HOY ES FIESTA, FIESTA GRANDE
ES EL DÍA DEL SEÑOR.
LOS CRISTIANOS NOS REUNÍMOS
EN LA MESA DE JESÚS.
Dios no quiere caras tristes, no, no,
Dios no quiere desunión.
Dios sí quiere más sonrisas sí, sí
Dios si quiere más amor.
Todo aquel que viene a misa, sí, sí,
que es la Cena del Señor.
Debe estar en paz con todos sí, sí.
debe estar en paz con Dios.
HOY ES FIESTA,
FIESTA GRANDE
ES EL DÍA DEL SEÑOR.
LOS CRISTIANOS
NOS REUNÍMOS
EN LA MESA DE JESÚS.
Yo quiero ahora contaros todo
ahora que estamos aquí reunidos.
He hecho daño a un amigo,
pues me venció el egoísmo.
SOMOS DE PIEDRA
SOMOS DE BARRO,
NO NOS AMAMOS Y CRITICAMOS.
YO ME CONFIESO QUE HE PECADO.
NO HE AMADO Y HE CRITICADO.
He sido ingrato, no le ayudado,
cuando debía darle la mano.
Me he dado cuenta,
yo me arrepiento, de lo que he sido
con ese amigo.
SOMOS DE PIEDRA
SOMOS DE BARRO,
NO NOS AMAMOS Y CRITICAMOS.
YO ME CONFIESO QUE HE PECADO.
NO HE AMADO Y HE CRITICADO.
Dar la vida
como hizo Jesús,
es dar vida a los demás.
A través del servicio
a los que nos rodean,
cada día, con alegría,
nos hacemos
discípulas
y discípulos
fieles al Señor.
Anímate a dar
lo mejor de ti
para beneficio de los
demás.
La fiesta de la vida
es dar y darte a todos
con generosidad.
Como Jesús,
con amor, por amor.
Amén
1.- SE SECA
Y PARACE
QUE MUERE
2.- DESPUÉS
BROTA EL
TALLO Y LAS
RAÍCES…
FINALMENTE
APARECE LA
PLANTA
COMPLETA.
ESTA ES UNA
ESPIGA DE
TRIGO
Por cada
grano
de trigo
nace una
espiga.
¿Cuántos
granos
tiene
una espiga?
¡MUCHOS!
Lectura del santo Evangelio según San Juan
12,20-33.
Jesús les dijo:
-- Ha llegado la hora de que sea glorificado
el Hijo del Hombre.
Os aseguro, que si el grano de trigo no cae
en tierra y muere, queda infecundo; pero si
muere, da mucho fruto. El que se ama a sí
mismo, se pierde, y el que se aborrece a sí
mismo en este mundo, se guardará para la
vida eterna. El que quiera servirme, que me
siga y donde esté yo, allí también estará mi
servidor; a quien me sirva, el Padre le
premiará.
Lectura del santo Evangelio según San Juan
12,20-33.
Jesús les dijo:
-- Ha llegado la hora de que sea glorificado
el Hijo del Hombre.
Os aseguro, que si el grano de trigo no cae
en tierra y muere, queda infecundo; pero si
muere, da mucho fruto. El que se ama a sí
mismo, se pierde, y el que se aborrece a sí
mismo en este mundo, se guardará para la
vida eterna. El que quiera servirme, que me
siga y donde esté yo, allí también estará mi
servidor; a quien me sirva, el Padre le
premiará.
¿DE QUÉ
HABLA
JESÚS EN
EL
EVANGELIO
DE HOY?
DEL GRANO DE TRIGO
DE UN
GRANO
QUE HA
MUERTO
PERO QUE, AL MORIR SE HIZO
FECUNDO Y SE TRANFORMÓ EN UNA
MULTITUD DE NUEVOS GRANOS
¿JESÚS DICE ALGO
NUEVO SOBRE LAS
SEMILLAS?
