Unión Puertorriqueña
Departamento de Ministerios Personales
Pastor Efrén Pagán Irizarry, D. Min., Director
Apdo. 3269, Mayagüez, PR 00681-3269
Teléfono: (787) 501-0655
Correo electrónico: [email protected]
Serie:
Tema:
Título:
Texto:
Himno:
Autor:
“Él dio Su vida por mí”
Isaías 53
“Varón de dolores”
Isaías 53:1-12
HA, 96 (“En el monte Calvario”)
Pastor Efrén Pagán Irizarry, D. Min.
Tema
“Varón de dolores”
(Isaías 53)
I. Introducción
Isaías 53 es uno de los grandes
capítulos de la Biblia.
Debería memorizarse (CBA, 4:1169).
Una profecía mesiánica.
Dada 800 años antes de su cumplimiento.
Lectura Bíblica antifonal
Isaías 53:1-12
D 1 ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿A
quién se ha revelado el brazo del Eterno?
C 2 Mi Siervo creció como un retoño, como
raíz en tierra seca. No tenía belleza ni
majestad para atraernos, nada en su
apariencia para que lo deseáramos.
D 3 Despreciado y desechado entre los
hombres, varón de dolores,
experimentado en quebranto. Y como
escondimos de Él el rostro, fue
menospreciado y no lo estimamos.
C 4 Sin embargo, Él llevó nuestras
enfermedades y sufrió nuestros dolores.
Y nosotros lo tuvimos por azotado, por
herido de Dios y abatido.
D
C
D
5 Pero Él fue herido por nuestras
rebeliones, molido por nuestros
pecados, el castigo de nuestra paz fue
sobre Él y por su llaga fuimos curados.
6 Todos nos descarriamos como
ovejas, cada cual se desvió por su
camino. Pero el Eterno cargó sobre Él
el pecado de todos nosotros.
7 Angustiado y afligido, no abrió su
boca. Como cordero fue llevado al
matadero. Como oveja ante sus
trasquiladores, enmudeció y no abrió
su boca.
C 8 Fue arrestado y juzgado injustamente,
sin que nadie pensara en su linaje. Fue
cortado de la tierra de los vivientes. Por
la rebelión de mi pueblo le dieron muerte.
D 9 Se dispuso con los impíos su
sepultura, pero con los ricos fue en su
muerte; porque nunca hizo maldad, ni
hubo engaño en su boca.
C 10 Con todo, el Eterno quiso
quebrantarlo mediante el sufrimiento. Y
como puso su vida en sacrificio por el
pecado, verá linaje, prolongará sus días
y la voluntad del Eterno será prosperada
en su mano.
D
C
11 Después de tanta aflicción verá la
luz y quedará satisfecho. Con su
conocimiento mi siervo justo
justificará a muchos y llevará las
iniquidades de ellos.
12 Por tanto, yo le daré parte con los
grandes y con los fuertes repartirá
despojos; por cuanto derramó su vida
hasta la muerte y fue contado con los
perversos, cuando en realidad, Él llevó
el pecado de muchos y oró por los
transgresores.”
II. El Mesías: profecía y cumplimiento
A. Una raza de incrédulos
La inmensa mayoría de los
descendientes de Adán y Eva, han
sido incrédulo. Isaías 53:1 pp
“¿Quién ha creído a nuestro anuncio?”
No han aceptado la existencia, poder
y autoridad del Dios Creador
y Sustentador.
Isaías 53:1 up
“¿A quién se ha revelado el brazo del
Eterno?”
B. El Mesías con nosotros
Llegado el cumplimiento del tiempo, el
Mesías prometido vino a esta tierra.
Fue desconocido para la gran mayoría
de la gente de Su generación.
Isaías 53:2
“Mi Siervo creció como un retoño.”
“Como raíz en tierra seca.”
“No tenía belleza ni majestad para
atraernos, nada en su apariencia para
que lo deseáramos.”
No es que la persona de Jesús
fuera repulsiva.
Ellos esperaban un Mesías con
ostentación externa.
Fue rechazado en todo sentido.
Isaías 53:3
“Despreciado.”
“Y desechado entre los hombres.”
“Varón de dolores.”
“Experimentado en quebranto.”
“Y como escondimos de él Él rostro.”
“Fue menospreciado y no lo
estimamos.”
A pesar de eso, cumplió Su misión.
Isaías 53:4 pp
“Él llevó nuestras enfermedades.”
Limpió al leproso.
Hizo andar al paralítico.
Hizo ver al ciego de nacimiento.
“Y sufrió nuestros dolores.”
