Óptica divina
DIOS nos mira diferente a como nos
miran los demás o como nos
miramos nosotros mismos.
La mirada de Dios es restauradora,
puede cambiar la vida de un hombre
ordinario en extraordinario.
MIRANDO A LA MANERA DE
DIOS
ISAIAS. 55.8-9
8.Porque mis
pensamientos no
son vuestros
pensamientos, ni
vuestros
caminos mis
caminos, dijo
Jehová.
9. Como son más
altos los cielos que
la tierra, así son
mis caminos más
altos que vuestros
caminos, y mis
pensamientos más
que vuestros
pensamientos.
VISIÓN Y DETERMINACIÓN
VISIÓN ACOMPAÑADA DE LA
ACCIÓN TRANSFORMA.
DIOS NOS ENVÍA GRANDES
VISIONES.
MIRANDO A PEDRO
Las
personas
lo
veían: Tosco, brusco
ordinario, insolente,
vulgar.
DIOS lo vio diferente,
después de la mirada
de Jesús, Pedro,
lleno
del
Espíritu
Santo predicó frente a
más
de
3000
personas
y
se
convirtieron.
Una mirada de
Dios lleva a un
pescador
ordinario a ser
una
persona
extraordinaria y
a enfrentarse a
multitudes.
DIOS NOS MIRA
A través de los
ojos de la fe, amor
y esperanza.
En la mirada de
Dios hay poder.
El es padre y nos
mira
en
lo
potencial.
Esperanza:
El
amor
todo
lo
espera.
Jueces 6:11-14
La
historia
de
Gedeón.
Entonces
vino
el
ángel de Jehová
Gedeón
estaba
sacudiendo el trigo en
el hagar.
Jehová está contigo,
varón esforzado y
valiente.
GEDEÓN
14.Y
mirándole
Jehová le dijo: Ve
con esta tu fuerza,
y salvarás a Israel
de la mano de los
madianitas.
Triste
situación
estaba
pasando
Israel por darle la
espalda a Dios.
Gedeón. Tuvo temor.
El temor de Gedeón
representa a nuestra
humanidad llena de
temores,
dudas,
frustraciones, sin fe,
sin
esperanza,
acostumbrada
al
fracaso y al miedo.
GEDEÓN
Dios miró a Gedeón
como el guerrero
esforzado y valiente.
La vida de Gedeón
cambió por la mirada
de Dios.
El corazón, la vida y
el destino de Gedeón
se transformó ante el
encuentro con Dios.
6.14 Mirándolo Dios
le dice:
Del temor al valor.
De la debilidad a la
fortaleza.
Del miedo a la
conquista.
Valientes; esforzados,
conquistadores y más
que vencedores en
Cristo Jesús.
DIOS TE MIRA LLENO DE
GRACIA
Sabio,
conquistador
y
exitoso en todo lo
que realices.
Dios me mira .
Valiente, esforzado
y prosperado.
Dios
me
mira.
Sabio, inteligente,
creativo,
bien
amado
y
bien
Como
nos
miramos
a
nosotros
mismos.
De acuerdo a las
malas
experiencias que
hemos tenido en
la vida.
Como nos miramos a nosotros
mismos
¿Qué pasa por tu
mente?
Cuando te salió
mal un negocio, te
frustraste, te diste
por vencido y no
hiciste nada. Te
resignaste a la
mediocridad.
Dios es amor y es
especialista en
levantar a los
caídos.
Las mejores
empresas no se
han establecido.
Dios está
restaurando a sus
siervos con poder
y autoridad.
Nos miramos
¿Nos creemos las
maldiciones?
Tú eres un pobre, un
lisiado, un fracasado,
Un inútil. Estás
marcado como un
desventurado.
Por eso algunos
nunca iniciaron nada.
Tú no sirves
para nada, eres
una vergüenza.
No fuste capaz
de entrar a la
tierra prometida
y tomar posesión
de ella.
Como DIOS TE MIRA
Bienaventurado,
exitoso, en todo lo
que emprendas.
Levántate, Retoma
el vuelo.
Retoma ese
sueño. Dios va
adelante para
bendecirte.
