EL AMOR PLENITUD DE LA LEY

Gal 5,14:
Porque toda la Ley está resumida plenamente en este
precepto: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Rom 13,8-10:
Que la única deuda con los demás sea la del amor mutuo:
el que ama al prójimo ya cumplió toda la Ley. Porque los
mandamientos: No cometerás adulterio, no matarás, no
robarás, no codiciarás, y cualquier otro, se resumen en
este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no
hace mal al prójimo. Por lo tanto, el amor es la plenitud
de la Ley.

Los vocablos que usa Pablo:
Agapan (amar) y
 Agape (amor).
son palabras de uso infrecuente entre los
griegos.


Los griegos usaban
Eros (deseo) y
 Philos (amor de amistad, a las cosas, al bien
etc.)

La experiencia de Dios es originadora de la
experiencia de amor, manifestando el amor al
pecador:


Rom 5,8: Pero la prueba de que Dios nos ama
es que Cristo murió por nosotros cuando
todavía éramos pecadores.
Rom 8,35:¿Quién podrá entonces separarnos
del amor de Cristo?
Este amor no es producto de la voluntad humana, ni
parte del deseo humano, sino del mismo Dios. Viene
del Espíritu:


Rom 5,5: Y la esperanza no quedará defraudada,
porque el amor de Dios ha sido derramado en
nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos
ha sido dado.
Gal 5,6: En efecto, en Cristo Jesús, ya no cuenta la
circuncisión ni la incircuncisión, sino la fe que obra
por medio del amor.
La fe nos une a Dios y el amor es la manera de
expresar y manifestar ese amor.
El amor, entonces, es la expresión de una nueva
creación, de una nueva creatura, de un nuevo modo
de existir.
El amor no es una obra, es fruto del Espíritu:

Gal 2,19-20: Pero en virtud de la Ley, he muerto
a la Ley, a fin de vivir para Dios. Yo estoy
crucificado con Cristo, y ya no vivo yo, sino que
Cristo vive en mí: la vida que sigo viviendo en la
carne, la vivo en la fe en el Hijo de Dios, que me
amó y se entregó por mí.
Así, las frases que encabezan este trabajo (Rom
13,8s y Gal 5,14), no significan libertad de la ley
solamente, sino fundamentalmente libertad del
pecado, del yo dominado por la sarx (carne) y todo
para el servicio del otro:
Gal 5,13-14: Ustedes, hermanos, han sido llamados para vivir en
libertad, pero procuren que esta libertad no sea un pretexto para
satisfacer los deseos carnales. Háganse más bien servidores los
unos de los otros, por medio del amor. Porque toda la Ley está
resumida plenamente en este precepto: Amarás a tu prójimo como a
ti mismo.

Rom 13,8-10: Que la única deuda con los demás sea la del amor
mutuo: el que ama al prójimo ya cumplió toda la Ley. Porque los
mandamientos: No cometerás adulterio, no matarás, no robarás, no
codiciarás, y cualquier otro, se resumen en este: Amarás
a tu
prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo. Por lo
tanto, el amor es la plenitud de la Ley.

El agape es una apertura a la otra persona, el
compañero o el extraño y diferente. Esta
apertura exige actos concretos en los cuales
se exprese:
 Rom 12,9-13: Amen con sinceridad.
Tengan horror al mal y pasión por el bien.
Amense cordialmente con amor fraterno,
estimando a los otros como más dignos.
Con solicitud incansable y fervor de
espíritu, sirvan al Señor. Alégrense en la
esperanza, sean pacientes en la
tribulación y perseverantes en la oración.
Consideren como propias las necesidades
de los santos y practiquen generosamente
la hospitalidad.
La raíz de la esta fe actuante y operante en el
amor, es el don del Espíritu, que ha sido
derramado sobre nosotros:

