VI
El comunismo en crisis, 1976-1989
saladehistoria.com
Bloque
del Este
6 Países
Satélite:
Bulgaria,
Checoslovaquia,
Alemania del
Este (RDA),
Hungría,
Polonia,
Rumania.
Union de Repúblicas Socialistas Soviéticas
15 Republicas: Armenia, Azerbaijan,
Belarus, Estonia, Georgia, Kazakhstan,
Kyrgyzstan, Latvia, Lithuania, Moldova,
Russia, Tajikistan, Turkmenistan,
Ukraine, Uzbekistan
Después de la caída de Nikita Kruschov (1964), Leonid Brezhnev emergió como la
principal figura en el Partido Comunista, asumiendo como Secretario General del
Partido y añadiendo el cargo de Presidente del Presidium del Soviet Supremo
(Presidente del Estado) en 1977.
Brezhnev alentó el desarrollo
de un culto a la personalidad
en torno a sí mismo,
acumulando una serie de
títulos, honores y cargos, por
ejemplo, el título de Mariscal de
la Unión Soviética (1976) (que
le daba derecho a llevar 60
condecoraciones en su
uniforme), el Premio Lenin de
Literatura (por su autobiografía)
y el cargo de Comandante en
Jefe (1977).
Sin embargo, Brezhnev gobernó en gran medida a través de un consenso con
otros altos funcionarios del Partido. Él no tenía la personalidad autocrática de
Kruschov. Brezhnev era un organizador experimentado y consumado. Fue el
arquetipo del “Apparatchik” (burócrata del partido), que había escalado a través de
las filas del Partido como un protegido de Kruschov.
Habiendo crecido a través de la
“Partidocracia" – el dominio del
Partido Comunista sobre el estado
soviético y la sociedad - y vivido las
convulsiones políticas de la época
de Kruschov, Brezhnev tenía la
intención de garantizar la
estabilidad política y defender el
poder y los privilegios de los
funcionarios del Partido.
Los miembros del partido habían
aumentado con Kruschov y
continuaron haciéndolo bajo
Brezhnev, de 14,4 millones en 1971
a 17,4 millones en 1981. Esto hizo al
partido más diverso en origen y
perspectivas, por lo tanto más difícil
ejercer liderazgo y mantener la
disciplina.
El Estancamiento Político
La Constitución de 1977, la
primera desde la Constitución de
Stalin de 1936, reafirmó el papel
central del Partido Comunista.
El artículo 6 indica que "la fuerza
que conduce y guía de la sociedad
soviética y el núcleo de su sistema
político es el Partido Comunista”.
La Constitución de 1977 indicó que
la sociedad soviética había
alcanzado un estado de "maduras
relaciones sociales socialistas”. Los
conceptos de “socialismo maduro"
o “socialismo desarrollado“ fueron
utilizadas por el Partido para
describir el escenario que la URSS
había alcanzado durante la era
Brezhnev.
Brezhnev tendían a dejar los
funcionarios en el cargo hasta
que se retiraran o murieran - su
lema era "la estabilidad de los
cuadros". En consecuencia, la
burocracia del Partido creció en
la década de 1970. En el
período 1966-81, la edad
promedio de los miembros del
Politburó aumentó de 55 a 68.
Igualmente, hubo una notable
continuidad en el personal del
Comité Central, cambiando sólo
el 44% de su composición en el
mismo período.
Los historiadores han utilizado
el término "gerontocracia“ para
describir el liderazgo cada vez
de mayor edad en la URSS de
Brezhnev.
La era de Brezhnev vio como los 750.000 funcionarios del partido y del estado - la llamada
"nomenklatura“ - disfrutaban de su seguridad y privilegios. La corrupción entre los
funcionarios, ya generalizada, se hizo aún más prominente bajo Brezhnev. Muchos
funcionarios colocaron la defensa de sus posiciones privilegiadas como su máxima
prioridad; el fervor ideológico era cada vez más raro, al igual que la iniciativa y la energía.