Levántate tú
que duermes y
te alumbrará la
luz de Cristo,
su bendición y
gracia se
derramará
sobre tu vida.
COMO MIRAMOS A LOS DEMÁS
I Samuel 16. 7
Dios envió al
profeta Samuel
para ir a la casa
de
ISAI
y
escoger
al
hombre que va a
ser ungido como
Rey de Israel.
No mires a su
parecer…Porque
yo lo desecho.
El hombre mira
lo
que
está
delante de sus
ojos,
pero
Jehová mira el
corazón.
El hombre mira lo
natural, humano y
superficial.
Dios
mira
lo
interno.
Miramos a los
demás
con
nuestros
ojos
naturales.
Samuel miró a los
hijos
de
Isaí
hermosos, robustos,
y bien parecidos.
Dios le dijo ninguno
de ellos es. Pero
cuando trajeron a
David; sudoroso, con
apariencia
distinta,
Dios le dijo, éste es.
UNGELO como Rey
de Israel.
COMO MIRAMOS A LAS
PERSONAS
Samuel miró; La
pequeñez, el sudor
y olor de David,
pero se sujetaba al
mandato de Dios.
Dios vio en David
su corazón, vio al
dulce cantor de
Israel.
Los ojos del amor,
la
fe
y
la
esperanza.
Realeza en los:
marginados
alcohólicos
drogadictos.
Dios
te
ha
entregado a tu
familia para ver la
realeza en cada
VER A LOS DEMAS A LA MANERA
DE DIOS
Dios nos llama a ver
con
los ojos del
amor, fe y esperanza
San Lucas 19:1- 9
Jesús y Zaqueo.
Zaqueo. Jefe de los
publícanos, quiso ver
quien era Jesús, se
subió a un sicómoro.
Jesús
mirando
hacia arriba le dijo.
Todos murmuraron
que entraba en la
casa
de
un
abusador,
oportunista.
Zaqueo viene de
saqueador.
JESUS miró a
Zaqueo con otros
ojos y la vida de
Zaqueo
cambió
radicalmente.
La mirada de Dios
tiene el poder de
transformar lo que
parece imposible
para el hombre.
Un joven invitó a un
amigo una jornada
evangelística, pero el
amigo se arrepintió y
se principió a retirar,
en eso llegaba Palau
y miró al joven con
amor y ternura, y por
esa mirada se quedó
y se entregó a Cristo.
ESA MIRADA DE
DIOS
ESTÁ
EN
CADA
UNO
DE
NOSOTROS.
El
mundo
está
esperando
esa
mirada.
Esa mirada que lleve
amor, fe, esperanza.
En
el
Espíritu
Santo en nosotros
está el amor, fe,
esperanza.
NO
TE
DETENGAS, UNA
MIRADA DE FE
PUEDE SALVAR
AL PECADOR.
COMO LOS MIRAMOS LOS
TRATAMOS
¿Cómo tratas a los
tuyos? Tus hijos, tus
trabajadores.
son
menospreciados,
los
tratas mal por tener
algunos defectos.
Dios nos ha entregado lo
mejor.
Los mejores, hijos, la
mejor esposa, el mejor
esposo está en tu familia.
En EEUU en una de
las escuelas más
problemáticas
eligieron a
10
alumnos
más
indisciplinados
y
peores calificaciones.
Los llevaron a otra
escuela, Pero dijeron
que eran
Lo mejor de lo mejor.
Terminaron siendo los
mejores alumnos de
la escuela.
Los trataron como
debían de tratarlos.
Los miraron con una
mirada que restaura,
levanta, que edifica,
que fortalece.
¿Cómo miras a
tu
liderazgo,
como miras a
los tuyos?
¿Cuántas
expresiones de
desagrado les
muestras?
LA MIRADA DE DIOS
UNA MIRADA DE FE ES LA QUE PUEDE
SALVAR AL PECADOR.
UNA MIRADA DE FE, ESPERANZA,
AMOR IMPACTA EN LA VIDA DE LAS
PERSONAS.
UNA MIRADA DE FE
VERDADERAMENTE TRANSFORMA
Descargar

descargar aquí - Aguilas en las Alturas