LA INQUISICIÓN Y ROMA,
EL SANTO OFICIO.
Guillermo Ollarves.
IDE-531.
¿POR QUÉ NACE EL TRIBUNAL DE
LA INQUISICIÓN?
• 1198. Inicio del reinado de Inocencio III en la
Santa Sede.
• 1198-1199. La amenaza antirromanista
debilitó las acciones de la Iglesia.
• 1199. La Iglesia comienza a enviar misioneros
que buscarán reavivar la fe perdida por el
pueblo.
• Principio S.XIII. Impopularidad de la Iglesia en
aumento. Expulsión de sacerdotes, quema de
iglesias y profanación de iconografía sagrada.
• Hallazgo de otra Iglesia paralela a la católica
orgullosa de ser más antigüa que la de Roma y
la mira con desprecio.
• 1207. Roma se siente abandonada, el poder
del papa se pone en discusión, se pierde la
autoridad sobre la Italia del Sur, bajo influencia
de herejes.
• 1207-1208. La debilidad y la posible pérdida de
Roma a mano de estas instituciones herejes,
obliga a la Santa Sede apelar a la instauración
de una policía religiosa muy severa. La
Inquisición.
• Surgimiento del Brazo Secular.
• Lucha de Roma por recuperar el territorio
hereje en Francia y la parte del Italia que ha
perdido.
Cuando el papa se enteró de que su legado había sido asesinado, la noticia oprimió
su corazón. Se llevó la mano a la mandíbula e invocó a Santiago de Compostela y a
San Pedro de Roma. Al terminar su oración, apagó un cirio que ardía. Estaban
presentes el abad del Císter y maître Milon, que habla latín, y doce cardenales cuyos
tronos formaban un círculo donde fue tomada la resolución a consecuencia de la cual
tantos hombres murieron desventrados y tantas damas fueron despojadas de su
manto y de su faldón. La Chason de la Croisade contre les Albigeois.
Y... ¿CÓMO PROCEDÍA?
Los sacerdotes se instalaban en la Plaza
Central de un pueblo o ciudad Europea por
semanas o meses. Dictando órdenes y
mandando a que se presentaran
voluntariamente los que se culpaban por
herejía. Se concedía un mes de gracia.
Aquellos que confesaban por su propia
cuenta recibían penas menores.
Si los inquisidores decidían procesar a
alguien sospechoso de herejía, el prelado
publicaba el requerimiento judicial. Aquellos
que se negaban al los requerimientos eran
buscandos por la policía inquisidora.
Los acusados recibían una declaración de
cargos contra ellos. Nombres de acusadores
no publicados. Papa Bonifacio VIII abrogó
esto.
Los acusados respondían a todos los cargos
bajo juramento contra ellos.
Testimonio de 2 testigos bastaba como
prueba de culpabilidad.
Los inquisidores acompañados por un
séquito de clérigos y laicos, reunidos en
consejo, dictaban la sentencia.
Si sospechaban que un testigo mentía, podía
ser encarcelado por ellos.
1252. El papa Inocencio IV autoriza práctica
de la tortura como medio para extraer la
verdad.
Al final de todo proceso, se dictaba el
veredicto y castigo de manera pública.
Los castigos iban desde imposición de
peregrinaciones, suplicios públicos, cargar la
cruz, multas, confiscación de propiedades,
encarelamiento hasta la ejecución.
EL SANTO OFICIO.
En el año 1542, el surgimiento y rápida
propagación del protestantismo (principalmente
su penetración en Italia) causaba alarma en
Roma. El papa Pablo III haciendo caso a ciertos
reformadores, estableció la Congregación de la
Inquisición (la Inquisición romana ó El Santo
Oficio). En realidad ésta estaba vindulada a la
Inquisición por vagos precedentes.
La comisión general estaba formada por seis
cardenales.
No se centró exclusivamente a la herejía, sino a
la ortodoxia académica, aquella que aparecía en
lo libros de teólogos y eclesiasticos destacados.
1555. El papa Pablo IV le dio mayor poder de
acción a esta inquisición que estaba muy
restringida a actuar sobre Italia de una manera
modesta.
El Santo Oficio en 1559, por encargo
de la Congregación publicó el primer
Índice de Libros Prohibidos (Index
Expurgatorium), donde obras como las
de Galileo Galilei cayeron.
