Pagar solo lo que consumo
Repartidores de
Costes de Calefacción
Síntesis Perfecta
Ahorro – Confort – Gestión
www.gomezcontadores.com
El problema radica en las miles de instalaciones comunitarias antiguas, donde no
se incorporar dispositivos de medición, a pesar de que ello es posible, donde el
reparto de costes de calefacción se realiza de forma arbitraria de acuerdo a
coeficientes fijos directamente relacionados con la superficie de la vivienda, del
coeficiente de copropiedad o del número de radiadores, sin tener presente la
gestión del consumo de calor por parte del usuario.
La experiencia ha demostrado que siguiendo el principio económico de que “algo
se siente cuando algo cuesta”, el gasto se reduce cuando se produce un control
individualizado de consumo y consecuentemente cada usuario paga lo que
consume.
Hablamos fundamentalmente de las comunidades de propietarios más antiguas.
Donde el sistema de distribución desde la sala de calderas se realiza por verticales.
Cada vertical abastece a todos los radiadores de los distintos pisos y existirán
tantas verticales como dependencias (habitaciones) dispongan las viviendas.
Este tipo de distribución no permite la instalación de contadores de energía térmica convencionales, que
se instalan a la entrada de la vivienda.
Pues como hemos comentado anteriormente una misma vertical da servicio a dependencias de distintas
viviendas.
Para este tipo de instalación se han de utilizar repartidores de costes de calefacción, dispositivos que se
utilizan en el resto de Europa desde hace más de 100 años
Según el IDAE, el consumo de energía de los hogares es atribuible en un 43,75% a los consumos de la
vivienda, porcentaje que se distribuía en un mayor porcentaje al consumo de calefacción con un 46%.
¿Que es, un
repartidor de
costes
de
calefacción?
Son sistemas que
tienen
como
función el reparto
individual de los
consumos
en
instalaciones
colectivas
de
calefacción.
Son
unos
pequeños
dispositivos que se
colocan en cada
radiador y recogen
ciertos parámetros
que cada cierto
tiempo transforma
en
consumos
reales, en términos
de
energía
o
económicos.
¿Porque Instalar
repartidores de costes?
Según el IDAE, el mero hecho de instalar
dispositivos que permitan la contabilización
de consumos, puede llegar a ahorrar hasta
un 30%.
Pero aparte podemos beneficiarnos de las
mejoras que se hayan realizado en nuestros
hogares, como por ejemplo la instalación de
doble acristalamiento, aislamientos, etc.,
estas mejoras repercutirán en nuestro
bolsillo, cuando realmente paguemos lo que
consumimos
En cuanto a su instalación, no precisan de
ningún tipo de obra ni modificación de su
actual instalación
De tamaño reducido, apenas se notan sobre
el radiador donde se instalan, además al ser
totalmente autónomos ( batería 10 años ),
no precisan de cables, ni alimentación
eléctrica
¿De verdad se Ahorra?
Y por supuesto la lectura se realiza
mediante radio, eso garantiza que se leerán
todos los dispositivos y que usted no tendrá
que preocuparse por el dia de lectura
Como ya hemos dicho el IDAE, nos dice que podemos
llegar a ahorros del 30%.
Pero en el resto de Europa llevan mucho tiempo
midiendo la calefacción y son muchas las empresas y
entidades publicas, que promulgan estos ahorros.
La inclusion de sistemas de regulación, junto con los
repartidores
de
costes,
pueden
aumentar
considerablemente dichos ahorros
3000
2500
2000
1500
1000
500
0
2008
2009
2010
2011
2012
Los repartidores de costos de calefacción se rigen por la
norma europea EN 834:1994, y en dicha norma se describe
punto por punto su funcionamiento y lo que son estos
aparatos, norma de la cual hacemos a continuación una
sinopsis
Los distribuidores de costes de calefacción constan de una
carcasa, los sensores, un dispositivo de cálculo, una pantalla,
una fuente de alimentación, los elementos de instalación y un
precinto. El sello o precinto tiene la misión de proteger la
unidad contra manipulaciones no autorizada
Los distribuidores de costes de calefacción, según la presente norma, son aparatos de medición
destinados al registro de la integral de temperatura con relación al tiempo.
La temperatura constituye la base para la determinación del rendimiento térmico de los radiadores
en los que se instalan los distribuidores de costes de calefacción.
