LA ADMINISTRACIÓN JUDICIAL EN GARANTÍA DE EMBARGO DE FRUTOS Y RENTAS
RESUMEN
Aurelio Herrero Blasco1
[email protected],
Departamento de Organización de Empresas, Universidad Politécnica de Valencia
XIV Congreso de AECA
Valencia, 19-21 de septiembre 2007
INTRODUCCIÓN
No es muy conocido saber cómo operar a nivel de dirección y
organización en el caso de que un perito, en este caso un economista, sea
nombrado “Administrador Judicial en garantía de embargo de frutos y
rentas”. En este póster expongo el procedimiento utilizado, que se recoge
en la Ley de Enjuiciamiento Civil, la cual da unas mínimas directrices para
administrar una empresa que habiendo sido embargada ha incumplido la
obligación de ingresar el importe del embargo en la Caja de Depósito del
Juzgado y por lo tanto el Juez impone al embargado un Administrador
Judicial.
DESARROLLO
CONCLUSIONES
NOMBRAMIENTO.
El nombramiento de un Administrador Judicial
sucede a instancia del acreedor después de existir
providencia de embargo.
El acreedor ante la ineficiencia del embargo y para
evitar la quiebra y por lo tanto el concurso de
acreedores, prefiere que el juez nombre un auxiliar
( el Administrador Judicial) que va a supervisar el
día a día del negocio del embargado para ir
cobrando poco a poco sin sobresaltos económicos
que resultaran insoportables para el deudor .
Por sentencia del Tribunal Supremo de 31 de marzo
de 1986 el administrador judicial “es, en realidad un
auxiliar del Juez y actua, como los demás
auxiliares del árgano ejecutivo, con potestad
delegada de ejecutor”en virtud de lo dispuesto en
el art. 1450 LEC
OBJETO DE LA
ADMINISTRACIÓN JUDICIAL
La figura del Administrador Judicial es un
instrumento efectivo para asegurar el buen
resultado de los procesos judiciales.
El Administrador Judicial actúa bajo mandato
judicial y su función es la de administrar
determinados bienes ajenos, en nuestro caso
desarrollamos la actuación en un embargo de
frutos y rentas.
Dinero metálico.
Bienes inmuebles.
Efectos públicos y valores admitidos a
negociación en un mercado secundario oficial.
Créditos realizables en el acto y créditos no
realizables en el acto.
Bienes muebles o semovientes, incluyendo en
ellos alhajas de oro, plata o pedrería.
Sueldos y pensiones, así como frutos y rentas de
toda especie.
Establecimientos mercantiles o industriales, que
comprenden las sociedades y sus procedimientos
concursales.
OBLIGACIONES DE UN
ADMINISTRADOR JUDICIAL
La máxima función del Administrador Judicial,
no es sólo preservar el patrimonio a su cargo,
sino hacerlo producir en el sentido de que con su
gestión se obtengan beneficios o frutos y rentas.
Respecto a los bienes administrados destaca el
deber de conservación, así como el de guardar la
debida diligencia en el sentido que se requiere en
el Código de Comercio para el buen comerciante.
El administrador debe procurar que su actividad
obtenga la mayor rentabilidad posible
procurando que el patrimonio administrado
genere beneficios.
El
Administrador
Judicial
debe
entenderse como un auxiliar del Juez con
un mandato de representación “ad hoc”,
para regir unos intereses o entes jurídicos
con el fin de vigilar, controlar e intervenir
el tráfico mercantil, con el objeto de
obtener unos frutos y rentas estables
basados en una correcta explotación y
proceder a rendir cuentas al Juez de
forma periódica y final.
Respecto al juez el administrador judicial debe
rendir cuentas de forma periódica o parcial y,
final.
Respecto a las partes, según los artículos 1006
y 1011 de la LEC tienen derecho a recibir
información de todas las actuaciones del
administrador, a efecto de que puedan realizar
todas las reclamaciones debidamente
fundamentadas que consideren oportunas.
FACULTADES DEL
ADMINISTRADOR
Podemos resumir las facultades del
administrador en las siguientes:
•Facultad de gestión del patrimonio
administrado.
•Llevanza de la contabilidad.
•Defensa de los bienes.
•Conservación material y efectiva de los bienes.
REFERENCIAS
.
LLADÓ-LEÓN, José María (2001): El Administrador Judicial.
LLADÓ-LEÓN. Barcelona.
MONTERO-AROCA / CALDERÓN-CUADRADO (2007): Ley de
Enjuiciamiento Civil. 11ª edición anotada y concordada.
TIRANT LO BLANCH. Valencia.
Descargar

La administración judicial en garantía de embargo de frutos y rentas