Domingo 7ª Pascua
¡Qué alegría cuando me
dijeron: “Vamos a la casa
del Señor”!
Ya están pisando nuestros
pies tus umbrales,
Jerusalén.
Gloria a Dios en el cielo,
Y en la tierra paz a los hombres,
que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te
alabamos, te bendecimos, te
adoramos, te glorificamos, te
damos gracias, Señor Dios,
Rey celestial, Dios Padre
todopoderoso.
Tú que estás sentado a la derecha
del Padre, ten piedad de nosotros.
Porque sólo Tú eres santo,
sólo Tú, Señor, sólo Tú Altísimo,
Jesucristo, con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre. Amén.
Liturgia
de la
Palabra
Procesión de la Biblia
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
Dichoso el que con vida
intachable
camina en la ley del Señor.
Dichoso el que guardando sus
preceptos
lo busca de todo corazón.
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
UNA PASCUA DE 50 DÍAS
La ASCENSIÓN en el evangelio de MATEO:
1. Jesús tiene TODO PODER, y nos lo da
2. Nosotros tenemos que compartir ese DON con
TODOS los PUEBLOS
3. Lo que ha ENSEÑADO (en los 5 sermones) es
patrimonio universal
4. Él se queda para ayudarnos
Para Mateo la Ascensión ocurre en las Montañas
de Galilea, donde Jesús vivió con sus discípulos
Basílica de la Ascensión. (Actualmente propiedad musulmana)
Le ADORAMOS, presente y oculto
Atentos a
su retorno
Exterior y interior de la Ascensión
En aquel tiempo, los
once discípulos se
fueron a Galilea, al
monte que Jesús les
había indicado.
La parábola del “Buen Samaritano” (Lc 10,33)
resume lo que Jesús ha hecho con nosotros
Sean
servidores
como
Yo
(Mt,23,1)
En la Galilea de la VIDA diaria nos
ha curado como desvalidos
Al verlo, ellos se
postraron, pero
algunos vacilaban.
Acercándose a
ellos, Jesús les dijo:
“Se me ha
dado
pleno
poder en
el cielo y
en la
tierra”
Mi PODER es
el servicio
De los
compasivos
es el Reino
(Mt5,7)
“Vayan y
hagan
discípulos
en todos los
pueblos,
Yo les he dado el PODER de curar (Mt 10,1)
Vayan a todos los PUEBLOS
compartiendo el evangelio
“bautizándolos en
el nombre del
Padre y del Hijo y
del Espíritu Santo”;
“y enseñándoles
a guardar todo lo
que les he
mandado”.
Amar con todo el corazón es el
primer mandamiento (Mt 22,37)
Lo que les he enseñado no es sólo
para saberlo sino para practicarlo.
“Y sepan que yo
estoy con ustedes
todos los días,
hasta el fin del
mundo."
Lo que
hagan a
ellos, me lo
hacen a Mí
(Mt 25,40)
"Serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en
Samaria y hasta los últimos rincones de la tierra".
Y mientras
los
bendecía,
iba
subiendo al
cielo.
Después de
salvarnos de la
noche del
pecado
Sube al cielo y nos envía su
Espíritu
Alegrémonos en su
ascensión, confiemos en que
el ha subido al cielo a
prepararnos un lugar ……
pero …….
Que
Cristo
esté en
nuestra
familia
Para guiar nuestra vida
contamos con Cristo
Y dos personas vestidas
de blanco les dijeron:
¿Qué hacen ahí mirando
al cielo?
Este Jesús vendrá como lo
han visto partir. (Hechos
1,11).
¿Por qué
están
mirando
al cielo?
La
Ascensión
nos da
esperanza,
alegría y
utopía.
Tenemos una
gran esperanza
de llegar allí
donde nos ha
precedido
nuestra
Cabeza.
Él nos atrae
desde allí.
¿Cuál es el mensaje de la Ascensión?
-Tenemos la misión de evangelizar.
¿Cómo hacerlo? Con amor y alegría.
Haciendo caridad al mismo tiempo.
Hay muchas formas.
El Papa Francisco lo hace muy bien y lo
explica en “La Alegría del Evangelio”)
¿Qué es lo más urgente en la
evangelización?
1 – El servicio de la fe y la
promoción de la justicia.
2 – Diálogo con la cultura actual tan
cambiante.
3 – Diálogo interreligioso.
¿Qué se requiere para cumplir la
misión?
- Comprometerse con todas las
consecuencias.
- ¿Cómo lo haría hoy Jesús?
Jesús, BUEN
SAMARITANO,
Tú que has sido tan
COMPASIVO, haz que
después de tu Ascensión
practiquemos la
COMPASIÓN que
nos has dado.
Oh Jesús, te damos
gracias por tu PASADO,
y te pedimos ayuda
para aprovechar
nuestro PRESENTE y
disfrutar del FUTURO.
Creo en Dios PADRE todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo,
su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra
y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
Padeció bajo el poder de
Poncio Pilato, fue crucificado,
muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó
de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado
a la derecha de Dios Padre
Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.
Créditos:
José Martínez de Toda, S.J.
([email protected])
Román Mendoza
([email protected])
“En todo amar y servir”
Descargar

Vayan y hagan