“Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él
respondió: Jacob. Y el varón le dijo: No se dirá más
tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado
con Dios y con los hombres, y has vencido. ”
Génesis 32:27-28
Cuando era pequeño, mi nombre me sonaba muy común en
comparación de los nombres de mis compañeros de la
escuela. Recuerdo que pensaba -a mí me hubiera gustado
llamarme Jonatan o algo así más de alcurnia - , hasta que
alguien me dijo; ¡tú nombre es muy bonito!, ¿Qué no sabes lo
que significa? -No- respondí. ¡Significa hombre poderoso!,
me sentí muy alagado por lo que habían declarado mis
padres sobre mí vida, me gustó la idea de algún día ser un
hombre poderoso.
Más las cadenas generacionales declaraban otra cosa sobre
mí vida, ¡ Es buen hombre, pero es borracho ! , ¡Tiene buen
corazón, pero no lo deja la uva ! , ¡ El no tiene la culpa, fue lo
que vio en su casa!
Estas frases han estado dentro de mí familia durante
generaciones y yo inminentemente les iba a hacer honor.
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá al mundo y
Será glorificado.
“Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él
respondió: Jacob. Y el varón le dijo: No se dirá más
tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado
con Dios y con los hombres, y has vencido. ”
Génesis 32:27-28
¿Quién dice que los tiempos bíblicos han acabado?, Si aún
le ponemos nombres a las personas debido a sucesos o a lo
que se convierten. Así como a Sarai, Abram y Jacob les
fueron cambiados sus nombres a Sara, Abraham e Israel.
De igual manera el mundo cambió mi nombre de Ricky a
“Drinky” y me hacia sentirme poderoso, pero solo cuando
estaba adormecido y no me alcanzaba mi conciencia.
Y sintiéndome cada vez más, y más poderoso, cavé mi pozo.
Ese nombre, acabó con éste hombre. Hasta que el Señor me
llamó a la tumba por mi verdadero nombre. – Aun me
taladra los tuétanos el escuchar “Te he llamado por tu
nombre, tu me perteneces”No reconocí Su voz pero mi espíritu lo hizo, le recordó que
había aun mucha vida para éste hombre, y que Él es quien
da los nombres , y no los hombres.
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá al mundo y
Será glorificado.
“Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él
respondió: Jacob. Y el varón le dijo: No se dirá más
tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado
con Dios y con los hombres, y has vencido. ”
Génesis 32:27-28
El Señor nos ha redimido, y cambiado nuestro nombre.
Veamos si esto te suena familiar:
¿Qué no es ese el muchacho que era un caso perdido?
-Sí, pero ya se ha convertido¿Qué no es ese el que golpeaba a su esposa? ,
-Sí, pero ahora le da rosas ¿Qué no es ese el pandillero?
-Sí, pero hoy es misionero –
¿Qué no es ella la que regalaba su amor?
-Sí, pero ya encontró Su amor-
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá al mundo y
Será glorificado.
“Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él
respondió: Jacob. Y el varón le dijo: No se dirá más
tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado
con Dios y con los hombres, y has vencido. ”
Génesis 32:27-28
¿Qué no es ese Saulo, el asesino de Cristianos?
-Sí, pero Dios le ha puesto Pablo, para hablarle a sus
hermanos –
Solo el Señor conoce tu verdadero nombre y no los hombres.
No importa donde naciste, no importa lo que viviste, El te ha
puesto nombre para asombro de los hombres, al fin y al cabo
recuerda que todo es por Su nombre.
Recibe esto de un simple hombre que hoy tiene un nuevo
nombre.
¿Y tú ya conoces tu verdadero nombre?
Dios los bendice hoy……………………..
Júbilo hay por fin
En la tierra, el Rey
Salvador ha llegado.
Unirá al mundo y
Será glorificado.
<°))))))><……………Por: Richy Esparza
Recordad no más las cosas pasadas. Oh
Israel, he aquí Yo hago cosa nueva, abriré
Caminos en el desierto para este pueblo que
He creado para mí, mi escogido. Lo qué hago
Yo ¿Quién lo estorbará?,Yo anuncié y Salvé.
Descargar

Te he llamado por tu nombre