La lectura visualizada no calculada corresponde al valor aproximado
de la integral de tiempo de la temperatura característica medida en el
radiador o de la integral de tiempo de la diferencia de temperatura
entre la superficie del radiador y la temperatura ambiente.
El valor de consumo es aproximadamente proporcional al calor radiado
durante el periodo de medición desde la superficie de calentamiento y
consumido por el usuario.
Debido a las características descritas, el resultado de la medición no
está relacionado con las unidades físicas de energía. El valor de
consumo es adimensional.
La lectura visualizada calculada se obtiene a partir de la lectura
visualizada no calculada multiplicada por los factores de tarificación,
especialmente con aquellos para la capacidad nominal térmica del
radiador y para el contacto térmico entre la superficie y los sensores.
Factores de tarificación
Los factores de tarificación siguientes convierten las lecturas visualizadas de los distribuidores
individuales de costes de calefacción en lecturas visualizadas calculadas en la forma apropiada para
el cálculo de los costes de consumo
K
Factor de tarificación
Q
para el rendimiento térmico
del radiador
El factor de tarificación KQ es el
valor numérico (adimensional) del
rendimiento nominal térmico (en
vatios) del radiador.
El rendimiento nominal térmico se
corresponde al rendimiento térmico
de radiador funcionando a una
temperatura
de
entrada,
una
temperatura de retorno y una
temperatura del aire de 90º C, 70º C
y 20º C respectivamente en una
cámara de pruebas climáticas a una
temperatura
estable.
La
temperatura del aire se tiene que
medir a 0,75 m por encima del suelo
y a una distancia de 1,5 m de la
superficie de calentamiento. Si el
rendimiento nominal térmico del
radiador se estableció para otras
condiciones de temperatura, deberá
convertirse éste a las condiciones
mencionadas anteriormente
Factor de tarificación
resultante
K
El
factor
de
tarificación
resultante K es el producto de
los factores individuales de
tarificación:
K
Factor de tarificación
C
para el acoplamiento térmico
a
los
sensores
de
temperatura
El factor de tarificación KC tiene en
cuenta que el acoplamiento térmico
entre la temperatura del medio de
calefacción y los sensores de
temperatura cambia con arreglo a los
distintos tipos de superficies del
radiador
KT
Factor de tarificación
para espacios con bajas
temperaturas interiores de
diseño que se desvían de la
temperatura de referencia
básica del aire
El factor de tarificación KT tiene en
cuenta el cambio del rendimiento
térmico y el cambio de temperatura
de los sensores cuando se utilizan
distribuidores
de
costes
de
calefacción según el principio de
medición de sensor único a
temperaturas interiores de diseño
inferiores a la temperatura de
referencia del aire bajo la condición
de referencia
K = KQ x KC x K T
Como puede observarse el producto de los diversos factores de tarificación, nos
aporta el valor de tarificación real K, este valor es único para cada radiador
El objeto de la liquidación es detallar
todos los costes afectos al consumo
individual por vivienda.
A continuación especificamos las partes
que componen el recibo individual de
calefacción:
Conceptos
de
facturación,
se
detallan
los
importes
fijos
asociados
al
mantenimiento de la
instalación,
los
importes variables
por consumo real
por vivienda, así
como cualquier otro
importe a liquidar
(por
ejemplo
importe del servicio
de lectura).
El concepto de importe fijo es la
parte que se paga por la
disponibilidad que la comunidad
tiene de la calefacción central, se
use o no.
En términos generales se estima en
torno a un 30 % del consumo total
de los gastos de la caldera central, y
es facturado en función del
coeficiente de participación del
abonado.
En el gráfico, podemos comparar el
importe del consumo de calefacción de
cada vivienda, con el importe medio de
consumo de calefacción de la comunidad.
Datos generales del abonado, donde
constan las diferentes direcciones de
correspondencia, número de emisión del
recibo y periodo de facturación.
En el cuadro general de lecturas y
consumos se especifica el detalle por
cada uno de los radiadores de la
vivienda, dando como resultado el total
de consumo de la misma.
De esta forma podemos controlar cada
radiador, para poder gestionar el
exceso de consumo en las diferentes
estancias.
Descargar

¿Que es, un repartidor de costes de calefacción?