Caps. 18-19-20-21
4º Grado de Oración
La oración de unión
Nuevos valores
de la vida cristiana
El capítulo: 20º.
Trasformación de la vida personal.
Nuevos valores de la vida cristiana.
El capítulo 21:
En la atalaya de las verdades.
la nueva oración es ya
lluvia del cielo
Reparte la fruta
CAPÍTULOS 18-21: Esquema general
4º Grado: La Oración de unión
No trazado lineal sino más bien un giro en espiral
•Cap. 18: Ingreso en la plena unión.
– Fuerte experiencia de la presencia de Dios.
– Una palabra interior. "Ya no es ella la que vive, sino Yo".
•Cap. 19:
– Efectos. Nuevo estado de vida:
– fortaleza,
– amor a los otros,
– fuerza de los sacramentos.
– Dos peligros que acechan al místico:
– falsa seguridad de sí mismo;
– y falsa humildad.
•Cap. 20: Vida en la unión.
–
–
–
–
Arrobamientos.
Pena de ausencia: '¿Dónde está tu Dios?'
Servicio como abanderada
Señorío grande.'Reparte la fruta del huerto".
•Cap. 21: Vuestra soy.
– Posesa de Dios, pero peregrina, cautiva en tierra ajena.
– Profeta de Dios. Como Pablo y la Magdalena en el fuego de amor.
– Presagio de lo escatológico.
CAPÍTULO 20:
La vida desde el éxtasis
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 20: La vida desde el éxtasis
Los argumentos tratados son tres.
 Qué es arrobamiento y cuáles sus
efectos.
 En qué consiste la pena de
ausencia de Dios.
 Cuál es la nueva tabla de valores
en la vida de Teresa y del místico.
CAPÍTULO 20: La vida desde el éxtasis
4º Grado: La Oración de unión
Qué es arrobamiento y cuáles sus efectos.
“Coge el Señor el alma, digamos ahora, a manera
que las nubes cogen los vapores de la tierra, Y
levántala toda de ella... y sube la nube al cielo y
llévala consigo, y comiénzala a mostrar cosas del
reino que le tiene aparejado. No sé si la
comparación cuadra, mas en hecho de verdad ello
pasa así" (n. 2).
Y "...viene un ímpetu tan acelerado y fuerte, que
veis y sentís levantarse esta nube o esta
águila caudalosa y cogeros con sus alas" (n. 3).
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 20: en qué consiste la pena de ausencia de Dios.
“Muchas veces a deshora viene un deseo que no
sé cómo se mueve, y de este deseo, que penetra
toda el alma en un punto, se comienza tanto a
fatigar, que sube muy sobre sí y de todo lo
criado, y pónela Dios tan desierta de todas las
cosas, que por mucho que ella trabaje, ninguna
que la acompañe le parece hay en la tierra, ni
ella lo querría, sino morir en aquella soledad" (9).
Percibe a Dios como "bien que en sí tiene todos los bienes", pero
" lejísimo” (9); a la vez que se siente "necesitadísima" de Él (11)
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 20: los efectos de esta oración
Los efectos que esto hace son grandes: lo uno,
muéstrase el gran poder del Señor y cómo no
somos parte, cuando Su Majestad quiere, de
detener tan poco el cuerpo como el alma, ni somos
señores de ello; sino que, mal que nos pese, vemos
que hay superior y que estas mercedes son dadas
de El y que nosotros no podemos en nada nada, e
imprímese mucha humildad(V 20,7 ).
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 20: los efectos de esta oración
También deja un desasimiento extraño, que yo no podré decir
cómo es. Paréceme que puedo decir es diferente en alguna
manera, porque ya que estén cuanto al espíritu con todo
desasimiento de las cosas, aquí parece quiere el Señor el mismo
cuerpo lo ponga por obra, y hácese una extrañeza nueva para
con las cosas de la tierra, que es muy penosa la vida. ( V 20,8 ).
4º Grado: La Oración de unión
•nueva tabla de valores
dimensión teologal
•lo siente entrañado en la propia vida:
•vive su "recio martirio sabroso”
•levantar la bandera por Dios
su relación con todo lo creado, personas y cosas.
•"querría dar voces para dar a entender verdades...
•"Fatígase del tiempo en que miró puntos de honra,
•"Ríese de sí, del tiempo que tenía en algo los dineros y
codicia de ellos..." (27).
