SERVICIO SOCIAL DRA CLOWN
Generar un espacio donde jóvenes que estén
desarrollando su servicio social realicen un
acompañamiento a los grupos de población
vulnerable que no tienen red de apoyo, en
donde la alegría y la risa son el medio por el
cual desarrollan actividades como música,
juegos, labores manuales, escucha y mucha
ternura; solidarizándose con esta realidad y de
esta forma adoptar una postura responsable
con un acompañamiento permanente.
Objetivo
EXPERIENCIAS
TRANSFORMADORAS
•
Agridulce diría yo… todo comenzó mientras yo
caminaba al salir del hospital… Yo trate de ser lo
mas sincero posible Ir, visitar, hacer reír y después
sentirse cansado vacío…
•
Al principio no entendía que todo era mas que risa.
Era mas un trabajo de ayuda, de saber escuchar y
de entrega….
•
Por mas que trataba no lograba una satisfacción
porque sentía que no quería dejar ese mundo que
me daba tanto, sin decirme nada, una mirada, un
gesto y todo cambia … Una comunicación con los
ojos.
Ese día, el sol estaba haciendo brillar todas
las flores, y los reflejos en el agua solo me
provocaban satisfacción. Me acerque a ella y
era como si el cielo se hubiera bajado a mis
pies… La alegría, esa hermosa sensación de
olvidar los momentos tristes se había vuelto
parte de mi alma y de mi corazón. Me
despedí y una sonrisa en su rostro quedo.
Imagínate un mundo lleno de alegría, risa,
amor y sinceridad, donde la gente es
solidaria, responsable y donde existen
enormes helados. Este es mi mundo y acá
todos se ayudan entre si, todos se
comunican, escuchan y comparten… Este
mundo es real y solo para entrar en el tienes
que entregarte toda tú alegría, este es el
mundo en el que vivo.
Att: El Payaso
Se abrió el ascensor y desde ahí, ya se podía
escuchar las risas de los niños, expresaban
una alegría fenomenal, que no se veía en
ningún otro hospital. Me hablaban con tanta
sinceridad, que los ojos brillaban. Me
provocaba abrazarlas y quedarme toda la
tarde hasta ver el sol dar su ultimo aliento.
No había mas satisfacción que entregar el
corazón mutuamente. A veces no sabia si
llorar o reír pero fueron mil emociones, mil
sensaciones en un tiempo limitado.
Todo era nuevo. Teníamos un mundo nuevo para
explorar y un compromiso por cumplir, cada vez que
íbamos al hospital lo que mas pensábamos era en risa
pero también poco a poco nos dimos cuenta que a
veces
podíamos
brindarles
ayuda,
amor
o
sencillamente escuchar lo que los niños nos decían con
solo una sonrisa, sentíamos gran alegría de ver que
algo tan pequeño producía gran satisfacción. A medida
que avanzábamos, la comunicación se hacia mas fácil y
la entrega era mas grande, mas honesta , mas sincera.
Esto nos deja un sabor agridulce, porque nos traía
felicidad pero ver niños enfermos nos deja una
amargura… en fin pudimos ver que este acto de
responsabilidad nos deja para siempre un recuerdo en
nuestros corazones.
Había una vez una niña que lo tenia todo en la vida:
ropa, comida, juguetes… Sus padres la querían
mucho pero nunca estaban con ella, lo cual hacia
que se sintiera bastante sola. Un día se encontró
con el hospital y vio lo duro de la enfermedad, vio
como ella podía alegrar a los niños del hospital. Con
esta experiencia ella aprendió a compartir a
escuchar y a ser comprensiva a ser solidaria y a
comunicar sus sentimientos y pensamientos con los
demás. Todo esto se lo trasmitió a sus papas y
compartieron mucho mas tiempo.
Descargar

Diapositiva 1