirte a sus pies y
reconocerlo como Señor y Salvador de tu vida.
Confesar nuestras debilidades y pecados nos hace libres de cárceles
espirituales en las cuales podemos estar atrapados, siendo dominados por
pasiones que muchas veces son influencias de espíritus inmundos.
Después de ser liberados somos libres y estamos listos para la restitución de
todo lo que habíamos perdido; consagración, familia, amistades, economía,
identidad, salud, paz y visión de la vida.- Este es tu tiempo en el cual puedes
recibir libertad integral, para poder accesar a las bendiciones que el Señor
tiene determinadas para tu vida.
Descargar

El Gadareno y su El Jubileo