¡NO! ESO ES LO QUE
PASA CON TODAS
SEMILLAS
LO QUE QUIERE
ES PONER UN
EJEMPLO Y NO
DARNOS UNA
CLASE DE
BOTÁNICA
HACE UNA COMPARACIÓN
PARA HABLAR DE SÍ MISMO Y
DE SUS DISCÍPULOS
LES ESTÁ HABLANDO DE SU MUERTE
QUE VA A OCURRIR MUY PRONTO
PERO LES DICE QUE SERÁ UNA MUERTE
FECUNDA COMO EL GRANO DE TRIGO
NOS DICE QUE SU MUERTE SERÁ LA
CAUSA DEL NACIMIENTO DE UN
NÚMERO DE DISCÍPULOS
INNUMERABLE
Y QUE ELLOS AL
ENTREGAR LA
VIDA COMO HIZO
ÉL HARÁN QUE
HAYA NUEVOS
DISCÍPULOS
COMO ELLOS
Si el grano de
trigo muere,
da mucho
fruto
Credo de los Apóstoles
Creo en Dios, Padre todopoderoso,
Creador del Cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su Único Hijo,
nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia
del Espíritu Santo;
nació de santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilato,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos;
subió a los cielos
y está sentado a la derecha de Dios,
Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia Católica,
la Comunión de los Santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne,
y la vida eterna. Amén.
CONVIÉRTE EL PAN,
CONVIÉRTE EL VINO,
EN TU CUERPO Y TU SANGRE.
COMIDA Y MANJAR. (BIS)
Sobre el altar. El se nos da:
la salvación ven a buscar.
s.- El Señor esté con vosotros.
TODOS: Y con tu espíritu.
s.- Levantemos el corazón.
TODOS: Lo tenemos levantado hacia el Señor.
s.- Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
TODOS: Es justo y necesario.
En verdad, Padre bueno,
hoy estamos de fiesta:
nuestro corazón está lleno de agradecimiento
y con Jesús te cantamos nuestra alegría:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos amas!
Tú nos amas tanto,
que has hecho para nosotros
este mundo inmenso y maravilloso.
Por eso te aclamamos:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos
amas!
Tú nos amas tanto,
que nos das a tu Hijo, Jesús,
para que él nos acompañe hasta ti.
Por eso te aclamamos:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque nos
amas!
Tú nos amas tanto,
que nos reúnes con Jesús,
como a los hijos de una misma familia.
Por eso te aclamamos:
TODOS: ¡Gloria a ti, Señor, porque
nos amas!
Por ese amor tan grande,
queremos darte gracias
y cantarte con los ángeles
y los santos que te adoran en el cielo.
HOSANNA HEY, HOSANNA HA
HOSANNA HEY, HOSANNA HEY,
HOSANNA HA.
Él es el Santo, es el hijo de María,
es el Dios de Israel,
es el hijo de David.
Vamos a Él con espigas de mil trigos,
y con mil ramos de olivos, siempre alegres,
siempre en paz.
Bendito sea Jesús, tu enviado,
el amigo de los niños y de los pobres.
Él vino para enseñarnos
cómo debemos amarte a Ti
y amarnos los unos a los otros.
Él vino para arrancar de nuestros corazones
el mal que nos impide ser amigos
y el odio que no nos deja a ser felices.
Él ha prometido que su Espíritu Santo
estará siempre con nosotros
para que vivamos
como verdaderos hijos tuyos.
TODOS: Bendito el que viene
en el nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.
A Ti, Dios y Padre nuestro,
te pedimos que nos envíes tu Espíritu
para que este pan y este vino
sean el Cuerpo y la Sangre
de Jesucristo, Nuestro Señor.
El mismo Jesús, poco antes de morir,
nos dio la prueba de tu Amor.
Cuando estaba sentado a la mesa con sus
discípulos, tomó el pan,
dijo una oración para bendecirte
y darte gracias,
lo partió y lo dio a sus discípulos, diciéndoles:
TOMAD Y COMED TODOS DE ÉL,
PORQUE ESTO ES MI CUERPO,
QUE SERÁ ENTREGADO POR VOSOTROS.
(Decimos todos:)
¡Señor Jesús,
tú te entregaste por nosotros!
Después, tomó el cáliz lleno de vino
y, dándote gracias de nuevo,
lo pasó a sus discípulos, diciendo:
TOMAD Y BEBED TODOS DE ÉL,
PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,
SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,
QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS
Y POR TODOS LOS HOMBRES
PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.
(Decimos todos:)
¡Señor Jesús, tú te entregaste por
nosotros!
(El sacerdote prosigue)
Y LES DIJO TAMBIÉN:
HACED ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.
