Ejemplos de fe
Primer ejemplo
Lucas 7:1-10
1 Después que hubo terminado todas sus palabras al pueblo que le oía,
entró en Capernaum.
2 Y el siervo de un centurión, a quien éste quería mucho, estaba enfermo
y a punto de morir.
3 Cuando el centurión oyó hablar de Jesús, le envió unos ancianos de los
judíos, rogándole que viniese y sanase a su siervo.
4 Y ellos vinieron a Jesús y le rogaron con solicitud, diciéndole: Es digno
de que le concedas esto;
5 porque ama a nuestra nación, y nos edificó una sinagoga.
6 Y Jesús fue con ellos. Pero cuando ya no estaban lejos de la casa, el
centurión envió a él unos amigos, diciéndole: Señor, no te molestes, pues
no soy digno de que entres bajo mi techo;
7 por lo que ni aun me tuve por digno de venir a ti; pero di la palabra, y mi
siervo será sano.
8 Porque también yo soy hombre puesto bajo autoridad, y tengo soldados
bajo mis órdenes; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi
siervo: Haz esto, y lo hace.
9 Al oír esto, Jesús se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la gente que le
seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe.
10 Y al regresar a casa los que habían sido enviados, hallaron sano al
siervo que había estado enfermo.
¿Quiénes eran los centuriones?
Un centurión era un oficial del ejército romano que mandaba
cien hombres. La mayoría piensa que este soldado fue
parte de las fuerzas de Herodes Antipas.
Muchos de los centuriones mencionaron en el
Nuevo Testamento tenían admirables características.
Otros centuriones mencionados en la Biblia:
 Cornelio de Hechos 10:2,
 El centurión que protegió a Pablo y a
los otros prisioneros cuando el barco se
hundió. Hechos 27:43
Centurión Romano
¿Qué causó que Jesús se asombrara ante la fe
del centurión y las cualidades que este tenía?
1.- Un corazón lleno de compasión. En el versículo 2 vemos que él valoró
a su sirviente y en el versículo 5 que él amo la nación y ayudó a construir la
sinagoga.
2.- El mostró humildad en el versículo 6, El no fue orgulloso.
3.- Un entendimiento de autoridad. versículo 8
4.- Creencia de que Jesús tenía autoridad. (Versículo 7) Y eso asombró a
Jesús.
Vamos a ver la diferencia de este ejemplo de fe con el
segundo. Aquí vemos un contraste real, porque las siguientes
personas no tenía fe.
Segundo Ejemplo
Marcos 6:45-52
45 En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida,
en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud.
46 Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar;
47 y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra.
48 Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la
cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles.
49 Viéndole ellos andar sobre el mar, pensaron que era un fantasma, y gritaron;
50 porque todos le veían, y se turbaron. Pero en seguida habló con ellos, y les dijo:
¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!
51 Y subió a ellos en la barca, y se calmó el viento; y ellos se asombraron en gran
manera, y se maravillaban.
52 Porque aún no habían entendido lo de los panes, por cuanto estaban
endurecidos sus corazones.
¿Qué cualidades mostraron
los discípulos?
1.- Estaban llenos de orgullo. Sabemos que aun luchaban con esto
porque después de esto, discutieron entre ellos sobre quien era él más
grande.
Recuerda que la humildad es ser capaz de ver quien es Dios y quienes
somos en nuestra relación con El.
2.- Es obvio que ellos no entendían la autoridad porque llevaban un
buen rato discutiendo sobre la autoridad que ellos “tenían”
3.- Ellos tampoco entendían la autoridad de Jesús. En el versículo 52
dice, que ellos no habían entendido sobre la multiplicación de los panes.
Tenían un corazón duro.
¿Que es un corazón duro?
En las escrituras, se le llama necio y usualmente es alguien
que ha visto la evidencia, pero decide no creer.
Un ejemplo de esto fue el Faraón. Él vio la evidencia del poder de Dios,
pero escogió endurecer su corazón y se negó a creer.
Los discípulos habían visto la evidencia de la
multiplicación de los panes y los peces pero endurecieron
sus corazones. Se negaron a creer en la autoridad de
Jesús.
Al ver estos dos ejemplos de fe de la palabra
de Dios, surge la siguiente pregunta.
Hemos visto los milagros de Dios para nosotros y aun así,
¿nos negamos a creer que Él hará estos milagros por
nosotros en nuestro levantamiento de finanzas o en otras
situaciones en las que nos encontramos?
Queremos que Jesús se asombre de nuestra fe? Si es así,
debemos ser como el centurión.
 Debemos escoger humillarnos,
 Entender que necesitamos vivir bajo su autoridad,
 Y debemos creer que Jesús es el único con autoridad.
Reflexión
¿En que área de tu vida tienes un corazón duro?
¿Tienes un problema con el orgullo? ¿En que áreas de tu
vida necesitas trabajar en la humildad?
¿Sientes que estás viviendo bajo la sumisión de la
autoridad de Jesús en cada área de tu vida?
¿Cuándo las cosas van mal, a que te inclinas primero?
Descargar

Ejemplos de fe