Posteriormente muchos papas
comenzaron a considerar a la
Inquisición romana como una institución
que se basaba en las costumbres de la
Iglesia para regular su orden y su
ortodoxia doctrinal.
El caso más famoso referido a esta
Inquisición es la abjuración de Galielo
Galilei considerado hereje por sus ideas
progresistas del heliocentrismo frente al
geocentrismo, Roger Bacon, Copérnico
y Giordano Bruno.
CASO GALILEO GALILEI.
La vida de Galileo se enmarcó durante una
época de grandes cambios: el Renacimiento.
Época en la que Europa se separaba de las
ideas medievales, controladas principalemente
por la religión.
Al parecer Galileo fue la gota que derramó el
vaso. Terminando de empujar una tendencia en
contra del dogmatismo religioso. Y por ésto fue
llevado ante los Tribunales para abjurar sobre
las teorías que había predicado.
l
Sentencia del Tribunal de la Suprema Inquisición contra
Galileo Galilei, dado el 22do día de junio del año 1633
"Siendo el caso que vos, Galileo, hijo de Vincenzo Galilei, un florentino, de 70
años de edad, fue denunciado ante este Santo Oficio en 1615:
"Que sostuvo como cierta la falsa doctrina de que el sol es el centro del
universo e inmóvil, y que la Tierra se mueve, y con un movimiento diario. Que
sobre esto mantuviese correspondencia con matemáticos alemanes…
"Ordenamos que por edicto público el libro de Diálogos de Galileo Galilei sea
prohibido, y condenamos a su persona a prisión de este Santo Oficio mientras
sea Nuestra voluntad; y como penitencia deberá recitar por espacio de tres
años, una vez a la semana, los Siete Salmos Penitenciales, reservándonos la
facultad de cambiar, moderar, o eliminar cualquiera de las antes mencionadas
penas y penalidades.
"Pronunciamos, declaramos, ordenamos, condenamos y reservamos por
derecho esta u otras medidas.
Ita pronunciamus nos Cardinalis infrascripti.
F. Cardinalis de Asculo.
G. Cardinalis Bentivolius
D. Cardinalis de Cremona.
A. Cardinalis S. Honuphri.
B. Cardinalis Gypsius.
F. Cardinalis Verospius.
Abjuración
Yo, Galileo Galilei, hijo de Vincenzio Galilei de Florencia, con 70 años de edad,
llamado ante este tribunal, y arrodillado ante Uds., Eminentes Reverendos
Cardenales, Inquisidores de la republica Cristiana ante la depravación de la
herejía, ante mis ojos lo más Santos Magistrados, y tendiendo a ellos mis
manos; juro que siempre he creído, y creo ahora, y con ayuda de Dios creeré
en el futuro todo lo que la Santa Católica y Apostólica Iglesia sostiene, predica
y enseña. Y dado que, después de haber sido llamado por este Santo Oficio a
abandonar enteramente la falsa opinión de que el sol es el centro del universo
y que es inmóvil, y que la tierra no es el centro del mismo y se mueve, así
como tampoco sostener, defender ni enseñar de manera alguna, ni oralmente
ni en escritura, la mencionada falsa doctrina; y después de haber recibido una
notificación de que dicha doctrina es contraria a las Sagradas Escrituras, yo
escribí e hice imprimir un libro en el cual hice mención de la ya condenada
doctrina, y argumenté a su favor, sin llegar a solución alguna: He sido juzgado
sospechoso grave de herejía, esto es, de haber mantenido y creído que el sol
es el centro del universo e inmóvil, y que la Tierra no es el centro del mismo, y
sí se mueve.
También juro prometo adoptar y observar las penas que han sido o me sean
impuestas. Y si contrario cualquiera de estas dichas promesas, o palabras
dadas, (¡que Dios me perdone!) yo me entrego a las penas y penalidades que
por los Sagrados Cánones y otros Decretos son impuestos y promulgados
contra los ofensores. Ayúdenme Dios y los Santos Magistrados, que ahora toco
con mis propias manos.
Yo, Galileo Galilei, he abjurado, jurado y prometido, y apegándome a lo dicho, y
tomándolo como verdad, con mi propia mano entrego el presente sumario de
mi abjuración, que he recitado palabra por palabra.
En Roma, en el Convento della minerva, el décimo segundo día de junio, 1633.
Yo, Galileo Galilei, abjuro, de mi propia mano
Descargar

presentación Power Point