Por eso, Padre bueno, recordamos ahora
la muerte y resurrección de Jesús,
el Salvador del mundo.
Él se ha puesto en nuestras manos
para que te lo ofrezcamos
como sacrificio nuestro
y junto con él nos ofrezcamos a ti.
Todos: ¡Gloria y alabanza a nuestro Dios!
Escúchanos, Señor Dios nuestro;
danos tu Espíritu de amor
a los que participamos en esta comida,
para que vivamos cada día
más unidos en la Iglesia,
con el santo Padre, el Papa Benedicto XVI
con nuestro Obispo Jesús
los demás obispos,
y todos los que trabajan por tu pueblo.
TODOS: ¡Que todos seamos una sola familia
para gloria tuya!
No te olvides de las personas que amamos
ni de aquellas a las que debiéramos querer más.
Acuérdate también de los que ya murieron
y recíbelos con amor en tu casa.
TODOS: ¡Que todos seamos una sola familia
para gloria tuya!
Y un día, reúnenos cerca de ti con María, la Virgen,
Madre de Dios y Madre nuestra,
para celebrar en tu reino la gran fiesta del cielo.
Entonces, todos los amigos de Jesús, nuestro Señor,
podremos cantarte sin fin.
TODOS: ¡Que todos seamos una sola familia para
gloria tuya!
Por Cristo, con él y en él,
a ti, Dios Padre omnipotente,
en la unidad del Espíritu Santo,
todo honor y toda gloria
por los siglos de los siglos. TODOS: AMÉN
Al mundo entero quiero dar
un luminoso hogar
con un balcón,
donde un gorrión
les haga despertar.
Al mundo entero
he de enseñar
una alegre canción,
y todos juntos caminar
de la mano hacia el sol.
DIOS TE PIDE AMOR
DIOS TE PIDE AMISTAD
DIOS TE PIDE UN MUNDO
TÚ QUE LE DARAS.
Al mundo entero reunir
y con todos cantar
y recorrer mirando al sol
la senda de la paz.
1.El Señor Dios nos amó
como nadie amó jamás,
El nos guía como estrella
cuando no existe la luz.
El nos da todo su amor
mientras la fracción del pan.
Es el pan de la amistad,
el pan de Dios.
ES MI CUERPO,
TOMAD Y COMED,
ESTA ES MI SANGRE:
TOMAD Y BEBED,
PUES YO SOY LA
VIDA,
YO SOY EL AMOR.
OH, SEÑOR,
CONDÚCENOS
HASTA TU
AMOR.(BIS)
2. El Señor Dios nos amó
como nadie amó jamás.
Sus paisanos le creían
hijo de un trabajador,
como todos, El también
ganó el pan con su sudor,
y conoce la fatiga y el dolor.
ES MI CUERPO, TOMAD Y COMED,
ESTA ES MI SANGRE:
TOMAD Y BEBED,
PUES YO SOY LA VIDA,
YO SOY EL AMOR.
OH, SEÑOR, CONDÚCENOS
HASTA TU AMOR.(BIS)
ES MI CUERPO,
TOMAD Y COMED,
ESTA ES MI SANGRE:
TOMAD Y BEBED,
PUES YO SOY LA
VIDA,
YO SOY EL AMOR.
OH, SEÑOR,
CONDÚCENOS
HASTA TU
AMOR.(BIS)
3. El Señor Dios nos amó
como nadie amó jamás.
El reúne a los hombres
y les da a vivir su amor.
Los cristianos todos ya
miembros de su cuerpo son,
nadie puede separarlos de su amor.
ES MI CUERPO, TOMAD Y COMED,
ESTA ES MI SANGRE:
TOMAD Y BEBED,
PUES YO SOY LA VIDA,
YO SOY EL AMOR.
OH, SEÑOR, CONDÚCENOS
HASTA TU AMOR.(BIS)
Dar la vida
como hizo Jesús,
es dar vida a los demás.
A través del servicio
a los que nos rodean,
cada día, con alegría,
nos hacemos
discípulas
y discípulos
fieles al Señor.
Anímate a dar
lo mejor de ti
para beneficio de los
demás.
La fiesta de la vida
es dar y darte a todos
con generosidad.
Como Jesús,
con amor, por amor.
Amén
Descargar

016 CICLO B – CUARESMA 5(FILEminimizer)