“A Aquel que nos dio la existencia debemos los talentos que nos han
sido confiados; y es una obligación que tenemos hacia nuestro
Creador cultivarlos y aprovecharlos”.
“Hay hombres que luchan un día y son buenos.
Hay otros que luchan un año y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos.
Pero hay los que luchan toda la vida. Esos son los
imprescindibles.”
Bertolt Brecht - (1898-1956)
“Los setenta volvieron con gozo, diciendo: "Señor, ¡hasta los
demonios se nos sujetan en tu Nombre! Les dijo: "Yo veía a
Satanás, que caía del cielo como un rayo."Os doy potestad de
pisar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y
nada os dañará."Pero no os alegréis de que los espíritus se os
sujeten, antes alegraos de que vuestro nombre está escrito en el
cielo". Lucas 10:17-20
“Sin embargo, al
anunciar el evangelio,
no tengo de qué
gloriarme, porque me
es impuesta necesidad.
¡Ay de mí, si no
anunciara el
evangelio!”.
1 Corintios 9:16
“Entonces dije: "No
lo mencionaré más,
ni hablaré más en
su Nombre". Pero
su Palabra fue en
mi corazón como un
fuego ardiente,
prendido en mis
huesos. Traté de
sufrirlo, y no pude”.
Jeremías 20:9
“la obra de cada uno se
hará manifiesta; porque el
día la declarará, pues por
el fuego será revelada; y la
obra de cada uno cuál sea,
el fuego la probará. Si
permaneciere la obra de
alguno que sobreedificó,
recibirá recompensa. Si la
obra de alguno se
quemare, él sufrirá
pérdida, si bien él mismo
será salvo, aunque así
como por fuego”.
1Corintios 3:13-15
“Es algo solemne morir, pero es mucho más solemne vivir. Cada pensamiento,
palabra y acción de nuestra vida volverá a confrontarnos. Tendremos que seguir
siendo durante toda la eternidad lo que nos hayamos hecho durante el tiempo
gracia. La muerte provoca la disolución del cuerpo, pero no produce cambio
alguno en nuestro carácter, ni lo cambia tampoco la venida de Cristo; tan sólo lo
fija para siempre sin posibilidad de cambio.
Vuelvo a invitar a los miembros de la iglesia a ser cristianos, a ser semejantes a
Cristo. Jesús no trabajaba para sí mismo sino para los demás. Trabajaba para
bendecir y salvar a los perdidos. Si sois cristianos, imitaréis su ejemplo. El echó
el fundamento, y nosotros edificamos con él. Pero ¿qué material estamos
poniendo sobre este fundamento? "La obra de cada uno será manifestada:
porque el día la declarará; porque por el fuego será manifestada; y la obra de
cada uno cuál sea, el fuego hará la prueba." (1 Cor. 3: 13.) Si estáis dedicando
toda vuestra fuerza y talento a las cosas de este mundo, el trabajo de vuestra vida
está representado por madera, heno y hojarasca, que serán consumidos por el
fuego en el postrer día. Pero la labor abnegada por Cristo y la vida futura será
como oro y plata y piedras preciosas; es imperecedera”. 2JT: 168-169
“Todas las diversas facultades que los hombres poseen, cuerpo, alma
y espíritu, se las da Dios para que puedan ser educadas y
disciplinadas, y logren alcanzar el más alto grado posible de
excelencia. El instrumento humano debe cooperar con el propósito
divino, y al hacerlo el hombre llega a ser colaborador de Dios. Toda
facultad, todo atributo que el Señor nos ha dado, debe ser empleado
para glorificar su nombre. Debemos cooperar con el Maestro para
restaurar la imagen moral de Dios en el hombre, y al llevar el yugo
de Cristo, al aprender diariamente la mansedumbre y la humildad
de Jesús, él nos puede usar de manera que seamos una bendición
para nuestros semejantes.” Cada día con Dios 22 de marzo
“Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel,
sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”. (Mat. 25: 23)
Recuerde que Dios puede emplear a todos sus hijos si están
dispuestos a entregarse a él. Tiene un lugar y una tarea para cada
cual. Hay muchos, entre los cuales se encuentra usted, que no creen
que sea posible que Dios los pueda usar. No piense más en ello. Usted
puede hacer su humilde tarea de tal manera que glorifique a Dios. El
arroyo no deja de seguir su curso a lo largo del estrecho cauce
porque no es un río. El pasto no deja de crecer porque no tiene la
altura de los elevados árboles. La estrella no deja de difundir su luz
porque no es el sol. ¡Oh, no! Todo en la naturaleza tiene su tarea
señalada y no se queja del lugar que ocupa. En las cosas espirituales
todo hombre y toda mujer tienen su propia vocación. El interés que
Dios requiere será proporcional al capital concedido de acuerdo con
la medida del don de Cristo. . . Ahora es el momento para que usted
manifieste esa habilidad de carácter de manera que pueda
desarrollar un verdadero valor moral; y tiene el privilegio de
hacerlo. Cristo tiene derecho a su servicio. Entréguese a él de todo
corazón (Carta 30, del 22 de agosto de 1875, dirigida a mi querida
hermana María, sin más identificación)
“Cada hermana que pretende ser una hija de Dios llene una
responsabilidad para ayudar a todos los que están a su alcance. El
más noble de todos los logros puede ser conseguido por medio de la
abnegación y caridad prácticas del bien hacia otros. Hermanas, Dios
os llama para trabajar en el campo de cosecha y ayudar a recoger las
gavillas.. . . En las diferentes formas de la obra misionera del hogar, la
mujer modesta e inteligente puede usar sus facultades en la más
elevada responsabilidad”. (Review and Herald, 10-12-1914).
“No juzgues tu día por cuánta
cosecha lograste recoger, sino por
cuánta semilla lograste sembrar”
Autor Desconocido
“Sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los
sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo
fuerte.” 1 Corintios 1: 27
1. Asistir
2. Llegar temprano
3. No Faltar
4. Participar en la Escuela Sabática
5. Guardando reverencia en el culto
6. Invitando a un amigo, vecino etc.
7. Repartiendo Folletos (revistas)
8. Llamando por telefono
9. Visitando a los hermanos
10. Orando por los hermanos
11. Contactos misioneros
12. Llevando y trayendo personas
13. Siendo maestros de Niños
14. Siendo Maestros de Escuela Sabática
15. Siendo ayudantes de maestros.
16. Sonriendo
17. Ayudando en la cocina
18. Limpiando
19. No criticando
20. Enviando e- mail
21. Predicando
22. Enseñando
23. Sanando
24. Dando Estudios
DEVOLVIENDO AL
SEÑOR LO QUE LE
PERTENECE Y
OFRECIENDO
SACRIFICIOS DE
OFRENDAS PARA
SU CAUSA
Conságrate a Dios todas las mañanas; haz de esto tu primer
trabajo. Sea tu oración: "Tómame ¡oh Señor! como enteramente
tuyo. Pongo todos mis planes a tus pies. Úsame hoy en tu servicio.
Mora conmigo, y sea toda mi obra hecha en ti". CC:
Descargar

Talentos Consagrados a Dios