•"Ve de los deleites tan gran ceguedad, y cómo con ellos
compra trabajo, aun para esta vida, y desasosiego. ¡Qué
inquietud! ¡Qué poco contento! ¡Qué trabajar en vano!" (28).
En definitiva, Teresa ha adquirido un nuevo concepto
y nueva experiencia de lo que es señorío y libertad en la vida
Hácese una extrañeza nueva para con las cosas
de la tierra, que es muy penosa la vida. (V 20,8)
4º Grado: La Oración de unión
Ya no quiere querer,
ni tener libre albedrío no querría,
y así lo suplica al Señor.
Dale las llaves de su voluntad.
Hele aquí el hortelano hecho alcaide.
No quiere hacer cosa,
sino la voluntad del Señor,
ni serlo él de sí ni de nada ni de un pero de
esta huerta, sino que, si algo bueno hay
en ella, lo reparta Su Majestad; que de
aquí adelante no quiere cosa propia, sino
que haga de todo conforme a su gloria y a
su voluntad. (V 20,22)
Aquí se gana la verdadera humildad,
para no se le dar nada de decir bienes de sí,
ni que lo digan otros.
Reparte el Señor del huerto la fruta y no ella,
y así no se le pega nada a las manos.
Todo el bien que tiene va guiado a Dios.
Si algo dice de sí, es para su gloria.
Sabe que no tiene nada él allí y,
aunque quiera, no puede ignorarlo,
porque lo ve por vista de ojos, que, mal que le pese,
se los hace cerrar a las cosas del mundo, y que los
tenga abiertos para entender verdades. (v 20, 29)
CAPÍTULO 21
Final del cuarto grado de oración.
En la atalaya de las verdades.
"Bienaventurada alma
que la trae el Señor
a entender verdades"
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 21 Final del cuarto grado de oración.
En la atalaya de las verdades.
» Estampa de sí misma en esa atalaya
» "Acaba este postrer grado de oración",
En el trazado del capítulo no predomina la lógica
sino la emoción.
Con desarrollo rápido e impetuoso.
En él se pueden seguir claramente tres planos:
 La acción de Dios sobre el místico (sobre Teresa)
 El autorretrato de ella a esa altura de la vida
 Rasgos fisonómicos del místico del cuarto grado.
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 21 Final del cuarto grado de oración.
En la atalaya de las verdades.
la acción de Dios sobre el
místico (sobre Teresa)
• Es el hecho salvifico fundamental.
• Percibir esa acción divina es la
quintaesencia de la experiencia del místico.
• Es su típica experiencia de la gracia de
Él, que parecía quedar en sordina, como si
esa gracia fuese sólo una componente
secundaria de la vida del creyente en
Cristo.
• En el místico, en cambio, pasa esa gracia
a primer plano.
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 21 Final del cuarto grado de oración.
En la atalaya de las verdades.
el autorretrato de ella a esa
altura de la vida
•
•
•
•
•
•
•
su vivencia teologal,
su nueva clarividencia mental,
su sobredosis de fuerzas morales,
la urgencia de los deseos,
su extraño anhelo de libertad,
su nuevo enclave social,
su inexorable inserción "en la farsa de la vida", en
la que no hay seguridad para la amistad (1), y en la
que, en cambio, vige una constante sujeción a lo
material, incluso al comer y dormir...
• su "parresía“, su osadía al hablar con Dios.
• la mezcla de intimidad y respeto ante el Amigo
Dios.
CAPÍTULO 21 Final del cuarto grado de oración.
rasgos fisonómicos del místico del cuarto grado.
4º Grado: La Oración de unión
el orante adquiere personalidad bien definida
• Con clara visión de sí mismo y de su emplazamiento
terrestre y social
• Capaz de relativizar lo efímero y valorar lo absoluto.
• La experiencia mística está lejos de hacer de él un
ausente o un trasnochado.
• Es capaz de responsabilizar a los gobernantes de lo que
pasa en la sociedad.
• El místico se siente investido de funciones de profeta,
como un vocero de Dios.
• Enclavado y encarado con las realidades terrestres.
• En la apreciación de Teresa, dos arquetipos del místico
serían Pablo y la Magdalena: hombre y mujer.
• A la vez, el estado del místico tiene algo de anticipo
escatológico.