El Estado estaba anquilosado y estancado.
Leonid Brezhnev en la inauguración del 18vo Congreso del Partido Comunista, 1978
¿Por qué los ciudadanos soviéticos continúan obedeciendo a las autoridades comunistas?
 Un aumento moderado en los niveles de vida.
 El tamaño del aparato de seguridad del estado y las fuerzas armadas: bajo
Brezhnev, la KGB (policía de seguridad) sigue siendo una fuerza poderosa y su
número aumentó de 500.000 (1973) a 700.000 (1986).
 El estado controla los medios de comunicación.
 Alrededor del 10% de la población adulta eran miembros del partido y por lo tanto
se beneficiaron de los privilegios de la membrecía.
Sin embargo, nada de esto genera apoyo activo.
Más corrosivo que disentir abiertamente de la autoridad del Partido Comunista, era un
cinismo creciente sobre el sistema soviético. Pocos ciudadanos soviéticos, por los años 1970
y 1980, se comprometieron ideológicamente con el marxismo-leninismo. La mayoría eran
escépticos sobre la creciente corrupción y el estancamiento de la dominación del Partido
Comunista.
Desde 1965-66, el liderazgo soviético
tomó una línea cada vez más dura
contra los intelectuales disidentes.
Algunos ejemplos son los escritores,
Andrei Sinyavsky y Daniel Yuli, que
fueron condenados a 7 y 5 años de
trabajos forzados, respectivamente,
por tener obras que criticaban al
Partido Comunista publicadas en el
extranjero; Josif Brodsky, ganador
del Premio Nobel (1987), fue exiliado
de la URSS en 1972; Alexander
Solzhenitsyn, ganador del Premio
Nobel (1970), se exilió en 1974; y
Andrei Sajarov, físico nuclear,
ganador del Premio Nobel de la Paz
(1975), fue enviado al exilio en Siberia
en 1980.
Alexander Solzhenitsyn
La disidencia siguió creciendo
durante la era de Brezhnev,
especialmente en dos ámbitos:
 Derechos humanos y activistas
críticos del control autoritario
del Partido Comunista.
 Creciente malestar
nacionalista, especialmente
significativo en las repúblicas
bálticas y entre los
musulmanes en las repúblicas
meridionales de la URSS.
Andrei Sajarov
Michael Cummings
Daily Express, 12 Nov 1982
¿Por qué crece la disidencia en los años 1970 y 1980?
 El ataque de Kruschov (1956) hacia Stalin y su reconocimiento de
algunas de sus acciones tiránicas socavó el respeto por el Partido
Comunista de la población soviética.
 Los sucesores de Stalin no estaban dispuestos a emplear la violencia
o el terror contra los ciudadanos soviéticos en la misma medida y por
lo tanto los críticos tienen menos miedo de hablar.
¿Por qué crece la disidencia en los años 1970 y 1980?
 La sociedad soviética es cada vez más urbanizada y educada. Entre 1960 y
1985, la población urbana aumentó del 49% al 65%. En 1960, 258.000
ciudadanos soviéticos se encontraban en la educación superior; en 1970, esta
cifra había aumentado a 500.000; en 1980, había 640.000.
 Los ciudadanos soviéticos tienen un mayor conocimiento de Occidente.
Transmisiones de radio occidentales (por ejemplo, el Servicio Mundial de la
BBC) se escuchan cada vez más en la URSS, a pesar de la interferencia de
las autoridades soviéticas.
Un área en la que hubo una cierta relajación de la represión bajo Brezhnev
fue la religión. Brezhnev abandonó el ataque de Kruschev sobre los grupos
religiosos, como la Iglesia Cristiana Ortodoxa y los musulmanes. No obstante,
los controles estrictos sobre la práctica religiosa se ​mantuvieron, sobre todo
en los católicos de Lituania, y algunos grupos religiosos permanecieron
prohibidos, como los uniatas de Ucrania (Iglesias Orientales Católicas).
