IDENTIDAD Y ESPIRITUALIDAD
DEL EDUCADOR CATÓLICO
“…UN CAMINO Y UN ENCUENTRO”
Nos situamos en el mundo en estado de
emergencia humana
Ficha
Clínica
El paciente está
semi consciente
Pérdida de referentes.
No reconoce a nadie
Individualismos extremos
(yoísmo)
Sus signos vitales son muy débiles
Religiosidad difusa, identidad
difusa, pérdida del sentido de
Dios.
IDENTIDAD: poseer algo propio, algo que me
distingue del otro
RAE: conjunto de
rasgos o características
propios de un
individuo, de una
colectividad,
(o cosa) que los
caracteriza frente
a los demás
(los distingue de otras
en un conjunto)
Conciencia que una persona tiene
de ser ella misma
y distinta a los demás
1.- UN TESTIGO DE JESUCRISTO…
de su pedagogía !!!
requiere haber experimentado
un encuentro vivo con la
persona de Jesús
se es testigo de aquello que se
participa
atención amorosa al evangelio:
narrarlo personalmente
llegar a ser oyente de la Palabra
el Evangelio
como ley interior
paradigma ético
expresada hoy en los signos de
los tiempos
un agente de desarrollo humano
Jesús aparece en el escenario religioso
de su tiempo como uno más de estos
maestros de Israel. Por lo tanto,
viene a enseñar a vivir.
Por eso acepta ser llamado "Rabbí” Maestro- y se rodea de unos
seguidores - discípulos
para enseñarles a vivir de la misma
manera que él lo hace.
El Oriente y la
mentalidad de hace
dos mil años.
Los Maestros en Israel
eran laicos competentes,
que enseñaban a los
demás cómo encontrar y
cumplir la voluntad de Dios.
Eran, estudiosos de la
Ley, que enseñaban a
vivir de acuerdo al plan
divino.
Facilitaban hallar el sentido de la
existencia y la forma de cumplir la
propia vocación. Así, el maestro
llegaba a ser más importante que el
mismo padre.
Para un hebreo era mucho más
fundamental saber vivir que vivir, y
por lo tanto el
maestro tenía prioridad sobre el
mismo padre.
Jesús es el MAESTRO
Hillel o Shamái no contaban con una academia o un instituto, sino
que su propio
estilo de vida era lo que enseñaba.
Su ejemplo era más elocuente que sus palabras. Por eso, los
discípulos tenían que
convivir con su maestro, ya que, observándolo, era como aprendían
a vivir.
De esta manera se formaba una familia alrededor del maestro
Maestro, es uno de los pocos títulos que Jesús se atribuye a sí mismo (Jn
13,13). Sin embargo, Jesús se distingue de todos los otros maestros por
algunas características que lo hacen único:
-En aquel tiempo los discípulos tenían el derecho de seleccionar al maestro
que más les convenciera y conviniera. En el caso de Jesús, no es así. El
mismo escoge personalmente a cada uno de sus seguidores (Jn 15,16).
-El discipulado era tomado como una etapa temporal. Los discípulos de
Jesús lo siguen por toda la vida y no les está permitido volver atrás (Lc
9,62).
-Los discípulos entraban al servicio del maestro casi de la misma forma que
un esclavo servía a su amo. Jesús, por su parte, no los llama siervos, sino
amigos (Jn 15,15).
Los niños y las mujeres no eran considerados aptos para el discipulado.
Sin embargo, Jesús pide que los niños se acerquen a él (Mc 10,14) y un
grupo de mujeres lo siguen para aprender a vivir su vida (Lc 8,3).
-Los seguidores de un ilustre maestro, gozaban de fama y autoridad ante
el pueblo. Quien había sido instruido a los pies de Gamaliel, lo tenía
como un orgullo y así lo consignaba en su currículum vitae (Hech 22,3).
Por el contrario, Jesús no ofrece sino problemas, persecuciones y
calumnias (Mt 5,11). Así pues, aunque Jesús parece uno más de los
muchos maestros de Israel, se distingue de ellos al mismo tiempo. Como
todos ellos, enseñan a vivir, pero su estilo de vida tiene características
que lo hacen único entre los demás.
Jesús es el Buen Pastor (Juan 10, 1-21)
Él ama a sus ovejas, les busca los mejores pastos, las conoce,
llama por su nombre. Ellas lo escuchan y lo reconocen
Jesús los amó hasta el extremo (Juan 13, 1)
En el encuentro con las personas Jesús establece una relación personal.
Entra en el corazón de cada uno, por eso:
Perdona, sana, ilumina, consuela, fortalece, abre los ojos, resucita, pone de pié
Jesús enseña con autoridad (Mateo 7, 29)
¿con qué autoridad haces estas cosas?...¿quién te dio esa autoridad?
¿quién te avala o autentifica?
Su personalidad y su actuar es absolutamente idéntico a lo que dice y propone.
“oísteis que se dijo, …pero YO os digo…”
Su ser coincide con su misión
Jesús enseña con Parábolas (Marcos 4, 33)
No les enseñaba nada sin parábolas. Con ellas se acerca a la realidad y sencillez
de quien lo escucha.
Pone a sus interlocutores en situación de asombro.
Desde la vida cotidiana introduce en realidades profundas que invitan a un
cambio de vida y de paradigmas.
Desarrollaba el intelecto a través del pensamiento deductivo
Jesús enseña con preguntas: cree en la posibilidad
de cada persona de encontrarse con la verdad
(Juan 1,38): Para establecer puntos de contacto
¿qué buscan?
( Marcos 10, 18; Mateo 20,22): para iniciar y estimular el pensamiento
¿por qué me llamas bueno?
(Juan 6, 1-7) para probar el compromiso y el entendimiento espiritual
¿ dónde podríamos comparar pan para dar de comer a todos estos?
(Lucas 10,36): para ayudar a los discípulos a descubrir la verdad
¿ quién de los tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los asaltantes?
(Lucas 14,3: 13,2) para emplear la disputa, la argumentación la lógica
¿ se puede sanar en sábado, o no?
¿piensan que aquellos Galileos murieron así por ser más pecadores que los demás?
(Mateo 6,25; Lucas 6,39-41) para introducir una enseñanza.
¿ no vale más la vida que el alimento y el cuerpo que el vestido?
¿ puede un ciego guiar a otro ciego?
1.- UN TESTIGO DE JESUCRISTO…
de su pedagogía !!!
2.- UN AGENTE DE DESARROLLO HUMANO:
- Busca la verdad
- despierta la vida
- crea relaciones
- hace crecer
3.- UN ENRIQUECEDOR Y CREADOR DE CULTURA
Descargar

Identidad y espiritualidad del educador católico