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 21: cuarto grado de oración.
La acción de Dios.
Teresa está convencida de que la acción de Él puede hacer en
un momento lo que ella misma no lograría en años y años de
tesón:
"verdad es que de manera puede obrar el
Señor en el alma en un rapto de éstos, que
quede poco que trabajar al alma en adquirir
perfección" (8).
"el por qué lo hace Su Majestad es porque
quiere, y a quien quiere hácelo, y aunque
no haya en ella (en el alma) disposición, la
dispone para recibir" (9).
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 21: cuarto grado de oración.
La acción de Dios. El alma, se siente a sí misma de Dios
"Es alma suya.
Él la tiene ya a su
cargo. Y así le luce.
Porque parece
asistentemente la
está siempre
guardando para que
no le ofenda y
favoreciendo y
despertando para que
le sirva" (10).
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 21: cuarto grado de oración.
La acción de Dios.
"Aquí está mi vida, aquí está mi
honra y mi voluntad, todo os lo he
dado, vuestra soy, disponed de mí
conforme a vuestra voluntad" (5).
Vuestra soy, para Vos nací,
¿Qué mandáis hacer de mí?
Vuestra soy, pues me criastes,
Vuestra, pues me redimistes,
Vuestra, pues que me sufristes,
Vuestra, pues que me llamastes,
Vuestra, porque me esperastes,
Vuestra, pues no me perdí.
¿Qué mandáis hacer de mí?
Veis aquí mi corazón,
Yo le pongo en vuestra palma,
Mi cuerpo, mi vida y alma,
Mis entrañas y afición;
Dulce Esposo y redención
Pues por vuestra me ofrecí.
¿Qué mandáis hacer de mí?
Dadme muerte, dadme vida:
Dad salud o enfermedad,
Honra o deshonra me dad,
Dadme guerra o paz crecida,
Flaqueza o fuerza cumplida,
Que a todo digo que sí.
¿Qué mandáis hacer de mí?
Dadme riqueza o pobreza,
Dad consuelo o desconsuelo,
Dadme alegría o tristeza,
Dadme infierno, o dadme cielo,
Vida dulce, sol sin velo,
Pues del todo me rendí.
¿Qué mandáis hacer de mí?
Si queréis, dadme oración,
Sí no, dadme sequedad,
Si abundancia y devoción,
Y si no esterilidad.
Soberana Majestad,
Sólo hallo paz aquí
¿Qué mandáis hacer de mí?
Dadme, pues, sabiduría,
O por amor, ignorancia,
Dadme años de abundancia,
O de hambre y carestía;
Dad tiniebla o claro día
Revolvedme aquí o allí
¿Qué mandáis hacer de mí?
Si queréis que esté holgando,
Quiero por amor holgar.
Si me mandáis trabajar,
Morir quiero trabajando.
Decid, ¿dónde, cómo y cuándo?
Decid, dulce Amor, decid.
¿Qué mandáis hacer de mí?
4º Grado: La Oración de unión
CAPÍTULO 21: Anticipo escatológico.
Aquí son las verdaderas revelaciones en este
éxtasis y las grandes mercedes y visiones, y
todo aprovecha para humillar y fortalecer el
alma y que tenga en menos las cosas de esta
vida y conozca más claro las grandezas del
premio que el Señor tiene aparejado a los que le
sirven.
Plega a Su Majestad sea alguna parte la
grandísima largueza que con esta miserable
pecadora ha tenido, para que se esfuercen y
animen los que esto leyeren a dejarlo todo del
todo por Dios. Pues (si) tan cumplidamente
paga Su Majestad, que aun en esta vida se ve
claro el premio..., ¿qué será en la otra?“
2. Con noria y arcaduces
4. Con llover mucho
Cuatro maneras de regar el huerto
3. De un río o arroyo
1. Sacar el agua
de un pozo
(Esquemas del Libro de la Vida, ed. de Tomás Álvarez.
Monte Carmelo Burgos 2004)
CENTRO DE INICIATIVAS DE PASTORAL DE ESPIRITUALIDAD
Avda. Huelgas, 7 - 09001 Burgos –Tlfn. 947 26 42 67
www.cipecar.org
[email protected]
Descargar

4º Grado: La Oración de unión - Centro de Iniciativas de Pastoral de