Lloró ante la tumba de Lázaro.
Lloró viendo la desgracia que venía
sobre Jerusalén.
Padeció persecusión, traición,
maltrato, trato injusto y muerte.
La mayoría de los que le vieron sufrir
pensaron que esa era Su suerte.
Isaías 53:4 up
“Y nosotros lo tuvimos por azotado,
por herido de Dios y abatido.”
C. El Mesías por nosotros
Su sufrimiento y muerte fueron
inmerecidos, pero vicarios.
Isaías 53:5
“Pero él fue herido por nuestras
rebeliones.”
“Molido por nuestros pecados.”
“El castigo de nuestra paz fue sobre Él.”
“Y por su llaga fuimos curados.”
Su sufrimiento y muerte fueron
inmerecidos, pero necesarios.
Isaías 53:6
“Todos nos descarriamos como
ovejas.”
“Cada cual se desvió por su camino.”
“Pero el Eterno cargó sobre él el
pecado de todos nosotros.”
Su sufrimiento y muerte inmerecidos,
fueron resistidos sin queja.
Isaías 53:7
“Angustiado y afligido, no abrió su
boca.”
“Como cordero fue llevado al
matadero.”
“Como oveja ante sus trasquiladores,
enmudeció y no abrió su boca.”
Su sufrimiento y muerte fueron
injustos e inapreciados.
Isaías 53:8
“Fue arrestado y juzgado
injustamente, sin que nadie
pensara en su linaje.”
“Fue cortado de la tierra de los
vivientes.”
“Por la rebelión de mi pueblo le
dieron muerte.”
Sólo después de muerto, alguien sacó
la cara por Él y testificó en Su favor.
Isaías 53:9
“Se dispuso con los impíos su
sepultura, pero con los ricos fue en su
muerte.”
“Porque nunca hizo maldad, ni hubo
engaño en su boca.”
Su sufrimiento y muerte fueron un acto
Divino.
Isaías 53:10 pp
“Con todo, el Eterno quiso
quebrantarlo mediante el sufrimiento.”
D. El Mesías es para nosotros
Aunque el Mesías fue muerto, no quedó sin fruto.
Isaías 53:10 up-12
“Y como puso su vida en sacrificio por el pecado, verá
linaje.”
“Prolongará sus días.”
“Y la voluntad del Eterno será prosperada en su mano”
(vs. 10).
“Después de tanta aflicción verá la luz”.
“Y quedará satisfecho.”
“Con su conocimiento mi siervo justo justificará a
muchos y llevará las iniquidades de ellos” (vs. 11).
“Por tanto, yo le daré parte con los grandes.”
“Y con los fuertes repartirá despojos.”
“Por cuanto derramó su vida hasta la muerte.”
“Y fue contado con los perversos, cuando en realidad, él
llevó el pecado de muchos.”
“Y oró por los transgresores” (vs. 12).
III. Conclusión
La pasión y muerte de Jesús
cambiaron el destino de la
humanidad y del universo.
HA, 96
“En el monte Calvario”
En el monte Calvario
estaba una cruz,
emblema de afrenta y dolor,
y yo amo esa cruz
do murió mi Jesús
por salvar al más vil pecador.
1
Coro
¡Oh! yo siempre amaré a esa cruz,
en sus triunfos mi gloria será;
y algún día en vez de una cruz,
mi corona Jesús me dará.
Y aunque el mundo desprecie
la cruz de Jesús
para mi tiene suma atracción;
pues en ella llevó
el Cordero de Dios,
de mi alma la condenación
2
Coro
¡Oh! yo siempre amaré a esa cruz,
en sus triunfos mi gloria será;
y algún día en vez de una cruz,
mi corona Jesús me dará.
En la cruz de Jesús
do su sangre vertió,
hermosura contemplo sin par;
pues en ella triunfante
a la muerte venció,
y mi ser puede santificar.
3
Coro
¡Oh! yo siempre amaré a esa cruz,
en sus triunfos mi gloria será;
y algún día en vez de una cruz,
mi corona Jesús me dará.
Yo seré siempre fiel
a la cruz de Jesús,
su oprobio con él llevaré,
y algún día feliz
con los santos en luz
para siempre Su gloria veré.
4
Coro
¡Oh! yo siempre amaré a esa cruz,
en sus triunfos mi gloria será;
y algún día en vez de una cruz,
mi corona Jesús me dará.
¿Cómo le vamos agradecer lo que
Dios hizo por nosotros?
Testimonios personales
Descargar

bajar presentacion #7 en power point