Rom 5,5: Y la esperanza no quedará
defraudada, porque el amor de Dios ha sido
derramado en nuestros corazones por el
Espíritu Santo, que nos ha sido dado.
OPOSICIÓN LEY - ESPÍRITU
Gal 5,16-26:Yo los exhorto a que se dejen conducir por el Espíritu de Dios, y
así no serán arrastrados por los deseos de la carne.
Porque la carne desea contra el espíritu y el espíritu contra la carne. Ambos
luchan entre sí, y por eso, ustedes no pueden hacer todo el bien que
quieren.
Pero si están animados por el Espíritu, ya no están sometidos a la Ley.
Se sabe muy bien cuáles son las obras de la carne: fornicación, impureza y
libertinaje, idolatría y superstición, enemistades y peleas, rivalidades y
violencias, ambiciones y discordias, sectarismos, disensiones y envidias,
ebriedades y orgías, y todos los excesos de esta naturaleza. Les vuelvo a
repetir que los que hacen estas cosas no poseerán el Reino de Dios.
Por el contrario, el fruto del Espíritu es: amor, alegría y paz, magnanimidad,
afabilidad, bondad y confianza, mansedumbre y temperancia. Frente a
estas cosas, la Ley está de más, porque los que pertenecen a Cristo
Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y sus malos deseos.
Si vivimos animados por el Espíritu, dejémonos conducir también por él.No
busquemos la vanagloria, provocándonos los unos a los otros y
envidiándonos mutuamente.
Del Espíritu brota la acción que vive en el creyente. Es
una unidad. Se opone la diversidad de “las” obras, con
la unidad “del” fruto.

Obras de la carne:
Fruto del Espíritu:
fornicación, impureza y
libertinaje,
idolatría y superstición,
enemistades y peleas,
rivalidades y violencias,
ambiciones y discordias,
sectarismos, disensiones
y envidias,
ebriedades y orgías,
y todos los excesos de
esta naturaleza.


amor,
alegría y paz,
magnanimidad,
afabilidad,
bondad y confianza,
mansedumbre y
temperancia.
EL HIMNO AL AMOR (1 Cor 13)

El amor, que es don, excede a todos los demás
dones.
13,1-3; Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los
ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o
un platillo que retiñe.
Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y
toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar
montañas, si no tengo amor, no soy nada.
Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y
entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, no me sirve
para nada.
No hay obra, por que mas “santa” que parezca,
que tenga sentido cristiano si no está infundida
del amor.
Según estos versículos, no vale:
 hablar en lenguas,

ser profetas

místico

ejemplo de fe

solidaridad con los pobres
sacrificios personales (¡el
martirio!)
SI NO ESTÁ MOVIDO POR EL AMOR.


En los versículos 4-7 se dan también una serie de
antítesis (positivo / negativo)
POSITIVO
NEGATIVO
Paciente
servicial
se alegra con la verdad
No envidia
no hace alarde
no se envanece
no procede con
bajeza
no busca su
interés
no se irrita
no toma en cuenta
el mal recibido
no se alegra con la
injusticia
todo lo disculpa
todo lo cree
todo lo espera
todo lo soporta
El amor tiene que ver con la acción y no con el sentir
abstracto.
Cierra el vers. 8 con una negativa que es positiva:
el amor no acaba más,
es decir, es eterno.
Pero eso no significa que se hable de una eternidad
que ha de venir, porque los verbos están en
presente. El amor no acabará porque ya está
actuando, ya comenzó:

Porque toda la Ley está resumida plenamente en
este precepto: Amarás a tu prójimo como a ti
mismo.
“El amor -presencia ya actual e
imperecedera de la salvación- es la más
grande de las tres virtudes no en sí
mismo, en cuanto valor o virtud, sino en
conexión con la fe, que se fundamenta en
lo que Dios ha hecho, y con la esperanza,
que se orienta hacia lo que Dios hará. En
este sentido, la tríada fe, esperanza y
amor, es la quintaesencia del vivir en
Cristo”.
(G. Bornkamm; Pablo de Tarso, Ed. Sígueme, pag 208)
Descargar

EL AMOR PLENITUD DE LA LEY - Centro Bíblico Nuestra Señora