• Solo Dios mismo puede darse a revelar, por eso
lo que conocemos de Dios es porque el mismo
nos lo ha dado a conocer.
• Antropológicamente, toda persona lleva en si
misma el deseo natural de buscar un ser
superior, por eso busca a Dios.
• Dios nos creo a su imagen y semejanza.
• «Así, que hermanos, sigan firmes, y conserven
fielmente las tradiciones que aprendieron de
mi, sea de palabra o por carta». (2Tes 2, 15)
• «Toda Escritura es inspirada y útil para
enseñar, argumentar, encaminar e instruir en
la justicia». (2 Tim 3,16).
• «Dios al revelarse sigue siendo Misterio
inefable: Si lo comprendieras, no seria Dios».
(San Agustín)
• Oración:
«Señor, mío y Dios mío, quítame todo
lo que me aleja de ti.
Señor mío y Dios mío, dame todo lo
que me acerca a ti.
Señor mío y Dios mío, despójame de
mi mismo para darme todo a ti».
(san Nicolás de Flüe).
• Dios envió a su hijo al mundo y nació de
Santa María Virgen.
• Quien es Jesús para nosotros?
• Jesús nos invita constantemente a participar de
su vida inagotable.
• Su presencia permanece entre nosotros, es
prueba suficiente de que Dios «quiere que todos
los hombres se salven y lleguen al
conocimiento de la verdad». (1Tim 2,4)
• Tener Fe en un Dios único, es reconocer la
grandeza y la majestad de Dios: «Si, Dios es
tan grande que supera nuestra ciencia (Jb
36,26). Por esto Dios debe se el primer servido».
(Santa Juana de Arco).
• Oración:
«Señor Jesús, en ti reconocemos el don de Dios a
los Hombres. En ti vemos la ternura del Padre. En
ti adoramos al Hijo de Dios, al Mesías anunciado
por los profetas. Señor Jesús haznos capaces de
acoger al misterio que encierras».
• Tercera persona de la Santísima Trinidad.
• Nos ha sido enviado por el Padre para fortalecer
nuestra vida, reunirnos como familia y dar
sentido a nuestro diario caminar hacia Él.
• Con el Bautismo, el Espíritu empieza a habitar
en nosotros.
• En la Confirmación es el Espíritu el quien
confirma para ser fuertes en la Fe.
• Es quien santifica la Comunidad.
• «El Espíritu Santo procede del Padre en cuanto
fuente primera y, por el don eterno de este al
Hijo, del Padre y del Hijo en Comunión». (San
Agustín).
• Oración:
«Ven, Espíritu Santo,
llena los corazones de tus fieles
y enciende en ellos el fuego de tu amor.
Envía, señor, tu Espíritu,
y renovaras la faz de la Tierra».
• Es pueblo de Dios y Cuerpo de Cristo.
• Es una, santa, católica y apostólica.
• Jesús quiso que la Iglesia anunciara el Reino
de Dios a las personas de todos los tiempos y
lugares.
• Cristo es enviado por el Padre y la Iglesia es
enviada por Jesús.
• La Iglesia comunica el «Kerigma», esto es, el
anuncio de Cristo muerto y resucitado.
• «La Iglesia que es llamada también la
Jerusalén de arriba y Madre nuestra,
se la describe como la esposa
inmaculada del Cordero Inmaculado.
Cristo la amo y se entrego para
santificarla; se unió a ella en alianza
indisoluble, la alimenta y la cuida sin
cesar»
(LG. 6).
• Oración:
«Padre Celestial, que has querido que la Iglesia
continúe la misión salvadora de tu hijo,
ayúdanos a conocer su palabra y danos la fuerza
del Espíritu para anunciar el Evangelio a los
hermanos».
• Se nos da un nombre, se nos consagra como
hijos de Dios y miembros de su familia santa…
la Iglesia.
• Al recibir las aguas bautismales, Jesús lava la
suciedad que ha manchado y desvirtuado al
ser humano y hace entrar al bautizado en un
nuevo orden de las cosas.
• El Bautismo es el primero y el principal
sacramento del perdón de los pecados por que
nos une a Cristo muerto por nuestros pecados y
resucitado por nuestra justificación.
• «Los fieles Cristianos quienes,
incorporados a Cristo por el Bautismo,
se integran en el pueblo de Dios y
hechos participes a su modo por esta
razón de la función sacerdotal,
profética y real de Cristo, cada uno
según su condición» (LG. 31).
• Oración:
«Pedí a Dios fortaleza para poder triunfar:
Fui hecho débil, para aprender humildemente a obedecer.
Pedí salud para poder hacer grandes cosas:
Me fue dado flaqueza, para poder hacer mejores cosas.
Pedí riqueza para poder ser feliz:
Se me dio pobreza, para poder ser sabio.
Pedí poder, para ser el orgullo de los hombres:
Se me dio debilidad, para hacer sentir la necesidad de Dios.
Pedí todas las cosas para poder disfrutar la vida:
Se me concedió vida para poder disfrutar todas las cosas.
No se me dio nada de lo que pedí, pero todo lo que deseaba y
algo más incluso, a pesar de mí; las oraciones que expresé
fueron respondidas...
De entre todos los hombres he recibido la mejor bendición.».
• Los Cristianos tenemos una sola vida que
inicia en el vientre de nuestra madre y se
prolonga por toda la eternidad.
• La muerte es solo un paso hacia una vida
mejor.
• La esperanza en una vida de felicidad sin
fin, junto a Dios y a los seres que amamos,
se lleva internamente.
• «El que somete su cuerpo y domina su
propia alma, sin dejarse llevar por las
pasiones es dueño de si mismo; se
puede llamar rey porque es capaz de
gobernar su propia persona; es libre e
independiente y no se deja cautivar por
una esclavitud culpable» (San
Ambrosio).
• Oración:
«estate Señor, conmigo siempre ,
sin jamás partirte, y cuando decidas
irte, llévame Señor contigo.
Porque el pensar que te iras
me causa un terrible miedo
de si yo sin ti me quedo,
de si tu sin mi te vas».
Preguntas de reflexión
a) ¿En qué dios creo?
b) ¿Cómo expreso mi fe en ese dios?
c)
Jesucristo: Es un Dios vivo o muerto? Si está vivo, dónde
lo encuentras?
d) Si el Espíritu Santo es lo más íntimo de Dios en ti, siente
que te está transformando?
e) ¿Ve lo humano y lo divino en la Iglesia que Usted cree?
f) ¿Qué esperas alcanzar con la vida?
g) ¿Crees que en el bautismo ya fuiste lavado de tus
pecados? ¿O necesitas otro bautismo?
PARA DAR INICIO AL AÑO DE LA FE. JUEVES 11 DE OCTUBRE.
a)
Venir vestidos de blanco como un signo externo.
b)
Traer velas
Descargar

descargar el credo explicado - Fundación Pro-Fe