LA VISIÓN EN EL CAMINO DE
LA TRANSICIÓN
La visión colectiva de un futuro resiliente es una poderosa
herramienta en manos de la comunidad. La visión no se
construye desde la “cabeza”, sino desde el corazón. Ancla en
nosotros un foco de energía que impulsa la creatividad y la
eficacia, nos une y nos hace poderosos.
Las comunidades en Transición utilizan la visión como punto
de partida en el camino del cambio práctico. Tras la visión, y
basándonos en ella, ponemos en juego la creatividad y la
inteligencia para concretar los objetivos y diseñar el proceso
de Transición. Y por último, construimos un plan de acción
local, a partir de las personas, sus dones, límites y
necesidades (“¿Cómo ha de ser este plan de acción, para
que esta persona crezca y dé lo mejor de sí?”).
Los siguientes textos son producto de un
ejercicio de visión individual, realizado en
una jornada de introducción a la Transición,
en La Vera (Cáceres), en abril de 2010. En
una iniciativa de Transición, las visiones
individuales son compartidas a los demás, y
en conjunto se construye una visión
colectiva satisfactoria para todos: será la
fuente de energía e inspiración para iniciar
un proceso colectivo de Transición
“Se valorará más a las personas
que a las cosas. El tiempo será
una moneda de valor”
“El campo estará más poblado.
Las personas cuidarán la tierra,
pues será fuente de alimentos y
energía”
“Será una localidad más
productiva, donde comeremos
aquello que produzcamos.
Existirá el trueque y el mercado
local”
“Un futuro más social y colaborativo.
Será una comunidad más unida y
armoniosa con los demás y con el
entorno. En general, me imagino una
sociedad con más conciencia”
“Crearemos una Hermandad de ayuda mutua.
Tendremos un compostadero comunitario.
Aislaremos los edificios por dentro. En vez de
árboles ornamentales, tendremos frutales.
Tendremos fiestas para celebrar la fructificación.
Cederemos espacios comunitarios para
almacenes, secado de alimentos… Y agua solar
en los tejados.”
“Las relaciones humanas serán
más estrechas: más solidaridad y
colaboración”
“Tendremos transporte
compartido, bicicletas, coches
compartidos con aceite reciclado,
caballos y carretas”
“Serán comunidades más armónicas,
unidas por la solidaridad y el consenso
en la superación de obstáculos,
búsqueda de nuevas vías y toma de
decisiones.”
“Funcionaremos con cooperativa
de consumidores/productores
responsables. Intercambio, y no
comer lo que viene de lejos”
“Recobraremos antiguos oficios.
Daremos mayor auge a la soberanía
alimentaria.Tendremos una
administración cercana. Espiritualiad
unida a la Tierra y su respeto.
Aumentaremos los recursos
energéticos”
“Intercambio y trueque. Ayuda
mutua. Fabricaraemos vestidos
hechos con plantas y lana de
oveja”
“Nos adaptaremos al medio.
Optimizaremos sus recursos.
Aprovechamiento de recursos y
ecoeficiencia. No repetiremos errores.
Conciencia social”
“Reciclaremos nuestras aguas
grises y recogeremos agua de
lluvia. La calentaremos con el
sol”
“Intercambiaremos materiales y
habilidades. Nos ayudarmos entre
vecinos, de fuertes a débiles, de
pudientes a menos pudientes”
“Se desarrollarán actividades
artesanales más especializadas
que facilitarán el intercambio y
garantizarán cubrir necesidades
básicas”
“Todos los recursos repartidos
por igual entre todos.
Trueque”
“Una comunidad donde la importancia de
los tópicos como el dinero, el poder o la
información, será menor”
“Trabajaremos como una red en la
cual hubiera multitud de puntos de
contacto entre las personas, que
nos permitirá poder llegar a ser
más libres y más conscientes”
“Pueblos conectados por carrilbici. Producción local y consumo
mínimo. Se potenciarán
capacidades creativas y
artísticas”
“Más frecuencia del
transporte público. Energía
transportada por el H2”
“Una comunidad con más bicicletas,
coches eléctricos. Más trueque de
bienes y servicios. Cultivos y
elaboración de productos ecológicos.
Menos dependencia de la energía
nuclear”
“En la construcción y reparación
de las viviendas participarán
vecinos y pobladores cercanos.”
“Habrá ciudades más pequeñas, o pueblos.
Regresaremos a la Naturaleza de forma más
directa. Volveremos a las mismas pautas de
solidaridad que en el presente.”
“A la gente se la ve más feliz.
Mucha gente va andando y en bici.
Se comparte mucho más y todo se
hace en grupo.”
“Viviremos más con nuestros
vecinos. Hay actividades de
grupos que se juntan a cantar, a
bailar, hacer huertos o compartir”
“El aire está muy limpio, el agua
también. Los coches funcionan
con motores limpios y silenciosos.
Los jardines están exuberantes”
“El grupo humano será más
solidario, menos individualista,
mayor comunicación personal,
directa y auténtica”
“Una red de comercio y trueque directo.
Reformaremos las viviendas para
mejorar su eficiencia. Recuperación y
utilización de los recursos naturales
locales”
“Generaremos energía
aprovechando los saltos de
agua. Repoblaremos zonas
antiguamente pobladas”
“Un huerto solar abatecerá el escaso
gasto comunitario, y un ordenador que
concectará los pueblos del entorno para
compartir experiencias”
“Tendremos más armonía y transparencia,
contacto y ayuda mutua. Mayor justicia.
Una comunidad más pacífica y alegre,
participativa, generosa y sincera.”
“Nuestras fuentes de energía
serán el sol, la biomasa y la
trancción animal”
“Tendremos trueque y moneda
local. Industria alimentaria local.
Una comunidad en proceso de
aprendizaje continuo
“Recuperaremos el sentido
sagrado de las cosas, las
acciones, la providencia…”
www.movimientotransicion.pbworks.com
[email protected]
Descargar

“Se valoraría más a las personas que a las cosas. El tiempo sería