JULIO CESAR CAROZZO C.
REFLEXIONES EN TORNO A LA VIOLENCIA
Y CONVIVENCIA EN LA ESCUELA
PREGUNTAS
1.
2.
3.
4.
¿El acoso ocurre en todos los centros
educativos?
¿En su ocurrencia están involucrados todos
los agentes educativos?
¿La práctica del acoso entre estudiantes se
asocia a modelos sociales de relaciones
interpersonales?
Si esto es así, ¿es un problema individual?
PRIMERA CONSIDERACIÓN




Dirimir el acoso en la escuela como problema social o
individual tiene implicancias en las tareas de prevención e
intervención y en el éxito que ellas alcancen.
El sistema social condiciona una percepción y un ejercicio de
relaciones interpersonales que se basan en el abuso e
inequidad entre las partes en todos los escenarios sociales.
La relación de maltrato e inequidad es un modelo social, lo
que supone un nivel muy alto de insensibilidad y tolerancia
frente a estos tipos de violencia.
Cada individuo tiene su propio espacio para ejercer ese poder
y esta práctica refuerza su creencia de control social.
CONTINÚA …..



La existencia del acoso afecta el clima institucional/social de
la escuela.
La eliminación de los agresores no acaba con el acoso en la
escuela, lo que prueba su carácter social. Es decir, expulsar a
los abusadores no equivale a terminar con las relaciones de
abuso interpersonal.
Los características del acoso según el contexto social , la edad
y el género además de los cambios de roles entre los actores
nos muestran la pertinencia de la dinámica social en estas
actividades.
TESTIMONIO DE AUSCHWITZ

“La indiferencia puede ser tentadora, más que
eso, seductora. Es mucho más fácil alejarse de
las víctimas…. Es torpe y problemático estar
envuelto en los dolores y las desesperanzas de
otra persona… Algunos sentíamos que ser
abandonados por Dios era peor que ser
castigados por él. Era mejor un Dios injusto
que un Dios indiferente”
SEGUNDA CONSIDERACIÓN




Existe una marcada tendencia a identificar acciones de acoso
graves, moderadas y leves, siempre acorde a la consecuencia
objetiva alcanzada en la víctima.
A partir de esta apreciación se concentra la preocupación en
las acciones visibles y se invisibilizan las de “menor gravedad”
La mayor cantidad de víctimas resultan excluidas socialmente
y se les victimiza secundariamente.
La mayor responsabilidad en la perpetuación del acoso en la
escuela recaería en quienes mantienen una actitud de franca
ignorancia y minimización de sus estragos.
SEGUNDA CONSIDERACIÓN




El bullying alcanza estatus social por las denuncias que los
medios se encargan de sensacionalizar.
Algunos de los casos difundidos expresan violencia entre
pares sin llegar a ser bullying y los medios contribuyen a la
mala información del problema.
Estas apreciaciones dan lugar (1) a que las víctimas y los
perceptores consideren como bullying la violencia física que
causa daño grave y (2) que se invisibilicen las acciones de
violencia verbal y psicológica que sufren las víctimas.
La propia Ley 29719 reconoce la existencia de acciones de
“poca gravedad” (Artículo 6)
CONTINÚA ……




Los casos leves se amonestan y los graves se sancionan hasta
con expulsión. Estas medidas que parecen lógicas, ¿son las
adecuadas?
Muchos estudiantes sufren acoso “leve” todo el año y todos los
años de su escolaridad, ¿alguien puede calificarlo de “leve”?
Ese es el bullying esencialmente, invisible pero letal. Muchos
no lo soportan y terminan en el suicidio o en la deserción de la
escuela; otros se mimetizan a este estilo de relación y viven
infelices toda su vida escolar.
El acosador “leve” acrecienta su insensibilidad e impunidad y
su riesgo es alcanzar conductas antisociales y delictivas.
QUE ES LEVE EN EL BULLYING?



La creencia de que existe “bullying leve” consagra la tolerancia
y la permisión del acoso en la escuela, o lo que es lo mismo, el
reconocimiento social de la inequidad y abuso relacional entre
estudiantes.
La permisión de acciones hostiles en la escuela enrarece el
clima institucional y promueve la inseguridad y el temor de los
estudiantes porque se les obliga a vivir con la violencia.
El bullying es capaz de producir una alteración al proyecto de
vida de las víctimas, lo que significa daño a la persona, sin que
sus estragos sean posibles de resarcir.
QUE ES …….




El trabajo en las escuelas no debería dejarse seducir por las
equivocadas teorías de la variada intensidad del bullying.
La sostenida violencia relacional basada en el abuso del poder
es dañina y ocasiona sufrimiento en las víctimas y eso es lo
que tenemos que revocar.
Los umbrales de tolerancia al abuso, que el sistema social
también condiciona, marcan esencialmente la naturaleza del
impacto devastador del acoso.
“Lo anormal sería que existieran relaciones de convivencia
saludable”. La educación “patas arriba” como decía Eduardo
Galeano.
PERCEPCIÓN DE LA VICTIMA




La víctima puede llegar a sobrestimar las posibilidades de que
una situación peligrosa aparezca y prefiere mantenerse lejos
de la amenaza.
La evitación disminuye su ansiedad, pero lo priva de explorar
el ambiente y establecer relaciones sociales enriquecedoras.
Este aislamiento lo hace más vulnerable para el maltrato.
Los niños hipersensibles son incomprendidos, sobre todos los
varones, porque se espera actúen dentro del modelo de
masculinidad impuesto. Se les pide que sean audaces y
fuertes. Los tratan de cobardes, maricones, etc.
TERCERA CONSIDERACIÓN




La mayoría de las instituciones educativas viene actuando de
modo punitivo contra los agresores, lo que es apreciado por
padres de familia, autoridades educativas, profesionales y
hasta por los propios estudiantes.
La mayoría de los países que han aprobado leyes contra el
bullying destacan la importancia de las sanciones contra los
agresores y sus padres o tutores.
La expulsión, una especie de pena de muerte civil, es la pena
máxima para los culpables de agresión.
No es rara la tendencia a criminalizar el acoso en la escuela.
¿Es esto lo mas conveniente, lo más necesario?
CONTINÚA……



Siendo el bullying un problema social, las medidas correctivas
deben estar orientadas, en primer lugar, contra el sistema
social que las promueve institucionalmente.
Es cierto que esas acciones están fuera del alcance de los
profesionales porque se trata de decisiones políticas; pero los
profesionales no debemos hacer mutis ante esta violencia del
Estado y proponer ante el las acciones que son necesarias.
Existe corresponsabilidad en los actores, quienes deberían
reclamar una educación para la convivencia, el respeto a los
derechos humanos y el aprendizaje de habilidades para la
vida. Educación y no represión
OPINIONES FINALES



Quienes están comprometidos por la convivencia democrática
en la escuela deben saber que los derechos de los estudiantes
están por encima de toda consideración.
Que los profesionales que nos comprometemos por la vida y la
convivencia saludable en la escuela debemos reconvertirnos
profesionalmente para la construcción de un nuevo escenario
de relaciones interpersonales.
La institucionalización de la convivencia democrática en la
escuela es un desafío al paradigma tradicional de la escuela y
un desafío a nuestras rígidas actitudes basadas en el control
de la conducta en forma aversiva y punitiva.
Descargar

reflexiones en torno a la violencia y convivencia en la escuela