El Estancamiento Económico
La desaceleración de la economía que se observaba en los últimos años de
Kruschev se hizo cada vez más pronunciada bajo Brezhnev. Al igual que con la
política, en economía, "estancamiento" es la descripción más adecuada.
Es importante tener en cuenta que las
deficiencias en la economía soviética
eran hasta cierto punto enmascaradas
por el buen momento de sus materias
primas.
La URSS tenía grandes reservas de
materias primas y por lo tanto se
benefició de la subida espectacular de
los precios del petróleo en 1973 y de los
precios del oro en 1979.
El gobierno soviético utilizó el aumento
en moneda extranjera obtenido por sus
exportaciones de materias primas con el
fin de pagar por mayores importaciones
de tecnología occidental y grano.
Kal [Kevin Kallaugher]
The Economist, 20 Sep 1980
La producción de petróleo
soviético aumentó en un 50%
en el período 1972-80. En el
proceso, la URSS se convirtió
en el mayor productor mundial
de petróleo.
La dependencia de la URSS
de las exportaciones de
petróleo la hizo vulnerable a
una caída en los precios. Esto
empezó a ocurrir en 1980.
Cuando los precios del
petróleo cayeron
abruptamente a mediados de
1980, comenzaron los
enormes problemas para la
URSS.
La producción agrícola aumentó en un 6% en el período 1981-85, gracias al aumento de la
inversión pública (la URSS asignaba el 27% de sus inversiones a la agricultura, mientras que
los EE.UU. destinaba sólo el 4%). Pese a esto, la URSS era cada vez más dependiente de
las importaciones de granos, especialmente de los EE.UU. y otros países occidentales. En
1981 el gobierno soviético estaba gastando el 40% de sus ingresos en divisas en la
importación de alimentos.
La infraestructura de la URSS, tanto en términos de las instalaciones de transporte
como de almacenamiento era inadecuada. Esto dio lugar a una gran cantidad de
fertilizantes y cultivos desperdiciando (la prensa soviética informó en 1981 que se
perdieron 620.000 toneladas de fertilizante). También una gran cantidad de
maquinaria era de mala calidad.
El nivel de vida mejoró en algunos aspectos. En 1980, la mayoría de las familias soviéticas
tenía un refrigerador (86%) y TV (74%). El salario mínimo mensual se incrementó. Los
precios de los productos básicos como el pan, las papas, la ropa y los alquileres de
apartamentos, el Estado los mantuvo bajos.
La producción industrial siguió creciendo pero a un ritmo cada vez más lento. El PIB
aumentó en un promedio del 5% en 1960-65, en 4% en 1970-78 y 2% en 1979-82. La brecha
entre la URSS y Occidente en cuanto a tecnología se amplió alarmante. La URSS estaba
quedando cada vez más atrasada en la era informática.
La Planificación Centralizada como forma de dirigir la economía fue muy
ineficiente e impidió a los directores de fábrica innovar y experimentar. En 1982,
incluso Pravda (el periódico del Partido Comunista) criticó la rigidez de la
planificación central.
Los Planes Quinquenales establecían metas cuantitativas y no cualitativas. Esto
significa que se daba prioridad al volumen por sobre la calidad de los productos.
Además, la planificación económica soviética siguió haciendo hincapié en la
producción industrial pesada, en desmedro de la industria de bienes de consumo.
Un chiste de amplia difusión entre los trabajadores de Europa del Este y la Unión
Soviética decía: "Ustedes [el gobierno] pretenden que nos pagan, nosotros
pretendemos que trabajamos”.
A medida que la carrera armamentista con los EE.UU. continuó, los gastos de
defensa fueron un peso enorme para la economía. Estimaciones occidentales
indican que la proporción de PIB Soviético destinado a defensa ascendía por lo
menos al 11% y quizás el 25%.
Nicholas Garland
Daily Telegraph, 04 Mar 1981
Muerte de Brezhnev, 10 de noviembre de 1982
VI
El comunismo en crisis, 1976-1989
saladehistoria.com
Descargar

La era Brezhnev - Sala de Historia